Último momento

Paulo Guedes, ministro de Economía de Brasil, pidió “serenidad” ante la crisis financiera

Brazil's President Jair Bolsonaro gestures next to Brazil's Economy Minister Paulo Guedes during a launch ceremony of real estate credit incentive program of the Caixa Economica Federal Bank at the Planalto Palace in Brasilia, Brazil Fabruary 20, 2020. REUTERS/Adriano Machado
Brazil's President Jair Bolsonaro gestures next to Brazil's Economy Minister Paulo Guedes during a launch ceremony of real estate credit incentive program of the Caixa Economica Federal Bank at the Planalto Palace in Brasilia, Brazil Fabruary 20, 2020. REUTERS/Adriano Machado (ADRIANO MACHADO/)

(Desde San Pablo) -“La crisis se profundiza, el mundo que ya desaceleraba ahora sufre el coronavirus, que apresuró la caída. Se está en un momento crítico y el coronavirus es la gota de agua que rebalsó el vaso”, describió el ministro de Hacienda brasileño, Paulo Guede, esta mañana, en un rápido intercambio con la prensa. Sin embargo, pidió “absoluta serenidad”. La razón, dijo, es que a diferencia de lo que ocurre en el resto del planeta “Brasil va en la dirección contraria; está en plena recuperación, si se avanza en las reformas, Brasil se acelera”.

Lo cierto es que estas declaraciones no llegaron a calmar el mercado financiero brasileño. A las 10:30 exactas las actividades de la Bolsa de San Pablo (Bovespa) fueron interrumpidas. Lo que descerrajó el “circuit breaker” fue la caída, en apenas 30 minutos, de más de 10% registrada por el Ibovespa. Esta es la primera vez que se suspende la jornada bursátil después del llamado “Joesley Day” en mayo de 2017, cuando la presidencia de Michel Temer se vio en apuros por una denuncia sobre sus vínculos poco santos con el empresario Joesley Batista.

En tanto, el dólar no consigue bajar de su nueva cotización: 4,74 reales (contra 4,2 de comienzos de febrero).

Las bolsas europeas cerraron con caídas de hasta 11% (REUTERS/Bryan R Smith)
Las bolsas europeas cerraron con caídas de hasta 11% (REUTERS/Bryan R Smith) (Bryan Smith/)

Al retomar su actividad, la bolsa paulista volvió a derrumbarse. Hasta este mediodía operaba en baja de 9,5%. Las acciones más afectadas son las de Petrobras, que registran un retroceso monumental: más de 25%. En los medios financieros afirman que, en una tan solo una hora, el valor de mercado de la petrolera estatal brasileña perdía 14.000 millones de dólares.

La “batalla del petróleo” entre Arabia Saudita y Rusia, con el Coronavirus como fondo del escenario, produjo ese derrumbe. Pero la perdida de ingresos, la presión sobre la sustentabilidad empresarial y las dificultades para conseguir inversiones, pintan un panorama cruel que habrá de impactar en el proceso de “desinversión” de Petrobras.

Con el barril a 35 dólares las perspectivas no son nada brillantes si se mantuviera ese precio a más largo plazo. Ocurre que el precio del petróleo tiene una influencia decisoria, tanto directa como indirecta, en los ingresos tributarios del propio Estado federal, y de los estados provinciales brasileños. Es que ese bajo valor del crudo significa un recorte considerable en los ingresos por royalties y por participaciones.

El gobierno de Jair Bolsonaro se prepara ya para bajar la expectativa de crecimiento del PBI, de 2,4 a 2 por ciento. Pero un golpe de esta envergadura en los precios petroleros llevará a reducir aún más esas expectativas. Pero no sólo las petroleras registran su más dramático momento desde 1991, durante la Guerra del Golfo. Los frigoríficos sufren casi idéntico desgaste, en un país: Brasil, que es el primer exportador mundial de carnes.

El gobierno de Jair Bolsonaro se prepara ya para bajar la expectativa de crecimiento del PBI, de 2,4 a 2 por ciento. (REUTERS/Marco Bello)
El gobierno de Jair Bolsonaro se prepara ya para bajar la expectativa de crecimiento del PBI, de 2,4 a 2 por ciento. (REUTERS/Marco Bello) (MARCO BELLO/)

Lo que influye en el destino acuciante de la industria cárnica es el efecto Coronavirus en China. “Con el agravamiento de esa epidemia y la consecuente desaceleración de la economía china, los puertos están abarrotados y los containers son desviados hacia otros destinos” indicó unos días atrás la consultora XP en un informe. Esos problemas de la logística implican, dijeron los analistas, un aumento de los costos que desafían al sector. Las acciones de las principales empresas: JBS, Minerva y Marfrig son un duro testimonio de ese fenómeno. Caían este mediodía 11,9% la primera; 12,2% la segunda y 15,9% el tercer frigorífico.

Un segmento definitivamente golpeado es el de las aerolíneas. En Brasil, GOL y Azul registran los peores desempeños. Y sus acciones bursátiles acusan el impacto de la reducción drástica de destinos y vuelos, con caídas de más de 10%. El drama bursátil ya influye en el freno de las empresas para iniciar las operaciones IPO (Initial Public Offering). Es decir, la oferta inicial pública o, primera vez que una compañía se dispone a vender acciones al público. “Hay una reacomodación, pues muchas firmas deciden esperar que pase el momento y ver como será la posible evaluación posterior de sus acciones” indicó, en teleconferencia con periodistas, Daniel Sonder de la consultora B3.

La Asociación de Fábricas de Vehículos Automotores de Brasil (Anfavea) indicó que “en breve” podrá interrumpir la producción por “falta de componentes”. Según la entidad, China redujo sustancialmente “sus envíos a Brasil” de autopiezas. Pero también registra una disminución en la actividad del transporte marítimo de cargas que influye en la falta de autopartes. China es el mayor proveedor de partes para la industria automotriz de Brasil.

Un segmento definitivamente golpeado es el de las aerolíneas. En Brasil, GOL y Azul registran los peores desempeños
Un segmento definitivamente golpeado es el de las aerolíneas. En Brasil, GOL y Azul registran los peores desempeños

El presidente de la entidad, Luiz Carlos Moraes, demandó “menos ruido y más atención a la cuestión del crecimiento”. En su visión, la devaluación del real frente al dólar “no favoreció las exportaciones”. Subrayó que “continúan en caída las ventas a la Argentina, a México y a Colombia”.

En el mundo empresarial brasileño juzgan, inclusive, que el dólar está en una cotización en reales “por encima de lo razonable”. Fue lo que sugirió Marco Polo de Mello Lopes, titular del Instituto Siderúrgico de Brasil. “Todo el mundo tiene esa percepción” dijo el empresario, en una conferencia de prensa de la Coalición de la Industria, que agrupa a las principales compañías de la industria y los servicios. Juzgó que “la devaluación trae ventajas relativas para las exportaciones. Pero también representa desventajas en lo que respecta a costos por el impacto en las importaciones”.

Seguí leyendo

Lunes negro en los mercados, minuto a minuto: las bolsas europeas cerraron con caídas de hasta 11%

Se derrumban las acciones de las empresas argentinas en Wall Street: YPF cayó hasta 20 por ciento