Último momento

Kicillof propuso un período de gracia de “magnitud” y una importante quita para pagar la deuda de la Provincia

El gobernador Kicillof presentó su plan de sostenibilidad de la deuda

El gobierno de la provincia de Buenos Aires cumplió hoy con un nuevo paso en su objetivo de reestructurar su deuda pública en moneda extranjera en manos de bonitas, al asegurar que va a proponer una importante quita y un período de gracia para pagar.

Con este objetivo, realizó una presentación en donde expuso las "proyecciones económicas y los lineamientos para una deuda pública sostenible de la Provincia consistente con dichas expectativas económicas”, según Pablo López, ministro de Hacienda y Finanzas de la provincia .

A las 14 horas la presentación se difundió en la web del ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia para que sea de acceso público.

En la propuesta presentada señaló que la provincia va a tener “una trayectoria de crecimiento esperada está alineada con la proyectada por el Gobierno Nacional, considerando la alta correlación histórica entre las dos economías. Se espera una etapa inicial de recuperación económica que alcanzaría hasta 2023 y a partir de dicho año se proyecta que nuestros niveles de crecimiento se estabilizarían en los niveles estimados para el largo plazo”

Asimismo, estableció que buscará renegociar los siguientes bonos:

Bonos bajo legislación extranjera (USD 7.148 millones): Deuda elegible para este proceso de reestructuración.

Deuda con organismos Multilaterales y Bilaterales (USD 706 millones): Los desembolsos proyectados más que compensan los repagos y a un costo bajo.

Gobierno Nacional y deuda Intra Sector Público (USD 1.763 millones): Se proyecta refinanciar en condiciones sostenibles para la Provincia

Deuda doméstica en pesos (USD 803 millones): Se continúa refinanciando bajo un supuesto de tasas de mercado accesibles.

Kicillof, alineado con las proyecciones del gobierno nacional
Kicillof, alineado con las proyecciones del gobierno nacional

A partir de esto, señaló que, para poder hacer frente a la deuda, Buenos Aires necesita un “período de gracia de magnitud suficiente para que la Provincia pueda volver a retomar un sendero de crecimiento sostenible y atender las necesidades críticas a nivel social y de infraestructura”. Además, una “reducción permanente en el costo de la deuda que implique cupones consistentes con niveles de intereses –medidos en términos de Recursos Corrientes Netos de Coparticipación”

Escenario

En la introducción de los lineamientos para reestructurar una deuda bajo ley extranjera Kicillof y su equipo señalaron que la provincia “acumula años de deterioro macroeconómico y social”, y que esta situación se ha agravado “significativamente en años recientes de la mano de una profunda recesión”. Las estimaciones del ministro López, según el documento, muestran que la recesión “se profundizará como mínimo durante gran parte de 2020 a raíz de la situación de emergencia relacionada al COVID-19”.

A partir de este contexto los funcionarios de la provincia que representa el 40% del Producto Bruto Interno del país señalaron que la “posición fiscal es sumamente frágil y es necesario priorizar la asignación de nuestros recursos para atender las situaciones más críticas a nivel social”. Por lo tanto, la proyección macroeconómica provincial para el período 2020-2030 se ha realizado bajo el principio de que el crecimiento llegará, al igual que en la Nación, dentro de tres años.

La trayectoria de crecimiento esperada está alineada con la proyectada por el Gobierno Nacional y que fue presentada por el ministro Martín Guzmán en el Congreso. “Se espera una etapa inicial de recuperación económica que alcanzaría hasta 2023 y a partir de dicho año se proyecta que nuestros niveles de crecimiento se estabilizarían” en los niveles estimados para el largo plazo.

En lo que se refiere a los recursos, el paper estable una “mayor progresividad en la estructura tributaria con Impacto de la Ley impositiva 2020, a través de la cual se realizaron ajustes en la política recaudatoria, logrando a su vez mayor progresividad”.

Seguí leyendo:

Tras la postergación del pago de la deuda local, el Gobierno se prepara para lanzar la semana próxima la oferta a los bonistas extranjeros