Último momento

La pelea por el título entre River y Boca también se juega en los escritorios de la Superliga: quién ganaría esa pulseada

(SAF)
(SAF)

River y Boca ganaron el último fin de semana y son los únicos dos equipos con chances de consagrarse en la actual Superliga. El Millonario sacó pecho en La Plata ante Estudiantes después de que el Xeneize superara sin problemas a Godoy Cruz en la Bombonera. Con tres puntos de distancia entre uno y otro, la batalla por el título también se libra en los escritorios.

Este viernes Boca visitará a Colón en Santa Fe por la fecha 22 y River recibirá el sábado a Defensa y Justicia. Si ambos se mantienen con chances de campeonar, deberán disputar la última jornada al unísono y allí surge la dicotomía respecto al día del desenlace.

SEGUÍ LEYENDO: Finalmente Boca le entregará una plaqueta a Diego Maradona

El martes 3 de marzo el equipo de Miguel Ángel Russo debutará en el Grupo H de la Copa Libertadores ante el Caracas en Venezuela, a la vez que el martes 10 jugará la segunda fecha en la Bombonera frente a un rival a definir (Atlético Tucumán o Independiente Medellín, que se enfrentan esta noche). Por eso la postura en la Ribera es plantarse para recibir al Gimnasia y Esgrima La Plata de Diego Armando Maradona el sábado 7 de marzo.

Pero en la vereda de enfrente tienen su verdad: como los dirigidos por Marcelo Gallardo tendrán su estreno en Copa el miércoles 4/3 en la altura de Quito ante Liga, desean que la última fecha de la Superliga se juegue el domingo 8 de marzo (sabiendo que recién jugarán contra Binacional por la segunda fecha de la Libertadores el miércoles 11).

Roberto Digón (vice tercero de Boca) y Jorge Brito (vice primero de River) en una de las últimas reuniones en Superliga
Roberto Digón (vice tercero de Boca) y Jorge Brito (vice primero de River) en una de las últimas reuniones en Superliga

Con Roberto Digón (vicepresidente tercero y representante del club en Superliga) a la cabeza, los directivos boquenses argumentan que es ilógico que el equipo salga a la cancha el domingo, tenga descanso el lunes y deba afrontar otro compromiso el martes, ya que las fechas de Copa son inamovibles. Y además pueden llegar a contar con la adhesión de Atlético Tucumán, que si esta noche se clasifica a su zona, deberá jugar el martes 3/3 como local ante Libertad de Paraguay, después medirse con River en la última fecha de Superliga y más tarde visitar a Boca el martes 10.

Pero los riverplatenses, con el vice primero Jorge Brito, entienden que su viaje a Quito les complica la agenda ya que retornarían al país el jueves, descansarían el viernes y deberían definir el torneo en Tucumán el día posterior. Además, esgrimen que el final de campeonato tendría que llevarse a cabo en día domingo y no sábado, por historia y venta de derechos televisivos.

SEGUÍ LEYENDO // Jorge Ameal: “La Superliga está a punto de desaparecer”

Desde la Superliga, el gerente de gestión institucional, Enrique Sacco, habló de esta grieta entre las dos instituciones más populares: “El hecho de que se juegue Copa en la semana previa y posterior obliga a que la fecha adecuada, sin ser la mejor para todos, es la del sábado, en caso de que hubiese que jugar el mismo día y mismo horario”.

Es decir que Boca tiene muchas chances de ganar esta batalla en el escritorio, más allá de que Jorge Amor Ameal se mostró en contra de la continuidad de la Superliga en el corto plazo y que la relación de Rodolfo D’Onofrio con el ente que regula a la máxima división del fútbol argentino es más estrecha. Sacco aclaró algo más en diálogo con TyC Sports: “No son 72 horas de descanso lo que indica el reglamento sino dos días completos. Puede jugarse el sábado. A Atlético no le quedaría otra que jugar el sábado porque también jugaría al martes siguiente”.

SEGUÍ LEYENDO

El dardo de River a Boca oculto en un mensaje en las redes sociales en plena pelea por el título de la Superliga

El rival menos pensado: qué dijo Nahuel Gallardo de la chance de arruinarle el campeonato a River con Defensa y Justicia

La desafiante frase de Carlos Tevez luego de volver a ser clave en el triunfo de Boca