Último momento

Coronavirus en Argentina: ¿cuánto se presupuestó y ya se gastó en la lucha contra la pandemia?

Made with Flourish

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria, el 20 de marzo, los anuncios del gobierno nacional para enfrentar la pandemia se multiplicaron. Programas de ayuda social, créditos, subsidios, bonos y transferencias de refuerzo a distintos organismos. ¿A cuánto asciende el dinero que el Ejecutivo dispuso para la lucha contra el coronavirus? ¿Y cuánto de ese monto efectivamente se ejecutó?

Según el análisis que la Unidad de Datos de Infobae realizó sobre una serie de informes elaborados por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) -un organismo técnico de análisis fiscal que brinda soporte a los legisladores y publica informes en su página web-, las medidas anunciadas para afrontar la crisis suman en total $1,37 billones.

Esta cifra que aparece gigantesca equivale al 4,84% del Producto Bruto Interno, según la última estimación de $28,5 billones de PBI calculado por la OPC para 2020.

Ese monto de $1,37 billones se compone de $607.857 millones incluidos en decretos y decisiones administrativas ya incorporados al Presupuesto nacional, más casi $195.000 millones correspondientes a anuncios cuya norma legal aún no fue dictada. “Un anuncio con respaldo legal es aquel que tiene una norma, no solo funcionario diciéndolo, con un presupuesto asignado. Es distinto de una promesa a futuro. Para elaborar los informes, buscamos las normas que le dan respaldo a cada anuncio, y también si hay un crédito asignado. Como este año tenemos una prórroga de presupuesto, las medidas se van incorporando con reasignaciones presupuestarias", explicó Pablo Barousse, analista de la OPC, a Infobae.

Los informes de la OPC se basan en los anuncios oficiales de funcionarios, los decretos y decisiones administrativas publicadas en el Boletín Oficial, y en el Sistema Integrado de Información Financiera del Ministerio de Economía. Desde la Oficina aclaran que la información es “dinámica” ya que se va actualizando por las nuevas normas que dicta el gobierno nacional en el marco de la pandemia, o modificaciones presupuestarias para atender gastos derivados de la emergencia sanitaria.

En esos $1,37 billones están incluidos, además, otros $571.774 millones sin impacto presupuestario, como son las garantías del Estado a los bancos privados para promover los créditos a las Pymes y monotributistas a tasas bajas o con cero interés.

Esos $607.857 millones para medidas ya instrumentadas representan un 2,14% del PBI. De este monto, entre abril y mayo, se ejecutó el 56%, según el análisis realizado por Infobae a partir de los informes de la OPC. Este porcentaje equivalente a casi $340.000 millones. Esto implica que el gasto real para luchar contra la pandemia, en estos dos meses, fue el 1,19 % del PBI.

Y según lo analizado por la OPC, por medidas de reducción impositiva a determinados sectores por la pandemia, el Estado dejó de recaudar un estimado de $80.000 millones.

Made with Flourish

En mayo, la lucha contra el Covid-19 se llevó $161.663 millones adicionales. "Sin esos gastos extraordinarios por la pandemia, los gastos primarios hubieran crecido casi 5 % en la variación interanual, en lugar de haber registrado una variación de 45,1%. O sea, casi la totalidad del incremento de los gastos primarios del mes pasado, en relación a mayo del año pasado, se explican por el Covid-19”, analiza Barousse.

A qué se destina la plata

La partida presupuestada de mayor monto es la que corresponde al pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una ayuda de $10.000 para monotributistas categorías A y B, trabajadores informales, personal doméstico, beneficiarios de la AUH, y quienes pueden demostrar no haber tenido ingresos desde que comenzó la pandemia.

El monto total destinado hasta ahora asciende a casi $180.000 millones, que incluyen los $90.000 millones previstos en la última decisión administrativa 997/20 publicada en el Boletín Oficial el lunes pasado. Esta última reasignación presupuestaria incluye el pago de la segunda ronda del IFE a 9 millones de personas. Ya comenzó a abonarse el 8 de junio, según informaron fuentes de la ANSES a Infobae. Según los informes de la OPC, a fin de mayo se habían ejecutado $80 millones. “El IFE que correspondía a abril se registró en la ejecución de ese mes. Pero el que correspondía a mayo, solo tuvo una ejecución mínima de $7.300 millones. Eso explica el aumento en la partida presupuestaria”, precisó Larousse.

