Último momento

Alerta en la Cancillería por la crisis sanitaria de Ecuador: hay más de 2.000 argentinos que buscan volver

Miles de personas reclaman en las puertas de los hospitales de Guayaquil por una atención que no llega. REUTERS
Miles de personas reclaman en las puertas de los hospitales de Guayaquil por una atención que no llega. REUTERS (STRINGER/)

Con cadáveres tirados por las calles de Guayaquil, una explosión de 2.500 contagiados de coronavirus en los últimos días y más de 80 muertos, Ecuador se convirtió en un nuevo desafío para el gobierno de Alberto Fernández por los miles de argentinos que en las últimas horas pidieron ser repatriados de urgencia al país.

Desde el lunes pasado, en la embajada argentina en Quito y el consulado de Guayaquil llovieron los reclamos de argentinos agolpados en la puerta de las oficinas diplomáticas para reclamar una ayuda al Gobierno.

En Ecuador hay unos 6.000 argentinos residentes, de los cuales unos 3.000 están en la zona de Quito y otros 3.000 en Guayaquil. No todos están pidiendo regresar a la Argentina por el coronavirus. Pero en la Cancillería aseguraron que hay más de 1.500 que viven allí y están pidiendo ayuda para volver. A estos hay que agregarles los 600 argentinos que estaban como turistas y quedaron varados antes de que estallara la pandemia. Así, se estima que más de 2.000 argentinos están buscando cómo regresar de Ecuador.

“La situación más dramática es en Guayaquil donde está desbordada la pandemia y donde la Argentina sólo tiene a la cónsul y dos empleados para atender a los argentinos que llegan desesperados para pedir que los regresen al país”, dijo a Infobae un funcionario del Gobierno.

El canciller Felipe Solá sigue de cerca el tema y en las últimas horas pidió que haya una atención especial al caso de Ecuador por lo que se reforzaron los acuerdos de ayuda en hotelería y hospedajes para los argentinos varados. A esto se le agregarán fondos en el marco del programa de asistencia humanitaria que por decreto presidencial se aprobó esta semana para asistir económicamente los argentinos varados en el extranjero por la crisis del COVID-19.

El problema que se le presenta a la Argentina para repatriar a sus ciudadanos es que en Ecuador están cerradas todas las fronteras y no hay posibilidad de sacar gente. Desde el 15 de marzo que se cerraron las fronteras por orden del presidente Lenin Moreno en Ecuador no pudo regresar ni un argentino de los 600 turistas varados.

El de Ecuador es un caso que resulta “de carácter prioritario” para la Cancillería por el nivel de gravedad de la crisis sanitaria. Es que además de los turistas varados se les sumaron los argentinos que vivían allí y que empiezan a perder sus trabajos, quedan en la calle o no logran tener atención médica y mucho menos respaldo económico.

En las calles de Guayaquil aparecen los cadáveres de personas muertas por coronavirus porque los hospitales están desbordados. REUTERS
En las calles de Guayaquil aparecen los cadáveres de personas muertas por coronavirus porque los hospitales están desbordados. REUTERS (STRINGER/)

Se trata, en rigor, del nuevo perfil del argentino que quiere regresar al país de otros lugares del mundo: ya no vienen porque se quedaron sin pasaje de regreso o por unas vacaciones frustradas sino porque las vidas que habían armado como residentes en el extranjero se volvieron imposibles de sostener.

Según pudo saber Infobae, y se vio en los últimos días en imágenes de televisión, las autoridades de Ecuador están completamente desbordadas y aún no pudieron retirar todos los cuerpos de personas que murieron por el coronavirus en plena vía pública. Hasta ayer se habían reportado en Ecuador 2.302 contagiados de coronavirus y 79 fallecidos. Pero los datos extraoficiales indican que el número de infectados es mucho más elevado.

En las últimas horas se confirmó que dos Hercules de la Fuerza Aérea irán mañana a Perú para repatriar a los más de 300 argentinos varados allí. A la vez, habrá otro vuelo a Brasil. Y entre hoy y mañana estarán ingresando por Ezeiza un vuelo proveniente de Miami y otro de Frankfurt.

Pero con Ecuador no hay por ahora ninguna posibilidad de que se pueda enviar un avión de rescate por el cierre de fronteras. Hay arduas negociaciones diplomáticas para evaluar esta situación. Pero con el correr de las horas la situación se hace cada vez más desesperante para los argentinos que quieren regresar.

Seguí leyendo:

Coronavirus en la Argentina: el Gobierno avanzó en la adquisición de 200 mil test rápidos y 1 millón de reactivos PCR

El gobierno porteño espera un aumento de casos en abril y un pico a mediados de mayo