Último momento

Avanza la emergencia económica en la ciudad de Buenos Aires y hay polémica por la facultad para escalonar el pago de sueldos

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Adrian Escandar)
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Adrian Escandar) (Adrian Escandar/)

Horacio Rodríguez Larreta quiere tener hoy el despacho de la comisión de Presupuesto y mañana la aprobación del proyecto de ley de emergencia económica y financiera que le permita, entre otras atribuciones, reasignar partidas, suspender contrataciones e incentivar el pago de tributos, además de prohibir nuevas designaciones y aumentos de cargos hasta fin de año para hacerle frente a la crisis en torno al avance del coronavirus.

El jefe de Gobierno porteño presentó el proyecto hace más de una semana como una salida a la crisis producida por la abrupta caída de la recaudación por la parálisis de la actividad económica, y en medio del escándalo por las irregularidades en la compra de insumos y la contratación de hoteles.

Aprovechó entonces para oficializar la donación “voluntaria” del 25% de los sueldos de los funcionarios de mayor jerarquía tras un acuerdo alcanzado con los poderes legislativo y judicial.

Pero el envío de la ley, que esta tarde será discutido en comisión y mañana será aprobado por la Legislatura –el oficialismo cuenta con holgada mayoría–, quedó envuelto ahora en una polémica por el último artículo del capítulo 5 del texto, referido a las “contrataciones de personal y las estructuras”.

Que faculta “al Poder Ejecutivo, en función de las disponibilidades financieras, a requerir al resto de los sujetos comprendidos en el artículo 2 (administración central, comunas, organismos descentralizados, entidades autárquicas y empresas y sociedades del Estado) la remisión de cronogramas de pago escalonado y/o diferido de haberes de sus nóminas salariales, priorizando a las personas que perciben menor remuneración, a fin de efectuar la planificación de las correspondientes transferencias de fondos”.

Es decir: el Gobierno porteño les pide a los legisladores facultades para escalonar el pago de sueldos de los empleados estatales.

“Está difícil de acompañar, a pesar de que hay una crítica general al proyecto”, aseguraron fuentes del bloque del Frente de Todos, que en las últimas horas planteó dudas en torno al acompañamiento del texto por parte de dicha bancada.

Horacio Rodríguez Larreta, la semana pasada, con legisladores del Frente de Todos
Horacio Rodríguez Larreta, la semana pasada, con legisladores del Frente de Todos

Por estas horas, los operadores del jefe de Gobierno en la Legislatura negociaban con la oposición la posibilidad de introducir algunas modificaciones al texto original, en especial en el artículo en cuestión vinculado a la posibilidad de diferir el pago de salarios.

“La propuesta que estamos elevando no está proyectada que se use, pero nos faculta a hacerlo en caso de que la recaudación siga cayendo como viene sucediendo. Solo se usará en caso extremo”, aclararon fuentes oficiales.

En la Ciudad, el distrito más rico del país, abundan en ese sentido en que la recaudación tuvo una fuerte caída en los últimos días de marzo, una baja más abrupta en el mes en curso y una proyección en la misma línea para mayo, en buena medida por Ingresos Brutos. El aislamiento social, preventivo y obligatorio que lleva casi un mes y medio seguirá, por ahora, con el mismo nivel de restricciones en territorio porteño, que concentra, junto a la Provincia, la mayor parte de los casos positivos de COVID-19.

Los negociadores del jefe de Gobierno trabajaban para incluir en el artículo de la polémica que el eventual pago escalonado de los sueldos no alcanzaría a los empleados con remuneraciones inferiores a tres salarios mínimos, vitales y móviles y al personal afectado al combate de la pandemia.

Rodríguez Larreta busca de esta manera un acompañamiento de la oposición al proyecto en vísperas de la sesión de este jueves.

Por lo bajo, los legisladores que responden al jefe de Gobierno empezaron, en tanto, a desempolvar el archivo. Recuerdan que, en diciembre del 2001, en plena crisis, el entonces jefe de la Ciudad, Aníbal Ibarra, envió un proyecto similar con las mismas facultades para diferir el pago de los salarios de los empleados, que al final instrumentó. Su ministro de Hacienda era Miguel Pesce, actual presidente del Banco Central.

El pedido de Rodríguez Larreta deja además en una situación inquieta al resto de los distritos: gobernadores e intendentes de todo el país afrontan un panorama complejo de cara a mayo. Ayer, de hecho, cuatro de los jefes comunales más representativos de Juntos por el Cambio de la provincia de Buenos Aires le plantearon al gobernador Axel Kicillof un refuerzo extra en la ayuda para el pago de salarios.

Seguí leyendo:

Rodríguez Larreta lanza un paquete de medidas económicas por la crisis del coronavirus y analiza otras flexibilizaciones a la cuarentena