Último momento

Alberto Fernández recibió a Nora Cortiñas tras la polémica por sus dichos sobre las FFAA: “Ya está saldado”

Alberto Fernández y Nora Cortiñas, este mediodía en Casa de Gobierno
Alberto Fernández y Nora Cortiñas, este mediodía en Casa de Gobierno (ESTEBAN COLLAZO/)

Alberto Fernández recibió a Nora Cortiñas, presidenta de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, y al Premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel. La reunión se realizó en la Casa Rosada y, al salir, la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora habló con los periodistas.

“Ya está saldado”, dijo, y precisó que el Presidente habló a través de tuits sobre el tema, luego lo hizo ella y ya no fue necesario referirse al punto en la reunión de hoy. También aseguró que la entrevista fue “amable” y que no se habló tampoco sobre si los presos por corrupción son o no políticos.

Fernández modificó a último momento su agenda, que iba a arrancar a esa misma hora poniendo en posesión de su cargo al nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de brigada Juan Martín Paleo, en un acto en la plaza de armas en Rosario.

En cambio, recibió en el Salón Norte al Instituto Espacio de la Memoria, que preside el titular del Servicio Paz y Justicia de América Latina y que está integrada por Cortiñas, el dirigente gremial Víctor De Gennaro y otros profesionales como la psicóloga Susana Méndez, el abogado Roberto Cipriano García, además del sacerdote José “Pepe” Di Paola.

Días atrás, Fernández tuvo un desencuentro con Cortiñas, quien llegó a calificarlo de “negacionista” porque el Presidente mostró su satisfacción, en un discurso de despedida a los efectivos de las Fuerzas Armadas que partían en misión de paz a la isla de Chipre, porque fueron formados en democracia y que cabía “dar vuelta la página”.

Esas críticas motivaron una sucesión de tuits del Presidente donde se lamentó de que las víctimas se hayan sentido ofendidas por sus palabras. Cortiñas, luego, salió a decir que “no volvería a utilizar ese término”, negacionista. “Estamos todos un poco sensibles”, reconoció la dirigente de derechos humanos en declaraciones por La Red.

En relación al encuentro, cerca del Presidente aseguraron que “no tiene nada que aclarar” en torno a su caracterización sobre los crímenes de la dictadura y la búsqueda de verdad y justicia.

Fernández irá hoy por la tarde a Rosario, una ciudad que está sometida a una preocupante escalada de violencia, ya que en lo que va del año murieron más de 40 personas. En la provincia calificaron su visita como “express”, pues la agenda será muy acotada, y ni siquiera mantendrá un encuentro personal con el gobernador, Omar Perotti.

El acto central será a las 18 frente al Monumento Histórico que es un homenaje permanente a la Bandera argentina. En la ocasión, se conmemorará el primer izamiento que realizó Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812, en las barrancas del río Paraná. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, estará presente, y también el intendente de la ciudad, Pablo Javkin. En el acto, se dejará inaugurada una escultura en homenaje al creador de la Bandera.

Es la primera vez que Fernández visitará la provincia como jefe de Estado, y que su presencia se concrete en medio de la ola de asesinatos es motivo de debate y preocupación. No está prevista, en principio, la presencia de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, con quien la provincia no logró acordar todavía un respaldo de las fuerzas federales, tal como solicitó Perotti al Gobierno nacional, incluso a Fernández en forma personal.

El año pasado, también Mauricio Macri tuvo dificultades en hacer un acto en Rosario cuando viajó en ocasión del 20 de junio. El ex presidente no pudo acercarse al Monumento Histórico, que estaba rodeado por movimientos sociales y sindicatos, y tuvo que hacer el homenaje en una escuela de un barrio alejado del centro.

Seguí leyendo:

Para Buzzi no hubo traición en el aumento de las retenciones: “Desde diciembre se sabía que iba a llegar al 33 por ciento”

Jubilaciones especiales: Cambiemos amenaza con no dar quórum ante la negativa del Gobierno a modificar el proyecto

Hubo acuerdo con los gremios docentes y las clases comenzarán con normalií