Último momento

El Gobierno le cambió el nombre al edificio de la AFI: se llamará “José Hernández”

José Hernández
José Hernández

En medio de los cambios por los que atraviesa el organismo, el Gobierno decidió este martes cambiarle el nombre a la sede la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que hasta el momento era conocida como edificio “Martínez de Hoz” y ahora pasará a llamarse “José Hernández” en homenaje al autor del Martín Fierro. La medida fue dispuesta a través de la Resolución 902/2020 que se publicó hoy en el Boletín Oficial.

Con la firma de su interventora, Cristina Caamaño, y críticas hacia esa familia, se ordenó que las instalaciones ubicadas sobre la calle 25 de mayo al 11, frente a una de las esquinas de la Casa Rosada, reciba esta nueva denominación.

Para justificar la iniciativa, en el documento se señaló que en el solar donde funciona la AFI, antiguamente se emplazaba el “Gran Hotel Argentino”, donde el recordado militar, político y escritor terminó de redactar su obra maestra, “un poema de gran trascendencia en la historia de la literatura” del país.

“Resulta doblemente gratificante reivindicar la figura del autor del famoso poema gauchesco al designar al presente edificio con su nombre y, en simultáneo, quitar de un sitio emblemático ubicado frente a la Casa de Gobierno y de la Plaza de Mayo, la figura de la familia Martínez de Hoz”, se resaltó en el documento.

Si bien reconocieron que este es un apellido “también de trascendencia en la historia nacional”, las autoridades del organismo de inteligencia señalaron que “el origen de la riqueza” de esta familia comenzó “a partir de negocios relacionados con el tráfico de personas destinadas a la esclavitud, cuyas ganancias permitieron la adquisición de las primeras hectáreas ubicadas en el sur de la Provincia de Buenos Aires”.

Además, recordaron que esas propiedades “luego se vieron multiplicadas gracias a los beneficios generados por la llamada ‘Conquista del Desierto'”, hasta que “el nieto del iniciador de la fortuna familiar, José Alfredo, en 1866, fue uno de los fundadores de Sociedad Rural Argentina y poco después del Jockey Club y del Club del Progreso, organizaciones de la sociedad civil que convocaban al grupo más selecto de los grandes terratenientes de la Argentina”.

Siguiendo en esta línea, las nuevas autoridades del organismo de inteligencia argumentaron que “el último integrante célebre” de este clan fue otro José Alfredo Martínez de Hoz, ex ministro de Economía, a quien calificaron como “un exponente de la complicidad civil de los gobiernos de facto de José María Guido y del llamado ‘Proceso de Reorganización Nacional´, iniciado el 24 de marzo de 1976″.

José Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía durante la última dictadura. (NA)
José Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía durante la última dictadura. (NA)

Asimismo, se señaló que en este edificio “se recibió y procesó la información de personas perseguidas por las Fuerzas Armadas y de Seguridad” durante las dictaduras, por lo que “no puede soslayarse el rol de los servicios de inteligencia en los procesos contrarios al Estado de Derecho y las consecuentes violaciones a los Derechos Humanos”.

En este sentido, la interventora de la AFI sostuvo que “a partir de la recuperación de la democracia”, se han “implementado sendas medidas de distinta trascendencia en relación a los principios de Memoria, Verdad y Justicia” que hacen necesaria una “revisión histórica integral, que alcance a los propios orígenes de la Patria” y no solamente “a los delitos contra la humanidad cometidos en el marco de terrorismo de Estado”.

Por esta razón es que consideraron que “reivindicar la figura del gaucho, como lo ha hecho José Hernández en su obra, es un reconocimiento a otros valores que fueron protagonistas de los orígenes” nacionales.

Consultado por Infobae, el abogado José Alfredo Martínez de Hoz, hijo del ex ministro de Economía, consideró que los argumentos del cambio de nombre son “una fabulación”. “La verdad es que me llamó la atención que la persona a cargo de la AFI tenga tiempo para ocuparse del cambio de nombre de un edificio en base a hechos supuestamente históricos”, expresó. “Por otro lado me preocupó que la AFI justamente tenga una información tan dramáticamente equivocada respecto de ciertos hechos. Dicen que un antepasado mío era esclavista o tratante de esclavos. No, era un comerciante de ramos generales, tenía un almacén. Era un tipo que vivía acá y vendía alimentos, muebles y artículos para el hogar.”

También se sorprendió con la mención a las hectáreas de campo en el sur de su familia en el comunicado. “A mí me encantaría tener o que mi familia hubiera tenido tierras en la Patagonia. Desafortunadamente nunca tuvimos ni una maceta. Ni mis antepasados lejanos, ni mi abuelo, ni mi padre, ni nada y menos con motivo de la Conquista del Desierto”, agregó. “Es una fabulación. Los campos que la familia tuvo fueron en la zona de Mar del Plata que fueron varios años más tarde”.

Y concluyó: “En definitiva la gente dice lo que se le da la gana pero los hechos son estos. Si en la AFI van a laburar de esta manera, sin tomarse el tiempo para chequear, tenemos un problema. No puedo dejar de sonreírme y a la vez preocuparme porque muestra la falta de profesionalismo. Alguna gente lo ha dicho antes pero es una fabulación. Es claramente algo que han copiado de alguna parte”.

Seguí leyendo:

El oficialismo posterga el proyecto de impuesto a la riqueza y no descarta aceptar modificaciones

“Antonio Cafiero, el estadista bonaerense”: un recorrido por su gestión en la provincia de Buenos Aires