Último momento

El Gobierno porteño analiza permitir que abran los locales de ropa si se mantiene estable la curva de contagios

Los locales de cercanía podrán funcionar a partir de la semana que viene (Franco Fafasuli/)

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está a un paso de habilitar la apertura de comercios de indumentaria a partir del próximo lunes. Pero la decisión dependerá de la evolución de la curva de contagios. Si entre hoy y el viernes no hay un aumento de los casos, se podrán abrir los negocios de ropa de cercanía, sin incluir los que están ubicados en las principales zonas y avenidas comerciales de la ciudad.

“Se podrá vender ropa pero solo en los comercios de barrio y la decisión va a estar supeditada a la evolución de la curva. Se va a medir lo que queda de la semana para autorizar o no. Pero si sigue estable y sin aumento de casos, se hará a partir del lunes”, explicaron a Infobae fuentes de la Secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno porteño.

En las próximas horas habrá precisiones en línea con las definiciones que se adopten en torno a la cuarentena, lo que permite pensar que la semana que viene muchos negocios que hasta ahora estuvieron cerrados puedan abrir

Esta mañana, se realizó un encuentro donde participaron el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti, y el presidente de la Federación de Comercio e Industria (Fecoba), Fabián Castillo, que presentó los protocolos sanitarios para la apertura de los comercios de indumentaria y calzado.

“Hemos tenido una reunión auspiciosa. Creemos que están dadas las condiciones para la apertura de comercios de rubros que hasta hoy no pudieron abrir. En las próximas 48 horas habrá precisiones en línea con las definiciones que se adopten en torno a la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional, lo que permite pensar que la semana que viene muchos negocios que hasta ahora estuvieron cerrados puedan abrir”, indicó Castillo.

Fabián Castillo FECOBA
La reunión entre los funcionarios Diego Santilli, José Luis Giusti, Christian Bauab y el titular de Fecoba Fabián Castillo

Una de los reclamos que plantearon desde la federación es la competencia desleal que llevan adelante los supermercados de grandes cadenas que pueden vender productos no esenciales como indumentaria y calzado. Según Castillo, las autoridades del Gobierno de la Ciudad se comprometieron a tomar medidas para restringir la venta de este tipo de artículos en estos comercios.

Los protocolos ya estás listos, son los los mismos que se utilizan para el resto de las actividades comerciales ya habilitadas, pero se incorporarán algunas precisiones que tienen que ver con el contacto con la ropa y el uso de probadores.

Entre las medidas que se disponen en los protocolos están que solo pueda haber una persona cada 15 metros dentro del local, distanciamiento entre los empleados (todos deben usar barbijo) y los clientes, alcohol en gel a disposición, un trapo de piso con lavandina en el ingreso. Además, los compradores deben esperar afuera para poder ingresar y los empleados tienen que vivir en el barrio donde se encuentra el comercio, para evitar el uso del transporte público.

Una de los reclamos que plantearon desde la federación es la competencia desleal que llevan adelante los supermercados de grandes cadenas que pueden vender productos no esenciales como indumentaria y calzado

Desde comienzos de mayo, se habilitó en la ciudad la actividad de comercios minoristas como librerías, jugueterías, florerías, perfumerías, decoración, materiales eléctricos, electrodomésticos, instrumentos musicales y bicicleterías, siempre en el horario de 11 a 21 horas. También se habilitó la venta de comida y bebida en formato “para llevar” en restaurantes, bares, cervecerías y otros locales gastronómicos, de lunes a lunes a partir de las once de la mañana sin límite de horario de cierre.

Sin embargo, la semana pasada, el Gobierno porteño dispuso que los locales que no sean de rubros esenciales, como alimentos, ferreterías y farmacias, solo podrán abrir en los barrios y deberán permanecer cerrados en el caso de estar ubicados en zonas de alta densidad de circulación, como las principales avenidas comerciales.

Seguí leyendo

Para las consultoras, la inflación de mayo se ubicó por debajo del 2%, pero advierten que habrá una aceleración

Advertencia de la UIA: “Las empresas pequeñas no tienen posibilidad de pagar el aguinaldo”