Último momento

Legislatura bonaerense: avanza la sesión virtual en Diputados, pero hay dudas sobre el formato que utilizará el Senado

Verónica Magario encabezó las primera pruebas del sistema remoto con el que se sesionaría
Verónica Magario encabezó las primera pruebas del sistema remoto con el que se sesionaría

La Legislatura bonaerense funcionará en forma virtual. Al menos, en parte. En las dos cámaras y bajo un acuerdo político distinto. En Diputados, donde las negociaciones avanzan con mayor facilidad entre oficialismo y oposición, es casi un hecho que la primera sesión en tiempos de coronavarius será mixta.

La mayoría de los legisladores estarán en sus casas u oficinas participando en forma remota, mientras que las autoridades de la Cámara y de los bloques estarán presentes en el recinto. Un formato en espejo al que utilizará este miércoles la Cámara de Diputados de la Nación.

Hoy los diputados llevarán adelante la reunión de labor parlamentaria y estructurarán el temario que se tratará el jueves. Allí se definirá el forma de la sesión. Puede haber modificaciones, pero la negociación sobre el formato está encaminada.

El oficialismo impulsa una“ley ómnibus” que contiene varios puntos, pero el más destacado es el pedido de autorización para que el Poder Ejecutivo pueda contraer deuda con Organismos multilaterales y Bilaterales de crédito, hasta una suma de 500 millones de dólares, para financiar la ejecución de proyectos y programas sociales, y sostener la inversión pública que el gobierno bonaerense viene realizando durante la crisis sanitaria desatada por la pandemia.

En Diputados está avanzado el acuerdo para que la mayoría de los legisladores sesionen en forma virtual (Salva Santiago)
En Diputados está avanzado el acuerdo para que la mayoría de los legisladores sesionen en forma virtual (Salva Santiago)

También piden autorización para ampliar durante el ejercicio 2020 en hasta 8 mil millones de pesos el monto máximo a emitir de Letras del Tesoro, modificaciones en el pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, la extensión de la emergencia sanitaria y la prohibición de la suspensión o el corte de los servicios públicos en caso de mora o falta de pago.

En el documento los legisladores oficialistas detallan el complejo escenario que se generó debido a la caída de ingresos brutos, la coparticipación y la recaudación, como consecuencia del parate económico que se provocó por el coronavirus.

La oposición, por su parte, empuja un proyecto del legislador Daniel Lipovetzky para suspender por el término de tres meses el aporte que realizan los intendentes por el personal que presta servicio en los municipios, aclarando que es por ese plazo porque no se puede crear una situación que provoque el desfinanciamiento del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires.

Los temas se negociarán este miércoles y la agenda parlamentaria quedará clara en la noche, cuando ya esté acordada la forma en que se sesionará y los temas que se tratarán.

El Senado es la cámara de la Legislatura donde las negociaciones son más duras y suelen trabarse
El Senado es la cámara de la Legislatura donde las negociaciones son más duras y suelen trabarse

En el Senado la situación tiene algunas diferencias con lo que sucede en Diputados. El acuerdo sobre el formato de la sesión aún no está cerrado. Este mediodía habrá reunión de labor parlamentaria donde ambas partes buscarán avanzar hacia un punto de encuentro. El Senado debe modificar su reglamento para poder sesionar virtualmente.

Entonces, el acuerdo que negociarán tiene tres temas clave. Deben modificar el reglamento, protocolizar el mecanismo para sesionar en forma virtual y acordar la forma en que sesionarán el jueves, en el regreso de la actividad legislativa. De esa forma, frente a un escenario sanitario más complejo que el actual, la Legislatura sabría como accionar en caso de que las sesiones tradicionales deban suspenderse de un momento al otro.

Además, se realizará una prueba formal para saber si funciona bien el sistema de pantallas y si no hay problema con la dinámica legislativa, pero en el formato remoto. Ayer se avanzó en la prueba de los equipos técnicos y se realizaron ensayos con sistema operativo. El objetivo fue poner a punto la plataforma digital para hoy hacer una prueba concreta y el jueves sesionar.

En el Senado aún no está definido el formato con el que se sesionará y hay dos posturas diferentes (Santiago Salva)
En el Senado aún no está definido el formato con el que se sesionará y hay dos posturas diferentes (Santiago Salva) (Santiago Salva/)

Juntos por el Cambio tiene la intención que la mitad de los legisladores del espacio estén presentes en el recinto. Serían 13. Es el objetivo de máxima con el que comenzarán la negociación con el Frente de Todos, que pretende sesionar igual que en Diputados. Sin embargo, hay voluntad de acordar un formato y poder sesionar sin hacer de la negociación una piedra difícil de saltar. No van a poner trabas en forma permanente, pero no están dispuestos a dejar que el oficialismo les imponga el formato.

Los legisladores de la Coalición Cívica y el radicalismo son los que tienen una postura más dura dentro de la alianza y pretenden que haya más legisladores en el recinto. Roberto Costa, presidente del bloque opositor, quiere buscar un punto de convergencia a mitad de camino entre lo que quieren los legisladores del bloque que representa y lo que el Frente de Todos está dispuesto a ceder.

Para el oficialismo la mejor opción es copiar el formato de la Cámara baja y que en el recinto estén solo las autoridades. De esa forma, Verónica Magario, presidenta de la Cámara y los dos jefes de bloque, Roberto Costa (Juntos por el Cambio) y Gervassio Bozzano (Frente de Todos), serían las únicas personas presentes físicamente.

“Queremos la menor cantidad de senadores posibles en el recinto. Se tiene que acordar. No nos queremos atar a un número que, en determinado momento, nos puede complicar si la situación empeora”, explicó a este medio uno de los senadores del Frente de Todos que está a cargo de las negociaciones.

Los legisladores de Juntos por el Cambio avanzaron en un acuerdo con sus pares del Frente de Todos en la Cámara baja (Santiago Salva)
Los legisladores de Juntos por el Cambio avanzaron en un acuerdo con sus pares del Frente de Todos en la Cámara baja (Santiago Salva) (Santiago Salva/)

El Senado está integrado por 46 legisladores y la oposición tiene mayoría. Son 26 sobre 20 que tiene el oficialismo, y el quórum se logra con 24. Es, por lo tanto, el principal escollo que tiene el gobierno de Axel Kicillof para poder sacar leyes y es, al mismo tiempo, la cámara en donde las negociaciones son más duras.

En la oposición consideran que Magario actúa acatando el estricto pedido de Cristina Kirchner y que negociar con ella “es una tarea casi imposible”. Buenos Aires es el reducto político más importante que tiene la ex presidenta y el lugar donde está volcado todo su peso político. La provincia donde están puestos sus ojos.

En el peronismo hay otra percepción sobre las negociaciones. Menos complejas, más dinámicas y siempre en búsqueda del acuerdo político. Dos miradas diferentes sobre un mismo ejercicio: negociar.

Seguí leyendo

Juntos por el Cambio le respondió a Alberto Fernández: “No hay necesidad de golpearnos con Rodríguez Larreta al lado, es desleal"

Pidieron el juicio político de Víctor Violini, el juez que permitió la liberación masiva de presos con la excusa del coronavirus