Último momento

Casación y la Cámara Federal porteña adoptaron medidas contra la propagación y el contagio del coronavirus

El Tribunal de Superintendencia de la Cámara Federal de Casación Penal –máximo tribunal penal del país– deliberó sobre la emergencia sanitaria por el coronavirus y emitió una resolución de conformidad con el Decreto de Necesidad y Urgencia dictado la semana pasada por el Poder Ejecutivo Nacional y con las recomendaciones emanadas del Ministerio de Salud de la Nación.

Los jueces resolvieron dispensar de concurrir a los lugares de trabajo a las personas que integren grupos de riesgo. La misma disposición rige para quienes tengan a cargo a menores en edad escolar o a personas que requieran asistencia.

El resto del personal permanecerá en funciones debiendo asistir de manera rotativa o en un máximo del 50 por ciento de la cantidad de empleados de cada dependencia. Además, cada órgano dependiente de la Superintendencia debe disponer las medidas necesarias para que se mantenga entre las personas la distancia indicada por la autoridad sanitaria.

Asimismo ordena restringir la cantidad de personas que ingresan en los ascensores, evitar aglomeraciones, garantizar la limpieza de los espacios comunes y de uso personal, y evitar el ingreso de servicios de “delivery”.

Por su parte, la Cámara Federal porteña, con la firma de los jueces Martín Irurzun, Mariano Llorens, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, resolvió adoptar diversas medidas de carácter preventivo para combatir la pandemia. Es así que han decidido ventilar ambientes y pasillos, desinfectar baños, cocinas y superficies, sobre todo las de contacto público como son las mesas de entradas del fuero, proveer de jabón, alcohol en gel y toallas descartables para la higiene de manos, despoblar las oficinas para procurar la distancia entre personas mediante el desdoblamiento de turnos y de trabajo domiciliario, instrumentar la colocación de barreras físicas en las mesas de entrada, entre otras medidas. Además las consultas se evacuarán por teléfono o correo electrónico.

Por otro lado, el presidente de las Juntas de Presidentes de Cámaras Nacionales y Federales de la República Argentina, Javier Leal de Ibarra, le envió una nota al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, en la que manifiesta que ese cuerpo considera necesaria la declaración inmediata de feria judicial acorde a las medidas extraordinarias adoptadas por el presidente Alberto Fernández para evitar el contagio y la propagación del coronavirus.

En el texto, el camarista Leal de Ibarra sostuvo que “los ambientes donde se desarrolla la tarea judicial no permiten respetar las pautas de distancia, adecuada ventilación, de prohibición de reunión y concurrencia de gran número de personas, además del tránsito permanente de quienes integramos el Poder Judicial, profesionales y de los justiciables, que también deben verse preocupados ante esta situación epidemiológica y frente a la imposibilidad de adoptar otras medidas de precaución que eviten contagios”.