Último momento

El Consejo de la Magistratura sigue sin definir cuando se reanudará el juicio por la obra pública entregada a Lázaro Báez

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Es uno de los juicio con mayor connotación política de los que se llevan adelante en los tribunales orales federales de Comodoro Py. Entre los acusados está nada menos que la ex presidente y actual vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner. La acompañan en ese carácter el empresario kirchnerista Lázaro Báez y ex funcionarios como el ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas, José López, entre otros. Se juzga allí el modo en que el kirchnerismo le entregó casi la totalidad de la obra pública vial de la provincia de Santa Cruz a Lázaro Báez, amigo de los Kirchner.

El Tribunal Oral Federal 2 que realiza el juicio solicitó en reiteradas ocasiones reiniciar el debate que fue interrumpido por la pandemia de coronavirus. Los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Luciano Gorini y Andrés Fabián Basso vienen sosteniendo desde mayo pasado un intercambio epistolar con el presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Alberto Lugones, para lograr que les provean de los materiales necesarios para retomar el juicio de manera remota.

Pero no lo logran. Según pudo confirmar Infobae en fuentes judiciales, la última respuesta del Consejo de la Magistratura de la Nación al pedido del TOF 2 "no resuelve la situación y difiere poner a disposición las herramientas mínimas, indispensables y seguras para reanudar el juicio”.

La última respuesta recibida por el Tribunal Oral 2 por parte del Consejo de la Magistratura señala que “la Dirección General de Tecnología está en condiciones técnicas de efectuar audiencias virtuales utilizando el software que se considere adecuado para cada caso, las consideraciones o consultas técnico-jurídicas que correspondieren deben ser comunicadas directamente al Consejo de la Magistratura".

Y luego agrega que “sin perjuicio de lo informado, si los funcionarios Judiciales consideran adecuado utilizar una herramienta que no está en etapa de producción aún, y a los efectos de poder dar un servicio a los requerimientos de los distintos Tribunales a través de la infraestructura informática con la que actualmente cuenta la Dirección General de Tecnología, todo evento que deba programarse, que en su integración contenga diversos puntos de conexión remotos, o que deba vincular participantes ubicados en lugares ajenos a la red del Poder Judicial, deberá́ ser gestionado con el Área de “Audio y Video” de la citada dependencia a través del correo electrónico dgt.audiovideo@pjn.gov.ar.”

El presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones
El presidente del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones

La respuesta explica el proceso burocrático por el que deberá pasar el pedido para -alguna vez- concretarse. “Una vez recibida la comunicación, los técnicos autorizados del Sector evaluarán la viabilidad de la solicitud y elegirán el mejor servicio disponible para cada caso (sea el “Jitsi Meet” u otra aplicación de las que habitualmente se vienen utilizando) teniendo en cuenta las particularidades técnicas de la audiencia virtual. Debido a esto, el correo electrónico deberá contener el mayor detalle posible, además del tipo de audiencia en la causa de que se trate, la nómina de participantes (con sus lugares físicos de conexión) y cualquier otro dato que los funcionarios judiciales consideren relevante”.

Luego de recibido el correo electrónico -señala al respuesta- “a la brevedad, desde el sector se comunicarán con la dependencia para coordinar las tareas y acordar la fecha de las audiencias teniendo en cuenta la agenda de solicitudes en constante crecimiento y sobre todo la realidad técnica de la cantidad de conexiones simultáneas y cantidad de grabadores actualmente operativos de forma de evitar un mal desempeño o colapso de los sistemas por demanda concurrente. Se le dará prioridad de agenda a aquellas jurisdicciones que no hayan solicitado el levantamiento de la feria extraordinaria”.

El Consejo de la Magistratura explica también que “En el contexto de emergencia actual, este servicio cuenta con una importante y creciente demanda como se expresó anteriormente y asimismo requiere de un número de actividades preparatorias, de control de correcto funcionamiento y de administración durante su aplicación, que hacen necesario se arbitren con la debida anticipación todas las medidas conducentes al óptimo desarrollo”.

En una respuesta anterior al mismo pedido de celeridad hecho por el TOF 2 para retomar el juicio donde la vicepresidente está imputada, Lugones había remarcado la poca cantidad de personal del área técnica cuando había dicho “que, por otra parte, en el contexto de la emergencia actual, el servicio del área de videoconferencias de la Dirección General de Tecnología, cuenta con una importante demanda de todos los Tribunales Federales del país (alrededor de 50) y requiere de un número de actividades preparatorias, de control para su correcto funcionamiento y de su administración durante su desarrollo, que hacen necesario que se cuente con un aviso previo de aproximadamente 5 días hábiles (anterior a la fecha prevista para el inicio del juicio) para capacitar al personal del tribunal que se encargará del funcionamiento del sistema y que el equipo técnico que trabaja en esa área a la fecha, es de solo 5 personas para hacerse cargo del trámite de todas las videoconferencias”.

En aquella ocasión Lugones les había pedido a los jueces del TOF 2 que “hubiera sido deseable, que todo este intercambio tendiente a la implementación de la videoconferencia en la causa de marras y mientras la cuestión en discusión fuera sobre aspectos técnicos y operativos, se hubiera mantenido en un ámbito de reserva, habida cuenta que tanto ustedes como nosotros trabajamos en pos de darle respuesta a los ciudadanos que comparecen ante los estrados judiciales en el menor tiempo posible”. De la lectura de esa respuesta se desprende que a Lugones no le agradó que se hicieran públicas las demoras para retomar uno de los juicios por corrupción más importantes de los últimos tiempos. Esa demora continúa.