Último momento

Se cayó un acuerdo millonario de Banfield con el fútbol chino por el efecto coronavirus

(Prensa de Banfield)
(Prensa de Banfield)

La pandemia del coronavirus no solo trajo consigo una crisis sanitaria a la Argentina sino también económica ya que por el aislamiento obligatorio decretado por el gobierno nacional varios rubros frenaron su actividad. Uno de los ejemplos es el fútbol y la delicada situación en la que quedaron sumergida los clubes argentinos de todas las categorías.

Sin actividad que genere ingresos, ya sea por venta de entradas, televisación o sponsors, las instituciones tuvieron una gran baja ante la falta de recaudación y se les hace cada vez más difícil hacerse cargo de los gastos fijos que tienen que afrontar.

Claro que este panorama no solo afectó la parte de fútbol profesional, sino además otros negocios o acuerdos que cada entidad tenía como recurso para generar ganancias. Este, por ejemplo, es el caso del Club Atlético Banfield, al que la pandemia lo perjudicó inesperadamente de manera doble.

El Taladro dejará de percibir a lo largo de este año 1.100.000 dólares debido a la suspensión del programa Intercambio de Cooperación de Fútbol que tenía acordado con China, que consiste en la recepción y formación de un grupo de futbolistas juveniles del país asiático dentro de las instalaciones del club.

Entre 2018 y 2019, la entidad del sur del Gran Buenos Aires ya había contado con la presencia de 28 jugadores que habían sido seleccionados por entrenadores argentinos en la Universidad de Deportes de Beijing. Durante su estadía, el Departamento de Fútbol de Banfield elaboró un plan completo de entrenamientos para mejorar su rendimiento futbolístico, con apoyo de especialistas deportólogos, dietólogos, psicólogos y moderna tecnología para la medición de rendimientos.

La dirigencia del Taladro tenía presupuestado recibir en este semestre los ingresos correspondientes al desembarco del segundo conjunto de futbolistas chinos que venían a formarse en la Academia de Fútbol. A esta altura del año el convenio le aseguraba cobrar el 70% de esa cifra, por lo que ya hubiera recibido alrededor de 750 mil dólares.

Sin embargo, esos jóvenes jamás pudieron viajar y eso obligó a suspender el convenio hasta nuevo aviso, por lo que el dinero nunca se cobró y esto repercutió fuertemente en las finanzas del club. A eso se suma la incógnita sobre la vuelta al fútbol, sobre la que no hay fecha estimada, por lo que la institución no contará con los ingresos habituales por varios meses.

“Se redujeron fuertemente: sponsors propios y de Superliga a cero. La Copa de la Superliga nos iba a dejar mucha plata y no se jugó, está claro que no podés estar vendiendo abonos a plateas, no podés hacer campañas de socios y socias, no tenés ingresos que generan las actividades, la venta de jugadores, la merma sin dudas va a ser importante. Puede llegar a ser del 50% de nuestros ingresos anuales, que en nuestro caso llegan a los 600 millones de pesos por año. Por eso esta pandemia puede ser muy dura, por la baja del precio de los jugadores, por la cuota social, los aranceles, el Colegio, sponsors, la falta de negocios, por el convenio que teníamos por la Academia de Fútbol Banfield con los jugadores chinos que venían para la segunda etapa, entre otras cuestiones significativas”, detalló el vicepresidente Oscar Tucker acerca del estado económico en el que se encuentra el club.

Este es solo un ejemplo dentro de varios escenarios en los que se encuentran los clubes de fútbol en medio de esta crisis, que hasta el momento parece no dar tregua. Si bien este martes se confirmó que entre el Ministerio de Salud y el de Turismo y Deporte trabajarán en conjunto para desarrollar un protocolo y habilitar el regreso de las diferentes disciplinas, aún no hay una fecha estipulada en la que se asegure la vuelta del fútbol profesional.

Seguí leyendo:

Fútbol: el Gobierno trabaja en el protocolo para la vuelta a los entrenamientos

El día que Wembley aplaudió de pie a Maradona: a 40 años del “no gol” de Diego a Inglaterra

De jugar en villas con gente armada y pelear por placer, a debutar en la Bombonera: la historia de Daniel Tilger