Último momento

Con el endurecimiento del cepo el BCRA recompró USD 180 millones, pero el blue subió a $125

Debido al ajuste de los controles, la única cotización libre del dólar es la del blue. (Rick Wilking/)

La rueda mayorista rompió la rutina y aportó algunos indicadores auspiciosos este viernes, con la vigencia de nuevas restricciones sobre la demanda, pues se duplicó la oferta, que se aproximó a los USD 400 millones, la mitad de los cuales fueron absorbidos por el BCRA, que consiguió sumar reservas después de 14 ruedas consecutivas de ventas.

En tanto, el dólar blue se negoció con alza de dos pesos o 1,6% este viernes, a $125 para la venta, con una brecha cambiaria de 82,4% respecto del mayorista. El dólar libre había alcanzado un máximo de $138 hace dos semanas, cuando la brecha llegó a superar el 100 por ciento.

Ante el permanente drenaje de reservas que registra la economía desde el establecimiento de la cuarentena el 20 de marzo y que se profundizó a mediados de abril con la apertura parcial de la atención bancaria, el Banco Central endureció en la noche del jueves el “cepo” que restringe la operatoria cambiaria.

El BCRA intensifica el control sobre el mercado de cambios ante el drenaje de reservas, que cedieron más de USD 1.400 millones desde el 14 de abril

Entre otros puntos, la entidad dispuso que las empresas que cuenten con dólares en cartera deberán destinar esos recursos para el pago de obligaciones con el exterior antes de acceder al mercado de cambios.

Asimismo, los importadores deberán solicitar autorización al BCRA para acceder al mercado de cambios para el pago de obligaciones comerciales con el exterior. Según explicó el organismo, el propósito de un cepo más duro es “garantizar que estas medidas estimulen el trabajo y producción local y evitar su abuso en la cancelación de obligaciones con el exterior”.

Amílcar Collante, economista de CeSur (Centro de Estudios Económicos del Sur), explicó a Infobae que “en el Balance Cambiario del Banco Central correspondiente a abril la cuenta corriente arrojó resultado negativo. Ya se veía que por un lado se aceleraba el pago de importaciones y las empresas, básicamente, aceleraron las compras en el mercado único y libre de cambios para acceder a los dólares baratos”.

Un informe de Portfolio Personal Inversiones precisó que “a partir de ahora las empresas que tengan dólares atesorados líquidos, los deberán usar para cancelar pagos al exterior, antes de ir al mercado de cambios. Y si, incluso, quieren ir, deberán tener la conformidad del BCRA. En concreto según se detalló no sólo hablamos de divisas en cash, sino activos líquidos del exterior, incluyendo disponibilidades de oro amonedado o en barras de buena entrega, depósitos a la vista en entidades del exterior, y otras inversiones líquidas en moneda extranjera”.

“Además quienes redujeron deuda comercial no podrán ir al MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) si tienen un nivel de endeudamiento inferior al de comienzos de año, de lo contrario también deberán obtener la conformidad del Central para ir hacerse de las divisas”, acotaron desde Research for Traders.

DEVALUACIÓN GRADUAL Y CONTROLADA

El dólar formal continuó con su moderado sesgo alcista en la plaza mayorista, con un avance de nueve centavos en el día, a 68,54 pesos. En 2020 el tipo de cambio oficial suma un alza de 14,4 por ciento.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los 379,8 millones de dólares. Fuentes privadas estimaron que las compras oficiales estuvieron en el orden de los USD 180 millones, aproximadamente.

“La puesta en vigencia de mayores restricciones cambiarias despejó el camino para que el BCRA terminara la jornada con fuerte saldo a favor por su intervención”, sintetizó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

Para moderar las expectativas de devaluación, el BCRA está a la vez muy activo con ventas de contratos en los plazos más cortos en el mercado de dólar a futuro, donde se pactan contratos en pesos, pero atados a la evolución del tipo de cambio.

Desde el 15 de abril el BCRA acumula un saldo neto vendedor de casi USD 1.700 millones en la plaza mayorista

El jueves el BCRA extendió además a 90 días previos y 90 días posteriores la restricción para realizar operaciones de contado con liquidación con títulos públicos para las empresas que requieran acceder al mercado oficial de cambio.

“Si las empresas empiezan a acudir a la Bolsa para dolarizarse frente a un mercado formal más restringido, va a haber presión alcista sobre el liqui y el MEP. Es decir que con las trabas al acceso de dólares para importar, muchos empresarios en un corto plazo tienen que asimilar ese aumento en el costo y va a tener un efecto más rápido sobre la inflación”, advirtió Amílcar Collante.

Ante las nuevas restricciones, el dólar MEP se opera con leve baja, en torno a los 106 pesos, mientras que la paridad bursátil contado con liquidación cede hacia la zona de los 110 pesos.

Por otra parte, el Central dispuso la suba de la tasa mínima de depósitos a plazo fijo en pesos a partir del 1° de junio, que pasará de 26,6% anual a 30,02%, es decir, el equivalente al 79% de la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq). A su vez, los bancos podrán ampliar la compra de este instrumento de deuda. “El beneficio de la tasa mínima no estará disponible para las empresas que hayan accedido a las líneas de financiación a una tasa subsidiada del 24%”, aclaró el BCRA a través de un comunicado.

Por otra parte, la entidad informó la ampliación de “la posibilidad a los productores agropecuarios de efectuar depósitos a tasa variable, ligados a la cotización del dólar”, que se suma a las alternativas vigentes atadas a los precios de cereales y oleaginosas. El acceso a estos depósitos a tasa variable es para las personas con actividad agrícola y por un importe de hasta dos veces el valor total de sus ventas de cereales y oleaginosas registradas desde el 1 de noviembre de 2019, detalló el Central.

Las reservas internacionales del BCRA cayeron USD 61 millones el jueves y alcanzaron los USD 42.449 millones, el monto de activos brutos más bajo en más de tres años, desde los USD 39.884 millones del 25 de enero de 2017.

El descenso en el nivel de reservas brutas se produjo en las últimas cinco semanas en simultáneo con el retiro de depósitos en dólares. Desde el lunes 20 de abril, cuando se flexibilizó la cuarentena para la atención al público en los bancos, salieron del sistema financiero más de 1.300 millones de dólares.

Amílcar Collante explicó que “en la dinámica bajista de las reservas también se incluye la parte de los depósitos en dólares. Como éstos caen, pero también los préstamos, hay que observar el número neto, que resulta en los encajes que contabiliza el BCRA como reservas y que calculábamos en unos USD 11.500 millones en diciembre de 2019, cuando asumió Alberto Fernández, y hoy son unos USD 7.840 millones, que representan solo dos meses de importaciones”.

Los depósitos en dólares retrocedieron al nivel más bajo desde el 3 de noviembre de 2016. Los depósitos en dólares en efectivo del sector privado se redujeron unos USD 1.335 millones o un 7,3% desde los USD 18.289 millones del viernes 17 de abril, antes de la flexibilización de la atención al público en bancos, a los USD 16.954 millones del 26 de mayo.

SEGUÍ LEYENDO:

El Banco Central agregó más restricciones para las empresas que quieran comprar dólares

La eficacia de la medida para frenar la cotización del “contado con liquidación” duró apenas dos jornadas

Se mantendrá en 200 dólares el límite de compra en junio y el piso de tasa para plazos fijos se elevará al 30%

Alberto Fernández analiza dictar un DNU para rescatar la negociación con los fondos que entró en un callejón sin salida

Para frenar el dólar, el Banco Central subió la tasa de plazos fijos a un mínimo de 30%