Además de esta ayuda social, el Gobierno pagó un subsidio extraordinario por un monto máximo de $3.000 para jubilados que cobran la mínima y hasta $18.891, y beneficiarios de pensiones no contributivas que implican un total de $13.426 millones. Asimismo, dispuso otro monto o por única vez de $3.103 para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE), con una erogación de $13.941.

Made with Flourish

Créditos a Pymes y monotributistas

En el marco de la lucha contra la pandemia, el Gobierno implementó políticas de tipo crediticio e índole financiera para subsidiar la tasa de interés “El Estado ofrece la garantía estatal de esos créditos. El dinero que presta el banco no sale de las arcas del Tesoro, sino de la entidad bancaria”, explica Barousse.

Con este objetivo dispuso la creación del Fondo de Garantías Argentino (FoGAr) por un total de $56.000 millones destinado a facilitar el acceso al crédito de las Pymes, uno de los sectores más afectados por la pandemia. Asimismo, del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) con $11.812 millones, para bonificar el 100 %de la tasa de interés y del costo financiero de los créditos a tasa cero que se otorguen a monotributistas y autónomos, y avalar un porcentaje de los créditos que se otorguen a empresas.

Transferencias a las provincias

Entre las medidas destinadas a cubrir las necesidades ocasionadas por la epidemia, también se destacan los $120.000 millones presupuestados durante este año para el Programa para la Emergencia Financiera Provincial. Fue creado por el decreto 352/20, y su financiamiento se reparte en partes iguales entre el Fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) que maneja el Ministerio del Interior, y el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. El dinero transferido hasta ahora a las diferentes jurisdicciones es el 44% de esa suma, $53.300 millones.

A esos $120.000 millones, se suman otros $ 5.730 que también son transferencias de ATN a las provincias previstas en el marco de la emergencia sanitaria.

Made with Flourish

El otro ítem del gasto social que se lleva una partida significativa para atender la emergencia sanitaria es el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Se trata de un salario complementario mediante el cual el Estado subsidia el 50% del sueldo neto de los trabajadores de empresas privadas afectadas por la crisis, con un piso equivalente a un salario mínimo vital y móvil, en la actualidad de $16.875, y un máximo de dos salarios mínimos, es decir $33.750.

Este programa sumó, en la última reasignación presupuestaria, $5.500 millones y totaliza hasta el momento $90.500 millones. De este monto, ya se gastaron $45.000 en mayo, correspondiente al pago de los sueldos de abril. Lo recibieron unas 2,2 millones de personas. El saldo restante está destinado a reforzar el pago por segunda vez de ATP, como parte de los salarios de mayo. Según precisaron en la ANSES a este medio, el jueves último se pagó este sueldo complementario a 1,6 millones. Falta cubrir el resto, ya que se estima una cantidad de beneficiados similar a la del mes anterior. La ANSES funciona como agente de pago de este programa, aunque lo lleva adelante la AFIP.

El Gobierno dispuso, además, otros $1.800 millones destinados a aumentar el seguro de desempleo, con un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000 mensuales.

Ayuda alimentaria e insumos sanitarios

La entrega de tarjetas a sectores vulnerables para la compra directa de comida, la asistencia a comedores escolares y la adquisición de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social, suman un gasto previsto de $42.788 millones. Sin embargo, su ejecución solo llega al 65% (unos $28.000 millones), en parte, por el escándalo en el que se vio envuelta la cartera que conduce Daniel Arroyo por los sobreprecios que pagó el Estado por alimentos al por mayor.

Otra partida presupuestada que se destaca es la destinada a la compra de equipos sanitarios y de laboratorio, así como productos farmacéuticos por parte del Ministerio de Salud, por $15.840 millones.

La partida reasignada por el jefe de Gabinete para enfrentar la pandemia de menor monto- según surge del informe "Impacto Financiero del Covid-19″ de mayo de la OPC-, es la destinada al Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología Covid-19: solo $50 millones.

