Último momento

Un ex integrante del cuerpo técnico de River contó entretelones de la pelea entre Ameli y Tuzzio y reveló cómo impactó al plantel

(NA)
(NA)

Tras consagrarse campeón del Clausura 2004, River Plate, con Leonardo Astrada como DT, armó un plantel con varias figuras con la intención de conseguir un torneo internacional. Marcelo Gallardo, Javier Mascherano, Lucho González, Daniel Montenegro, Radamel Falcao y Ernesto Farías, entre muchos otros, son algunos de los nombres que brillaban en el plantel del Millonario. Sin embargo, el equipo no pudo cumplir con el objetivo y quedó sembrada la incógnita de por qué no triunfó.

Casi 15 años después, Hernán Díaz, ídolo del elenco de Núñez y ayudante de campo del Negro en ese momento, rememoró las andanzas de aquel conjunto y habló de uno de los motivos que los dejó con las manos vacías: la histórica pelea entre Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio.

Eran tiempos en los que la Copa Libertadores se disputaba a lo largo del primer semestre del año y el Millonario había sido una topadora en la fase de grupos con cinco victorias y un empate. En octavos de final superó con lo justo a Liga de Quito, gracias a un 5-4 en el global, pero en ese momento se desató el problema.

Desde la prensa que cubría a River a diario surgió el rumor de un quiebre en la relación entre los dos centrales del grupo y hasta se llegó a hablar de problemas de pareja. Consultado sobre este tema, el Hormiga aseguró que fue una de las razones que rompió la armonía del grupo y los afectó en la recta final de la temporada.

Hernán Díaz habló de la pelea entre Tuzzio y Ameli (Infobae)

“Si vos conducís un grupo que viene bien y se te empiezan a pelear dos, no te van a salir las cosas bien. Esto es en cualquier ámbito, claro que nos perjudicó. Era un grupo que se llevaba bien, estábamos muy bien en lo futbolístico y esto generó una rispidez en el grupo que se terminó viendo reflejado en la cancha”, expresó en diálogo con el periodista partidario Lito Costa Febre, en un vivo de Instagram.

Lejos de apuntar contra los futbolistas y culparlos por lo sucedido, Díaz hizo una autocrítica sobre cómo actuó el cuerpo técnico encabezado por el Jefe. “Nunca mas tuve contacto con ellos, en absoluto. No guardo rencor, al contrario. Siempre lo hablamos con Leo, a lo mejor nosotros tendríamos que haber actuado diferente, muchas cosas que podríamos haber hecho y no hicimos. Yo también hago una autocrítica porque nosotros, a lo mejor, no teníamos demasiada experiencia y podríamos haber hecho algo, sin lugar a dudas. Esto es fútbol y tiene todo este tipo de vaivenes donde a veces depende mucho de la cabeza (por el líder). En este caso, uno se tiene que hacer responsable de eso, totalmente. No se qué hubiera pasado la verdad. Es como con la Selección, podríamos haber ganado el Mundial pero a veces el fútbol es tan cambiante y muy cotidiano que surgen cosas que uno tiene que resolverlas en el momento y sin equivocarse, porque una equivocación te deja afuera de todo”, afirmó.

El envión victorioso que cargaba el Millonario sobre sus hombros le alcanzó para derrotar con lo justo a Banfield en cuartos de final (4-3 en el global) pero no alcanzó en las semifinales ante San Pablo y el plantel de Astrada se quedó a las puertas de lo que hubiese sido la quinta final de Libertadores en su historia, mientras que en el ámbito local veía como Vélez levantaba el trofeo de la liga.

En junio, tanto Ameli como Tuzzio abandonarían el club, Coco a Colón de Santa Fe, donde colgaría los botines más adelante, y el Gladiador al Mallorca de España. También haría lo propio Astrada con su cuerpo técnico, para darle paso a Daniel Passarella y un nuevo ciclo como entrenador.

Seguí leyendo:

Agüero cayó en una antigua broma y su reacción generó carcajadas en las redes

Portazo a Boca, el choripán que le dio “poder” y los festejos más polémicos

El Flaco Menotti dijo cuál fue el consejo que le dio a Tapia y apuntó contra Julio Grondona