Último momento

Renace la guerra comercial en medio de la pandemia y castiga a las acciones argentinas que cotizan en Wall Street

A los efectos de la pandemia sobre los mercados se les suman hoy nuevos temores a un conflicto comercial entre China y los EEUU (JEENAH MOON/)

A pesar del feriado local, las acciones de empresas argentinas vuelven a sufrir los vaivenes del mercado global. Los papeles de la empresa de agronegocios Cresud encabeza las pérdidas en una rueda en el que los principales índices del mundo se caen debido a las amenazas del presidente de los Estados Unidos de establecer tarifas a las importaciones proveniente de China como represalia por la pandemia de coronavirus COVID-19. Malos resultados presentados por empresas americanas colaboran con el mal tono de los activos de todo el mundo. El riesgo país, por su parte, vuelve a las subas.

Con bajas que al mediodía llegaban hasta el 8%, prácticamente todas las empresas argentinas se sumaban a las pérdidas globales. La empresa de agronegocios Cresud perdía 8,2%, la turística Despegar.com la seguía con un retroceso del 7,1% e YPF no se quedaba atrás, con una caída del 6,5%.

Sin embargo, no todas eran bajas. La acción de MercadoLibre lograba abstraerse del clima general y trepaba 2,41% cerca de las 12 de Buenos Aires y era la única entre los american depositary receipts (ADR, como se conoce a las acciones extranjeras que cotizan en Nueva York).

Fuente: Investing.com
Fuente: Investing.com

Las bajas de los papeles argentinos eran gotas en un mar de números rojos. Los resultados presentados por algunas de las compañías más pesadas en los principales índices bursátiles de los Estados Unidos mostraron los efectos económicos de la pandemia después del cierre del mercado el jueves y colaboraron con las caídas.

Amazon, una de las principales tecnológicas, registró ventas en el primer trimestre que aumentaron 26% con respecto al año pasado, pero advirtió que los USD 4.000 millones en costos esperados relacionados con el coronavirus podrían arrastrar ingresos operativos negativos por un monto de USD 1.500 millones.

Mientras tanto, Apple reportó una drástica desaceleración del crecimiento de sus ingresos trimestrales y declinó ofrecer una perspectiva hacia el futuro por primera vez en años debido a la incertidumbre sobre la pandemia.

Pero a los esperables malos resultados de las empresas se le sumó anoche un elemento más de preocupación. Durante una sesión informativa el jueves, el presidente Donald Trump dijo que su acuerdo comercial de fase uno con China se veía eclipsado por la realidad más inminente de la pandemia de coronavirus, que se originó en el país asiático. Trump criticó a China por su manejo del brote y afirmó que vio pruebas de que el virus se inició en un laboratorio de Wuhan, aunque otros funcionarios estadounidenses le restaron importancia a esa afirmación.

Cerca del mediodía de la Argentina, el índice S&P 500 de Wall Street caía 1,83%, el industrial Dow Jones bajaba 1,57% y el tecnológico Nasdaq 1,99%. Los números negativos se sumaban a los ya anotados por mercados europeos y asiáticos.

La guerra comercial, principal preocupación de los operadores antes de la irrupción del coronavirus COVID-19, reaparece así en un contexto mucho más delicado para los mercados financieros.

La Bolsa porteña, mientras tanto, se mantiene cerrada por el feriado del Día del Trabajador. De mantenerse la tendencia negativa, la apertura del lunes forzará a las cotizaciones locales a ponerse al día con las bajas de los papeles que se cotizan en dólares en la Bolsa de Nueva York.

Riesgo país

En medio de la caída del volumen operado que genera el feriado local, los bonos soberanos argentinos de todas forma anotan retrocesos. Como resultado el riesgo pais volvía a subir. A las 12 ganaba 60 puntos para llegar a 3.532 unidades.

El riesgo país de la argentina cae más de 500 puntos básicos respecto de sus valores del miércoles. Pero el retroceso no tiene que ver con una mejora en los precios de esos activos que genere una baja en sus rendimientos, sino en un cambio dentro del índice Embi+ Argentina, como se llama oficialmente el indicador.

Ayer, JP Morgan -empresa que elabora el índice- quitó de la cartera de bonos que utiliza para calcular el índice al bono Global 2021, como hace con todos los papeles que tienen un plazo de vencimiento menor a los 13 meses.

Al eliminar un bono a tan corto plazo, que dudas las dudas respecto a su pago en medio del proceso de reestructuración de la deuda soberana cotiza con un rendimiento que el jueves tocaba los 190 puntos porcentuales, redujo mucho la tasa promedio de las distintas emisiones que se utilizan para estimar la prima de riesgo.

Como los riesgos de default están concentrados en el corto plazo, los bonos cuyo vencimiento está fijado más cerca en el tiempo son los que mayor rendimiento ofrecen o, lo que es lo mismo, los que más riesgo suponen. Y, como se deja de computar el de más corto plazo, la prima de riesgo tuvo un importante recorte. Con todo, aún con esa baja, en el día de ayer sumó en torno a 100 puntos respecto de su nuevo nivel.

Seguí leyendo:

Cuáles son las provincias con mejor y peor respuesta ante la crisis económica que desató el coronavirus

El drama de las pymes en primera persona: "Para sobrevivir necesitamos créditos a tasa cero para las empresas"

Alerta por el empleo: actividades que explican el 7 de cada 10 trabajos formales vieron caer 40% sus ingresos