Último momento

Ricardo Jaime levantó la huelga de hambre y desistió del pedido de prisión domiciliaria

Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte kirchnerista
Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte kirchnerista

Pasados unos minutos del mediodía de hoy Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner llamó por teléfono desde la cárcel de Ezeiza para solicitarle a su abogado que desista del pedido de prisión domiciliaria que tramita ante el Tribunal Oral Federal 2 que lo condenó por su responsabilidad en la Tragedia de Once. Al unísono, levantó la huelga de hambre que llevaba adelante.

De ese modo Jaime, el primer ex funcionario kirchnerista que admitió haber recibido coimas, dejó sin efecto el pedido de prisión domiciliaria en el que había sido acompañado por el gobierno nacional a través de una presentación hecha por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y revelada por Infobae. La solicitud de Jaime fue rechazada por la Cámara Federal de Casación.

De modo tal que la presentación que hizo el abogado de Jaime este mediodía tiene contenido político. No sólo renunció a intentar conseguir cumplir su condena en su domicilio, sino que advirtió que insistirá en su reclamo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que se abra la queja planteada contra la confirmación de la condena firmada por la Cámara de Casación.

Dijo Jaime que la Corte Suprema debería absolverlo por su responsabilidad en la Tragedia de Once porque aquello fue “un sabotaje contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner”. En su intento de defensa agregó que Marcos Córdoba, el maquinista del tren aquel el 22 de febrero de 2012 y que está preso cumpliendo su condena, “chocó el tren con intencionalidad y cumpliendo órdenes”. En su teoría acerca del choque que dejó un saldo de 51 muertos y más de 700 heridos Jaime aseguró que fue involucrado en el expediente por los que le ordenaron a Córdoba chocar el tren. No dio nombres. En los últimos tiempos Jaime se definió como “preso político” y comenzó a abonar la teoría del sabotaje. Pero abril de 2014, en la indagatoria en el juicio oral y público por la Tragedia de Once, había dicho que "hay una sola persona (Córdoba) y Dios que saben lo que pasó en los últimos 300 metros del viaje del tren”.

Jaime está preso en la cárcel de Ezeiza y cumple una pena de ocho años de prisión por la suma de las condenas recibidas por su responsabilidad en la Tragedia de Once, por haber robado pruebas en un allanamiento y por haber cobrado coimas de empresarios del sector del transporte que hicieron millonarios negocios entre 2003 y 2009.

El escrito de Jaime
El escrito de Jaime

Por la acumulación de esas tres condenadas deberá estar detenido hasta el 4 de octubre de 2026 ya que su condena a ocho años de prisión por la Tragedia de Once fue confirmada por Casación en octubre de 2018. Podrá acceder a salidas transitorias el 4 de octubre de 2022. Podrá gozar de libertad condicional desde el 4 de febrero de 2024. Y desde el 4 de abril de 2024 podrá acceder al régimen de libertad asistida. Para que la condena quede firme solo queda el recurso de queja presentado ante la Corte pero el rechazo del recurso extraordinario dispuesto por la Casación permitió-como en todos los casos- que comenzara la ejecución de la pena. Es decir que Jaime-en el caso por el que está cumpliendo condena-no tiene prisión preventiva.

En cambio tiene dictada la prisión preventiva en otro juicio por múltiples casos de corrupción en los que está acusado. El Tribunal Oral Federal 6 le extendió la prisión preventiva-no saldría de todos modos por la condena que está cumpliendo- en el caso en el que Jaime está acusado de enriquecimiento ilícito. En ese mismo tribunal y en el mismo juicio se lo acusa -junto a Julio De Vido- de haber comprado trenes chatarra en España y Portugal, de haber defraudado al Estado en el Ferrocarril Belgrano Cargas y de haber utilizado para beneficio propio dos autos que estaban bajo la tutela del Estado.

Jaime -en la cuenta de Twitter que maneja su familia- hizo pública la presentación para desistir del pedido de prisión domiciliaria y además le agradeció el “acompañamiento” a la secretaría de Derechos Humanos y al gobierno nacional. Arrobó al presidente Alberto Fernández, a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, al secretario de Derechos Humanas, Horacio Pietragalla, entre otros.

En el escrito presentado por el abogado Claudio Trugman se señaló:

*Que se desinteresa de proseguir alegando sobre la prisión domiciliaria que tramita en este legajo o en cualquier otro porque no es tarea ni responsabilidad suya decidir cómo el Estado debe tutelar su derecho a la salud y a la vida.

* Que persistirá para que se abra la Queja presentada por su defensa ante la CSJN para que el Alto Tribunal revise la sentencia y oportunamente lo absuelva en esta causa conocida como “la tragedia de Once”, habida cuenta que fue un sabotaje contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, ordenado por quién o quiénes tuvieron poder de obligar al conductor del tren, Marcos Córdoba, a que lo embistiera al ingresar a la plataforma, ya que como se probó en la causa, los frenos del convoy funcionaban y Marcos Córdoba actuó con total conciencia de lo que estaba haciendo.

* Que se levante la prisión preventiva que le impuso el Tribunal Oral en lo Criminal 6 para obstruirle el acceso al régimen de progresividad previsto por la Ley 24660 para las penas de privación de libertad de cumplimiento efectivo.

*Que nunca renunciará a su derecho a obtener una sentencia justa que valore las pruebas de los hechos del sabotaje tal como son. Pues la mentira no es comprobable. Pero la verdad tiene su forma de prueba. Son hechos probados que Marcos Córdoba chocó el tren con intencionalidad y cumpliendo órdenes. Que a Jaime se lo involucró en la causa por quienes dieron esas órdenes y causaron la mayor tragedia en la historia de los ferrocarriles argentinos”

Jaime que en octubre de 2015 confesó haber recibido coimas de empresarios a los que debía controlar había pedido la prisión domiciliaria a fines de 2019 cuando el coronavirus aún no había asomado por Argentina. En los últimos tiempos le agregó a su solicitud el hecho de ser población de riesgo debido a su edad y sus problemas de salud. Le fue denegada. Y ahora él mismo dice que no la va sostener ese pedido. Seguirá-al menos por ahora- en la cárcel de Ezeiza.