Último momento

El Presidente espació sus apariciones públicas mientras se recupera de un leve esguince

Alberto Fernández junto a su mujer, Fabiola Yáñez (@fabiolaoficialok)
Alberto Fernández junto a su mujer, Fabiola Yáñez (@fabiolaoficialok)

Alberto Fernández solo tuvo un día con actividad oficial pública en la semana. Fue ayer, cuando recorrió en Longchamps (Almirante Brown) uno de los 12 hospitales modulares que el Gobierno construyó en tiempo récord y al visitar en Quilmes la planta de la compañía francesa Delta Plus, que empezó a fabricar barbijos N95 tras la declaración de pandemia.

Luego por la tarde, presentó en la Residencia de Olivos el programa Argentina Construye, acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Vivienda, María Eugenia Bielsa, con el que el Gobierno espera generar 750 mil puestos de trabajo en la construcción entre organizaciones sociales y cooperativas de todo el país, ya que tiene un fuerte impulso federal.

Pero el lunes, martes y miércoles no tuvo agenda pública, y tampoco hay nada anunciado para hoy. En particular el miércoles, su esposa Fabiola Yáñez publicó una foto en su cuenta de Ig donde se los veía a ambos junto al perro Dylan. Ayer, la Primera Dama celebró un nuevo aniversario de la pareja junto a un ramo de rosas rojas que él le regaló para la ocasión.

Infobae contó el sábado que el Presidente tenía dificultades para caminar y por eso se trasladaba por Olivos en un carrito de golf, ya que le dolía un tobillo después de haber pisado mal un escalón. Varias personas lo vieron renguear, aunque nadie pareció darle importancia al asunto. Según trascendió, tuvo un leve esguince pese que no hubo información oficial al respecto. Cuando un periodista le preguntó el viernes en la conferencia de prensa donde anunció la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo cuál era su estado de salud y si se había realizado el test de COVID-19, el jefe de Estado respondió: “Estoy espléndido”.

Quien sí comunicó que tiene un enlace con Fernández en el día de hoy es el Grupo Puebla, que a través de un comunicado confirmó que el Presidente argentino inaugurará “el conversatorio que se realizará a través de videoconferencia", donde también participarán los ex presidentes de Uruguay, José “Pepe” Mujica, de Ecuador, Rafael Correa, de Colombia, Ernesto Samper, y el ex jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros.

“La intervención del mandatario argentino se suma a las ya realizadas en las dos reuniones previas y que han dado prioridad al debate respecto a cómo enfrentar la pandemia en la región y la crisis económica y social que ha generado”, señaló el Grupo Puebla, destacando que es la tercera vez que participa el Presidente argentino en una de sus actividades desde que empezó la emergencia sanitaria global. La transmisión podrá verse a las 16 hora argentina por Facebook Live, según informó el nucleamiento.

Esta semana el Presidente realizó varios reportajes en diversos medios. Tuvo una entrevista con el canal C5N y también un diálogo con Radio Rivadavia, además de otras participaciones menores, como el que tuvo en un programa radial deportivo.

Fabiola Yáñez junto a las rosas que le regaló el Presidente (@fabiolaoficialok)
Fabiola Yáñez junto a las rosas que le regaló el Presidente (@fabiolaoficialok)

Cada vez que aparece genera intensos debates en la agenda pública. Cuando fue entrevistado por Gustavo Sylvestre anticipó que tiene listo el proyecto de reforma judicial y que tenía pensado enviar al Congreso los textos para crear el Consejo Económico y Social y para legalizar el aborto, asuntos que había demorado por el ingreso a la lucha contra la pandemia.

También se quejó por “lógica especulativa muy alta” en las operaciones de contado con liqui. “No son ilegales, son inconvenientes y dañinas para la economía”, dijo en ese momento. Y buscó generar tranquilidad al asegurar que “queremos buscar un acuerdo y que la Argentina no vuelva a caer en default”. Incluso fue todavía más explícito: “el default es malo y nadie lo quiere”.

Algo similar había destacado en Radio Rivadavia. “El deseo del Gobierno es no entrar en default, nuestro pais está dispuesto a pagar lo que está en condiciones de pagar”, dijo. Aunque también se había quejado porque “los acreedores tienen cómo molestar en la economía interna", influyendo en el aumento del dólar, porque “tienen mucha gente en el país que se pone al servicio de ellos”.

Seguí leyendo:

La AFIP controlará a las grandes empresas que operan en comercio exterior para frenar la salida de dólares

Los precios de autos en dólares, en mínimos históricos: cuánto valen los modelos más vendidos

Diputados macristas denunciaron penalmente al titular de la Oficina Anticorrupción