Obra pública y hospitales

Del anuncio hecho a fines de marzo de $100.000 millones para obra pública, se instrumentaron hasta ahora $14.074 millones para el Plan Argentina Hace. Este programa tiene como objetivo la realización de obras de infraestructura sanitaria, de vivienda, de agua y saneamiento, y pavimentación, a cargo del Ministerio de Obras Públicas, que conduce Gabriel Katopodis. Aún no hay datos sobre su nivel de ejecución ya que es un programa relativamente nuevo.

A su vez, para la construcción de 12 Hospitales Modulares de Emergencia se previeron $3.066 millones. Sin embargo, de acuerdo a los informes de la OPC, ya se llevan ejecutados $4.365 millones, un 142%.

Otros $1.200 millones se destinaron para el funcionamiento del Hospital de Cuenca Alta Néstor Kirchner, en el partido de Cañuelas, en la Provincia de Buenos Aires, y $471 millones para el de de Alta Complejidad SAMIC El Calafate, en Santa Cruz.

Bonos para el personal de salud y seguridad

Otro anuncio presupuestario destinado a la lucha contra el coronavirus corresponde al bono de $5.000 al personal de salud afectado a la pandemia, que preveía un gasto de $12.066 millones. Debía comenzar a pagarse en abril, pero que recién se comenzó a abonarse el viernes, por las demoras en implementar el padrón de beneficiarios.

En principio estaban previstos cuatro pagos mensuales de abril a julio. El Gobierno no informó aún a cuántos alcanzará, aunque se estima que serán 420.000 trabajadores de la salud a nivel nacional, tanto del sector público como del sector privado. El desembolso se aceleró luego de que el martes pasado hubiera una jornada nacional de lucha, con reclamos que iban desde lo salarial hasta el rechazo a la persecución judicial por hacerlos responsables de los contagios.

El personal de las Fuerzas Armadas y de Seguridad ya cobró un bono de $5000 el mes pasado, pero por única vez. Esa partida fue de otros $800 millones.

Para la asistencia a los argentinos en el exterior en el marco de la pandemia, el Gobierno destinó $215 millones.

Programas sin impacto en el Presupuesto

En esta categoría aparecen las dos partidas más importantes entre todas las iniciativas ejecutadas desde el comienzo de la cuarentena. Por un lado los créditos a tasa preferencial para garantizar la producción y el abastecimiento de alimentos e insumos básicos, por $350.000 millones y, por el otro, los préstamos a tasa cero para monotributistas y autónomos, con subsidio del 100% del costo financiero, para los que se destinaron $ 220.774 millones.

Última readecuación presupuestaria

A partir del DNU 457/20 que eliminó el tope del 5% que tenía el jefe de Gabinete para la redistribución de partidas presupuestarias, el Ejecutivo dispuso una serie de reasignaciones para atender la pandemia. La última fue la disposición administrativa 997/20 publicada el lunes pasado.

Además de reforzar los programas del IFE y ATP, también dispuso un partida adicional de $9.000 millones para el PAMI, que se suman a los $10.000 que ya había recibido en mayo. Otros $2.380 millones millones fueron a la Superintendencia de Servicios de Salud; $812 millones para el Fondep que ya había recibido $11.000 millones en mayo; y $600 millones para la Agencia Nacional de Discapacidad.

De esta última partida, la Agencia que preside Claudio Espósito resolvió destinar $285 millones a la asistencia económica de Talleres Protegidos de Producción, Hogares y Residencias que alberguen personas con discapacidad, y a las áreas de discapacidad de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, para reforzar los recursos que necesiten para enfrentar a pandemia.

Cómo se procesó la información

Para la recolección de los datos, la Unidad de Datos de Infobae descargó los informes de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OCP) de este enlace. Los originales se pueden ver y descargar en estos links: Principales medidas económico-fiscales en el marco de la emergencia sanitaria, Impacto financiero del Covid, al 28 de abril de 2020, Impacto financiero del Covid al 18 de mayo del 2020, Modificaciones presupuestarias de la administración nacional a junio del 2020, Ejecución del gasto a abril del 2020 y Ejecución del gasto a mayo del 2020.

Para la extracción de los datos se usó la herramienta Tabula.

Para descargar la hoja de cálculo en formato abierto, en la que hay pestañas inferiores con diferentes ítems, siga este enlace.

Seguí leyendo:

Siguen subiendo los casos de coronavirus en Argentina: se registraron 1.531 infectados y 30 muertos en las últimas 24 horas