Último momento

Las sorprendentes confesiones de Lunati: el día que se tomó a golpes de puño con Verón y qué hubiera pasado si dirigía la Promoción entre River y Belgrano

Las sorprendentes declaraciones de Pablo Lunati (Infobae)

Desde que dejó de ser árbitro profesional y se declaró como fanático de River Plate, Pablo Lunati no solo se sacó un peso de encima, sino que se volvió un personaje tan entrañable como polémico dentro del mundo del fútbol. Esta vez, el ex juez de 52 años brindó una entrevista en la que sorprendió con varias confesiones.

El Loco fue invitado a participar del canal del Youtube de Ezzequiel y se sometió al segmento de “5 preguntas picantes”. Desde su casa, cumpliendo con el aislamientos social obligatorio por la pandemia del coronavirus, el ex árbitro no esquivó ninguna de las consultas y dejó algunos declaraciones llamativas.

El primer tópico sobre el que respondió Lunati fue acerca de qué hubiese ocurrido si él hubiese dirigido el encuentro entre River y Belgrano en junio de 2011, cotejo que decretó el descenso del Millonario. “Yo creo que seguramente el resultado hubiese cambiado. Hubiese cobrado el penal que el Chiqui Pérez le hizo a Leandro Caruso. Después de la mano de Nimo, fue el penal más grande que vi en mi vida. Tal vez, con eso, el resultado hubiese cambiado o tal vez no. Pero bueno, si el árbitro lo hubiese cobrado… Un penal que no se que le pasó al árbitro en ese momento. Le habrá pasado una mosca por delante de los ojos, no se, pero estaba al lado y dijo choque. No existe eso. Es imprudencia y foul”, expresó.

Además, Lunati no omitió hablar acerca del colega que estuvo a cargo de ese duelo, Sergio Pezzotta: “Era un burro el arbitro. No puedo pensar otra cosa, sino lo hubiese dicho en su momento. Para hablar de otras cosas tengo que tener pruebas. Era un burro importante, toda su carrera fue igual. Lamentablemente, lo pusieron a dirigir un partido importante como este”.

Lunati aseguró que si el hubiese dirigido River-Belgrano en 2011, el resultado hubiese sido distinton(NA)
Lunati aseguró que si el hubiese dirigido River-Belgrano en 2011, el resultado hubiese sido distinton(NA)

A tono con las consecuencias que decretaron ese resultado, Lunati detalló los sentimientos que le provocó el descenso a los hinchas del Milllonario y los comparó con lo que le sucedió a Boca al perder la Superfinal de la Copa Libertadores en 2018. “Obviamente que mucho dolor. Mucho. Pero que ya pasó, ahora le toca pasarlo a ellos. Por más que me digan que no es lo mismo, yo lo siento igual. El mundo habló de esa final y dijo que era la final de la historia del fútbol. El Presidente de ese momento (Mauricio Macri) dijo que iba a ser difícil que el que perdiera se reponga de esto. Y no tengo ninguna duda. Ellos se van a reponer con otro resultado, que nunca va a ser contra nosotros porque es raro que se vuelva a dar otra final de Copa Libertadores contra nosotros y en Madrid. Es imposible. Se van a reponer con buenos resultados o con el tiempo, como nos pasó a nosotros. Todo dolor se cura con el tiempo, también el deportivo”, sostuvo.

Otra de las confesiones más sobresalientes del bonaerense de 52 años fue el día que se tomó a golpes de puño con Juan Sebastián Verón, cuando la Brujita aún era jugador profesional. “Solo con un jugador tengo mala relación. Con Verón. Vamos a decir que tenemos formas distintas de ver la vida. Que te invite a pelear un jugador cuando está caliente adentro de una cancha es normal, también es normal que vos no arrugues siendo árbitro de fútbol. Para serlo tenés que tener un poquito de huevos, sino no podés serlo. Y hablo de otras cuestiones que no tienen que ver con los jugadores. Después, te invitas a pelear fácil con un jugador, pasa normalmente. Lo más probable es que el jugador te invite a vos a pelear, el árbitro trata de mantener la cordura, pero bueno uno está con mil revoluciones y pasa, es normal”, empezó sobre su cruce con el actual presidente de Estudiantes.

“Con Verón me peleé afuera de una cancha. Quedó ahí, nunca más hablé del tema. Esto fue en el Estadio Único de La Plata y ya está, no da para más. Nunca hablé de esto, ni lo puse en el informe del partido. Lo sabe poca gente. Si vos empezás un chamullo con un jugador adentro de la cancha, muere ahí. No hay posibilidad de que lo raje por hablarme mal, yo muero con el diálogo. Pero esto siguió después de que terminó el partido”, remató.

Seguí leyendo:

Germán Pezzella confirmó que superó al coronavirus y fue dado de alta

La bronca de Pipo Gorosito al ser falsamente acusado de tener coronavirus

Benedetto recordó cuando estuvo en prisión en Brasil y dijo que quiere volver a Boca