Último momento

Crecen las voces de repudio al desafortunado chiste del ministro de Seguridad de Santa Fe durante una entrevista

El desafortunado chiste de Marcelo Sain, ministro de seguridad de Santa Fe, durante una entrevista (Infobae)

Marcelo Saín, ministro de Seguridad de Santa Fe, fue invitado por un programa de televisión en la ciudad de Buenos Aires. El tema, titulado por Crónica, era “Rosario sangrienta”. El funcionario expuso allí un vasto análisis del contexto sociocultural en el que se encuentra sumergida la provincia, reparó en la estacionalidad de los homicidios, abordó la reorganización de las bandas con sus primeras filas encarceladas y ensayó un compendio de resoluciones ejecutivas. Sobre el cierre de la entrevista, en sus últimas palabras al aire, ensayó una desafortunada conclusión: “Vine a descansar porque si me quedo allá me cagan a tiros”.

En Rosario, se registraron 43 muertes violentas en los 57 días que van de 2020. El ministro participó de un debate sobre la violencia con sesgo mafioso que ataca a la ciudad desde hace varios años. Su declaración poco feliz hizo que rápidamente su nombre se convirtiera en tendencia en las redes sociales. Un hashtag directamente exigía su renuncia. Desde la Asociación Civil de Vecinos Familiares y Víctimas de la Inseguridad (Personería Jurídica 1151/18), condenaron las palabras de Saín mediante un comunicado.

“Queremos manifestar nuestro repudio a tan desubicado comentario en tono humorístico, siendo que en dos meses reportamos más de cuarenta muertos y un sinfín de hechos de inseguridad, balaceras, lejos pero muy lejos de un posible futuro de paz y orden”, expresaron. En la misiva, también convocaron a un llamado de reflexión al gobernador Omar Perotti para moderar los comentarios del ministro de Seguridad y para recordarles que el Socialismo dejó de ser gobierno: “Ahora, quién debe ponerse a gestionar y trabajar por nuestra seguridad es él”.

"Hay que dar vuelta socialmente esos barrios, y no solo con políticas asistenciales, sino reconvertirlos integralmente, llevar escuelas, emprendimientos deportivos, son cambios estructurales", dijo el ministro en relación a las zonas de influencia de las bandas narco
"Hay que dar vuelta socialmente esos barrios, y no solo con políticas asistenciales, sino reconvertirlos integralmente, llevar escuelas, emprendimientos deportivos, son cambios estructurales", dijo el ministro en relación a las zonas de influencia de las bandas narco

Infobae se comunicó con Ezequiel Lowden, presidente de la entidad, cargo que ocupa desde que el organismo adquirió calidad de personería jurídica a fines de 2018. Su historia de vida se quiebra el 21 de septiembre de ese mismo año. Estaba volviendo a su casa con un grupo de amigos después de festejar el Día de la Primavera cuando estacionado con su auto lo aborda e intercepta un delincuente. “Se me pone al lado en la ventanilla del acompañante y con un arma me exige dinero y el auto. Cuando me bajo del vehículo, me pega un tiro en la pierna. Producto de esa herida, estuve al borde de la muerte. No me resistí ni nada, simplemente hice lo que me había pedido”, contó.

“A partir de este suceso decidí no ser un número más, una víctima más de la seguridad. Empecé a hablar con distintos familiares y víctimas que han padecido hechos dolosos o violentos. Junto con vecinos, decidimos darle un marco legal a esta lucha para pedirle a políticos y jueces que incorporen mejores políticas para acabar con esta problemática”, relató Lowden. En ese marco, reforzó el repudio de la Asociación Civil de Vecinos Familiares y Víctimas de la Inseguridad y manifestó: “Hacen falta políticas en serio, depurar a la policía, desarmar a las bandas delictivas, tener reuniones periódicas con los tres poderes e incluir en la mesa de diálogo a los familiares de víctimas de inseguridad”.

