Último momento

Alberto Fernández recorrió un hospital modular en Almirante Brown y compartió su preocupación por el aumento de contagios de coronavirus en el AMBA

El presidente Alberto Fernández estuvo hoy en Almirante Brown
El presidente Alberto Fernández estuvo hoy en Almirante Brown

Le pidió a la gente que respetara la distancia sanitaria. Trató de mantener el barbijo puesto todo el tiempo y se ocupó de pedirle a cada uno con los que habló que se cuidara mucho. Pero Alberto Fernández también les comentó hoy a sus funcionarios en una recorrida que hizo por un hospital de Almirante Brown las preocupaciones que tiene por estas horas: el resultado de la sesión en Diputados de anoche, el brote de contagios en la región –en particular en Chile– y los operativos para evitar un aumento de la curva de COVID-19 en las villas del conurbano bonaerense.

El Presidente recorrió este mediodía en Almirante Brown uno de los 12 hospitales modulares de emergencia que el Gobierno construyó en tiempo récord con el objetivo de fortalecer la respuesta sanitaria en el marco de la pandemia del COVID-19. Estaba rodeado por el gobernador Axel Kicillof, los ministros nacionales de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, de Salud, Ginés González García, y de Interior, Eduardo de Pedro, y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, entre otros. Y a cada uno de ellos lo consultó sobre temas concretos.

“Lo vi muy enchufado y atento a cada tema en particular. No se le escapó nada”, expresó a Infobae uno de los ministros que acompañaron al Presidente en Almirante Brown.

En este sentido, Alberto Fernández le preguntó a Máximo Kirchner cómo había salido la sesión virtual de anoche en Diputados donde se aprobó un proyecto para otorgar beneficios al personal de la salud y los trabajadores esenciales. El hijo de la vicepresidenta le comentó que todo había salido bien y que el sistema de sesiones virtuales funcionó correctamente. No dijo nada sobre los elogios del diputado oficialista al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Con Kicillof el Presidente mantuvo una charla breve sobre las preocupaciones que tiene el mandatario bonaerense por un eventual pico de contagios de COVID-19 en las villas bonaerenses, como se está dando en los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires. Compartieron el diagnóstico y, según comentaron a Infobae los que estaban presentes en la sala del hospital modular de Longchamps, Kicillof le mencionó que un relajamiento de la cuarentena en CABA podría trasladar el incremento de virus en las villas del Conurbano. “No hay que relajarse ni bajar los brazos, hay que seguir con la guardia en alto”, dicen que le expresó Fernández a su equipo en la recorrida.

De hecho, el gobernador bonaerense llegó a la recorrida con el presidente Fernández luego de una reunión que mantuvo esta mañana con un grupo de intendentes del Conurbano en donde deslizó la idea de restringir al máximo el ingreso de porteños a la provincia de Buenos Aires.

En paralelo a esto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el ministro de Salud, Ginés González García, también habían estado en la mañana con los intendentes del primer cordón del Conurbano más Moreno, Merlo y Almirante Brown. De allí surgió la idea de aumentar los testeos en el primer cordón y evitar el desborde en las villas bonaerenses.

Con Ginés González García y el resto de los ministros que lo acompañaron, Alberto Fernández intercambió impresiones sobre el aumento de casos que se vio en Chile donde el presidente Sebastián Piñera tuvo que dar marcha atrás en la estrategia de flexibilización de la cuarentena. Ayer se llegó en Chile a 2.600 casos nuevos y ya hubo 368 muertos.

No se habló nada de los cuestionamientos que hizo el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a la Argentina y sus expresiones sobre un “avance del socialismo”. Desde el Gobierno tanto Katopodis como González García comentaron a Infobae que “estamos yendo por el camino correcto en la lucha contra esta pandemia”. No quisieron entrar en conflicto con la administración de Brasil.

El Presidente visitó las salas de alta y baja complejidad del hospital de Longchamps situado al lado de una UPA y que cuenta con 73 camas para internación, 22 de ellas de terapia intensiva con respirador.

“Es importante que la decisión del Presidente que se tomó en la pandemia tenga este resultado de la construcción de 12 hospitales más con más de 1.300 camas. La orden del Presidente es seguir trabajando para que el sistema de salud no se colapse y sigamos cuidando la vida de la gente”, dijo el ministro de Obras Públicas al término de la recorrida.

El periplo de Alberto Fernández en Almirante Brown y más tarde en Quilmes forma parte de una estrategia de comunicación del Gobierno para mostrar los 12 hospitales modulares de emergencia ubicados en Almirante Brown, Lomas de Zamora, Gral. Rodríguez, Mar del Plata, Florencio Varela, Quilmes, Hurlingham, Tres de Febrero, Moreno, Granadero Baigorria (Santa Fe), Resistencia (Chaco) y Gran Córdoba.

El Ministerio de Obras Públicas destinó 1.894 millones de pesos para la construcción de estas unidades sanitarias adecuadas, sostenibles y resilientes, a partir de las directivas de la cartera de Salud, cuya obra civil finalizó y ahora avanza con el equipamiento sanitario.

A la salida del recorrido en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de la localidad de Longchamps el Presidente se sacó fotos con los obreros que estuvieron en la obra del hospital, el personal de salud y con los ministros. “Espero poder abrazarlos algún día”, lanzó el jefe de Estado a unos obreros.

Luego Alberto Fernández se acercó a una reja donde había más de 200 personas apiñadas para saludarlo. “Tomen distancia sanitaria prudencial”, les gritó. Fue en vano. La gente quería fotos y tocarlo. Kicillof se acercó a saludar a algunos a través de la reja. El Presidente prefirió tomar distancia aunque aceptó el celular de algunos para sacarles una sefie con él.

No quiso hablar con la prensa. “Estoy en otra”, le dijo Alberto Fernández a Infobae antes de subirse a la combi que lo llevó con más de 10 funcionarios hacia el barrio de Quilmes. Allí lo esperaban para armar el mismo esquema de recorrida en otro hospital modular.

Seguí leyendo:

Fuerte comunicado de Juntos por el Cambio: “Alberto Fernández consagra la impunidad de la corrupción de Cristina Kirchner”

La Ciudad de Buenos Aires pagó por adelantado $170 millones por barbijos que nunca le entregaron