Último momento

El Monumental en tiempos de coronavirus: cómo es el mantenimiento y de qué modo buscan prevenir el dengue

El campo de juego del Monumental está monitoreado las 24 horas mediante cámaras wi-fi y es regado a distancia por intermedio de una aplicación
El campo de juego del Monumental está monitoreado las 24 horas mediante cámaras wi-fi y es regado a distancia por intermedio de una aplicación

River cerró las puertas del club el viernes 13 de marzo. Fue un día antes del frustrado partido ante Atlético Tucumán, suspendido porque River decidió no presentarse a jugar en prevención al nuevo coronavirus. ¿Cómo se realiza el mantenimiento del campo de juego del Estadio Monumental si el club está cerrado? Con un trabajo a distancia a través de un método de última generación. Y también con tareas presenciales de fumigación a cargo de tres empleados para prevenir el dengue, la otra epidemia que tiene a maltraer a esta parte del mundo además del COVID-19.

“El campo de juego del Monumental está monitoreado las 24 horas mediante cámaras wi-fi y riego a distancia operado a través de un dispositivo móvil. También se están haciendo cada siete días tareas básicas de fumigación en el club y en el campo de juego tanto en Núñez como en el River Camp (en Ezeiza) y en el predio de Hurlingham como servicio esencial de prevención de roedores y del mosquito del dengue”, afirmó Mariano Taratuty, presidente de Planeamiento de River, en diálogo con Infobae.

Los trabajos son supervisados por Pablo Peirano, el asesor agronómico que trabaja para el club de Núñez, quien es la única persona que cuenta con los medios para realizar el riesgo a distancia a través de su dispositivo celular. Otros dos empleados del club se encargaron esta semana de cortar el césped del Monumental, cuyo estado oscilante (a veces en buenas condiciones y en otras, no) despertó más de un enojo de Marcelo Gallardo en el último tiempo.

River busca ahora que el campo esté en la mejor condición posible cuando vuelva el fútbol argentino, cuya fecha de regreso es incierta debido al brote del nuevo coronavirus. “Para evitar cortarlo con más frecuencia se están usando fitoreguladores de crecimiento del césped para que crezca más lento”, agregó Taratuty.

En el césped del Monumental ya se realizó la siembra anual de invierno, con 600 kilos de semillas. Mediante el sistema de riego a distancia, los encargados del área controlan que al césped nunca le falte agua. Además, instalaron una cámara para facilitar la supervisión y para ver los momentos precisos en los cuales el campo necesita el riego. Con una aplicación, pueden realizar y programar riegos por zonas o de manera completa y dosificar la cantidad de agua que cae sobre el césped.

Seguí leyendo:

Rebajas salariales en el fútbol: cuál es la postura del plantel de River

Los dos motivos que podrían impulsar el retorno de Higuaín a River: qué debe ocurrir para que el sueño se transforme en una chance concreta

Guillermo Rivarola viajó a Estados Unidos para dirigir la nueva escuela de fútbol de River y quedó en cuarentena