Último momento

Claudio Tapia: “Es una alternativa jugar el torneo de Primera con 30 equipos y no tener descensos”

Claudio Tapia habló sobre el futuro del fútbol post coronavirus (Infobae)

A raíz de la pandemia de coronavirus el fútbol argentino sigue en pausa, sin pronóstico de pronto regreso. De hecho, Matías Lammens, Ministro de Turismo y Deporte, advirtió que “estimo que vamos a pasar todo abril y mayo sin fútbol”. Y al mismo tiempo señaló que “el público no va a volver hasta entrado fin de año”.

En ese contexto, Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, respaldó las palabras del ex titular de San Lorenzo. “Desde el 12, 13 de marzo me quedé en mi casa, no salí ningún día”, confirmó su cumplimiento del aislamiento obligatorio ordenado por el gobierno nacional. Y dio a conocer su postura, que asegura que comparte la gran mayoría de la dirigencia.

“Sería aventurero e irresponsable pensar en tal o cual medida tenemos que tomar, cuando nadie sabe qué día o cómo vamos a volver. No nos olvidemos de que el fútbol también son empleados, cuerpos médicos, no son simplemente los dos planteles. Hay muchísima gente. Y esta gente después de entrenar o jugar, va a ir a sus hogares. Y todos pueden contraer este virus”, planteó, en base al protocolo que propuso Talleres de Córdoba para regresar a los entrenamientos en el corto plazo.

“Cuando se tome la decisión de que el fútbol vuelva, el responsable soy yo, que soy el presidente. Si se contagia un jugador, tenés que parar el torneo mínimo por 15 días. Y lo primero que dirían es que pensamos en lo económico. Sería un mamarracho si volvemos y se infecta alguien. Tenemos que priorizar la salud. De cargar con la responsabilidad de una muerte no se vuelve”, expresó en diálogo con el programa Líbero, de TyC Sports.

“La mayoría de los directivos está preocupada por la salud, también por lo institucional y lo económico. Pero la gran mayoría piensa que, cuando vuelva el fútbol, tiene que ser con la mayor seguridad posible”, enfatizó el ex presidente de Barracas Central.

Luego, Chiqui profundizó en los pasos que dio la AFA para asistir a los clubes y luego tomar decisiones en el corto y mediano plazo. “Nosotros les estamos pidiendo a todos los dirigentes una evaluación de cada club. Primero la salud, la preocupación por la salud. Después, cada uno cumple con el rol social, y más ahora, que estamos acompañando diferentes medidas para ayudar al Estado. Y tercero, lo económico. Lo deportivo pasa a un cuarto o quinto plano. Una cosa es una crisis financiera, pero peor es cuando hay una crisis económica, y es a nivel mundial. Hoy todas las instituciones no recibimos recursos, el único que reciben son los derechos de TV. Y la situación difícil viene de dos o tres años, porque los clubes se comprometieron en dólares, con el dólar en otro valor”, ofreció una radiografía del problema que evidencias los clubes, que ven reducidos sus ingresos por cuota social.

“Si volvemos sin público, ¿la situación va a cambiar con el socio o abonado? Escucho a todos los dirigentes, me preocupo muchísimo porque estamos todos en la misma situación, porque va a haber un después y no va a ser de la misma manera, porque no vamos a poder gastar lo mismo que antes. Vamos a arrastrar una recesión muy fuerte. No tenemos la posibilidad de decir el 1° de julio volvemos a jugar. Nadie lo sabe, no podemos hacer futurología. Porque quien se enferma corre peligro de muerte. Es preocupante y desesperante”, profundizó en el semblante de lo que recibe de las dirigencias.

La coyuntura generará cambios deportivos. “Una vez que terminemos esta evaluación y tenga toda la información esta semana, veremos qué hacemos. Lo que decidamos va a ser en el conjunto, lo que todos decidamos que es lo correcto. Hay que evaluar todas las posibilidades que nos permitan un fútbol mejor, porque va a haber una realidad diferente en el mundo”, advirtió, pero sin adelantar demasiado las determinaciones.

Sin embargo, ante las versiones emanadas desde el seno de la sede de Calle Viamonte sobre la posibilidad de suspender los descensos por dos años y regresar a un torneo de 30 equipos, como medida para suavizar el impacto de la crisis por el COVID-19.

“Si son decisiones para desdramatizar lo deportivo y priorizar lo económico, bueno. Tenés que tener una previsibilidad económica para el futuro. Una decisión para que lo económico no perjudique a lo institucional. Por ahí los dirigentes toman la decisión de jugar con 30 equipos y no tener descensos. Puede ser una alternativa, tenemos que trabajarla”, argumentó. Si esa postura se impone, los descensos en la próxima Liga Profesional de Fútbol podrían desaparecer. “Si se jugaría sin descensos por dos años, ¿para qué tendrías promedios? Los dirigentes se están consultando, hay diferentes opiniones”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO:

Informe especial Boca-River: a un mes de la cuarentena total, cómo los afectó y qué planean para el futuro inmediato

Diego Maradona reveló cuál es el video favorito de su nieto Benjamín y lo subió a las redes sociales