Último momento

Quedaron al borde de juicio los ex funcionarios de la AFIP de la gestión kirchnerista acusados de perseguir a Carrió

La diputada Elisa Carrió ( Foto: Víctor Carreira/Télam)
La diputada Elisa Carrió ( Foto: Víctor Carreira/Télam)

La Cámara Federal confirmó este viernes el procesamiento de un ex alto directivo de la AFIP durante la gestión kirchnerista sospechado de haber utilizado el órgano fiscal para llevar adelante maniobras de desprestigio contra opositores políticos, como Elisa Carrió, en épocas elecotrales. La causa está en manos del juez federal Daniel Rafecas. Con esta decisión, ya son cuatro los ex funcionarios con procesamientos confirmados que quedaron en condiciones de ir a juicio oral.

La Sala II de la Cámara Federal confirmó el procesamiento de Fabián Di Risio, subdirector general de Operaciones Impositivas Metropolitanas de la AFIP en junio de 2013. Se lo acusa de ordenar o ejecutar directivas contrarias a las leyes. En la causa ya estaban procesado otros tres funcionarios del organismo: Fidel Chiapperi –jefe de la Dirección Regional Centro de la AFIP–, Roberto Mazal –jefe de la División Jurídica de dicha Regional– y Germán Bravo, como jefe de la Sección Penal Tributaria de la Regional Centro de la AFIP.

La investigación en la AFIP se originó a partir de una noticia publicada el 25 de mayo de 2013 en la Revista Veintitrés, titulada “La nueva casa de Lilita”, que puso en tela de juicio la compra por parte de Elisa Carrió de un terreno en el complejo habitacional “Chacras de la Cruz”, y la posterior construcción de un inmueble en aquel predio. En aquella nota se sugería que Carrió no tenía cómo justificar la compra del inmueble.

A partir de la noticia, se desencadenó en forma inmediata un operativo de la AFIP que apuntó a involucrar a Carrió en una supuesta investigación impositiva, al desplegarse un allanamiento en el barrio de chacras donde aquella había adquirido un lote, procedimiento del cual participaron altos funcionarios (como Mazal y Bravo) y unos treinta agentes del organismo. Carrió se presentó en la causa para pedir investigar “la operación política que se realizara en mi contra”.

Para Rafecas, existió un operativo de la AFIP que fue exagerado y desviado de su función “con el único fin de utilizar el poder de policía del organismo para una campaña de desprestigio de una opositora política en plena etapa pre-electoral de las elecciones de medio término a fines de 2013”.

Según Chiapperi, Mazal y Bravo utilizaron abusivamente su autoridad, excediéndola maliciosamente para fines ajenos a los de su investidura", dijo el fallo. Y añadió que “los tres imputados, acorde al detalle cronológico de los sucesos investigados, estaban plenamente al tanto de que todo su proceder estaba encaminado a lograr que el allanamiento de los lotes mencionados del ‘Club de Campo Chacras de la Cruz’ e incentivar con ello una campaña de desprestigio contra la doctora Carrió, previo a las elecciones legislativas nacionales de medio término”.

La Cámara Federal, con la firma de los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, ratificaron el procesamiento de Di Risso. “Los elementos de cargo apuntan concordantemente a un actuar abusivo organizado y superan en fuerza de convicción a los de descargo, al menos estando a los conocidos hasta hoy”, señaló el fallo al que accedió Infobae.

“No deben olvidarse las características propias que tuvo toda la situación. Un aspecto fue la magnitud de la movilización de agentes de la AFIP que se usó para ir a pocos domicilios de un club de campo”, plantearon los jueces. Y recordaron la declaración de una empleada de planta que había dicho cómo fue el operativo.

“Fuimos en las combis de AFIP. Primero fuimos al juzgado a retirar las órdenes y después nos fuimos al lugar. Me acuerdo que estacionamos a dos cuadras para que no vieran que estaba la AFIP siendo que era un campo y estaba como descampado y, cuando llegamos ya estaba en el lugar un medio periodístico. Me llamó la atención porque por lo general, llegan después. Para ese entonces sabíamos que el caso estaba relacionado con Carrió. No era habitual movilizar toda esa estructura de la AFIP para un caso como el de Urbaland, por lo que era evidente que se trataba de un tema exclusivamente político. Cuando ingresamos, eran tres casas que no tenían nada, el allanamiento dio negativo y me acuerdo de haber llamado a mi marido y decirle que ponga C5N para ver qué salía de los allanamientos de Carrió, pero recién salió a la noche y me acuerdo que decían que había dado resultado positivo, cuando no era así. Todo eso no hizo más que confirmarme que este caso se había “montado” para que se hablara mal de Carrió. Yo en este caso me sentí usada, como que era parte de un circo que se había montado", afirmó la mujer, según se consignó.

Seguí leyendo:

Avanza una causa contra ex funcionarios de la AFIP acusados de desprestigiar opositores