Días atrás, el funcionario santafesino ya había pronunciado declaraciones que generaron polémica. En un intento por comprender el brutal raid de muertes que azota a Rosario desde comienzos de año, lo redujo a un fenómeno de estacionalidad. Sin embargo, desconoce los motivos de los aumentos de crímenes en el primer bimestre: “No sabemos por qué, no sabemos cuál es la razón. Nunca hubo una explicación del gobierno anterior y nosotros tampoco hemos tenido tiempo para encontrarla".

"Las grandes organizaciones que regulaban y organizaban el negocio tienen a sus primeras y segundas líneas encarceladas y estos eventos son protagonizados por terceras o cuartas líneas que gerencian el negocio de sus antiguos jefes pero antes eran soldaditos", explicó Saín, antes de cometer el desafortunado chiste. En la foto, junto al gobernador de Santa Fe Omar Perotti (fotos NA)
"Las grandes organizaciones que regulaban y organizaban el negocio tienen a sus primeras y segundas líneas encarceladas y estos eventos son protagonizados por terceras o cuartas líneas que gerencian el negocio de sus antiguos jefes pero antes eran soldaditos", explicó Saín, antes de cometer el desafortunado chiste. En la foto, junto al gobernador de Santa Fe Omar Perotti (fotos NA)

“Vivir en Rosario es una ruleta rusa, es saber que te podés encontrar a la muerte a la vuelta de la esquina. Nos falta darnos cuenta de eso. Te matan por un celular, una bicicleta, no tiene lógica. Tu vida no vale nada. Es una ciudad que ha crecido mucho económicamente en distintas zonas. Y también están los barrios de la periferia en los que se nota el contraste, donde hay marginalidad, donde falta el transporte público y las ambulancias que no llegan”, describió Ezequiel Lowden, quien, a su vez, considera que la crisis de seguridad está lejos de resolverse y prevé un pronóstico desalentador para el porvenir de la ciudad.

Las críticas hacia el desafortunado comentario de Saín también cayeron desde el plano político. “Lo de Saín es una vergüenza. Mientras en lo que va del año ya se produjeron cuarenta muertes violentas tan sólo en Rosario, el ministro lo toma con gracia y hace chistes en la televisión”, declaró la diputada nacional de la Coalición Cívica por la provincia de Santa Fe Lucila Lehmann.

La funcionaria criticó la teoría de la estacionalidad: dijo que es una forma de naturalizar el delito. “De la misma forma que en verano tenemos abundancia de frutillas, resulta que en determinada época del año tenemos abundancia de asesinatos”, estimó. “Santa Fe padece desde hace años una ola de inseguridad y violencia inaudita que el gobierno socialista por impericia o complicidad ha dejado crecer y la actual administración demuestra no tener intenciones de revertir. ¿Qué solución tenemos los ciudadanos de bien? ¿Abandonar la provincia en la estación de delincuencia y retornar a Santa Fe el resto del año?”, concluyó Lehmann.

Con la polémica de sus dichos en plena ebullición, Saín recurrió a las redes sociales para contestarles a quienes salieron a cuestionarlo: “Los que se visten de inteligentes pero militan la mediocridad no quieren discutir el contenido de la entrevista que me hicieron ayer Crónica porque no están a la altura”. Se desligó de responsabilidades al explicar que la situación lleva una década y que las mafias estuvieron ocultas a la sombra del Estado, “protegidas por la complicidad y la desidia de policías, jueces, fiscales y políticos”. “Hay personas y dirigentes santafecinos que creen que lo que digo es joda y no es serio. Son los que siempre han puesto la basura abajo de la alfombra que hoy se empieza a ver. No han corrido riesgos personales porque pactaron con la mafia policial y política”, exclamó el ministro de Seguridad de Santa Fe.

(Infobae)

Seguí leyendo:

El ministerio de Seguridad de Santa Fe estudia el modelo de gestión policial porteño para implementarlo en esa provincia

“A los jefes nadie los forrea”: la salvaje interna policial en Rosario detrás de la ola de 16 asesinatos