Último momento

Así fue la fiesta de Tyson Fury en una discoteca tras vencer a Deontay Wilder y coronarse campeón del mundo

La fiesta de Tyson Fury (Infobae)

Volvió el rey. Este domingo, Tyson Fury se alzó con el cinturón de campeón de los pesados del Consejo Mundial del Boxeo (CMB) al vencer por nocaut técnico a Deontay Wilder en el séptimo round. El inglés arrancó la jornada como un monarca, ingresando al MGM de Las Vegas sobre un trono, y la terminó como tal, siendo el anfitrión de una fiesta espectacular en una discoteca.

El lugar seleccionado para los festejos fue Hakkasan. Una disco icónica de la ciudad de Nevada tan exclusiva que una mesa en el VIP puede costar hasta 15 mil dólares. Allí han tocado DJs como Calvin Harris y Tiesto, entre otros.

Según se puede apreciar en los videos compartidos por sus amigos en las redes sociales, Fury, nuevo campeón de los pesados, parecía estar intacto tras el combate. De hecho, estaba en tan buena forma que tomó el micrófono y cantó ante la multitud que coreó su nombre a cada paso.

Vestido con el traje que había lucido en la previa del combate, blanco y con muchas imágenes de sí mismo, y con una bandera británica sobre sus hombros, el boxeador de 31 años cantó Sweet Caroline de Neil Diamond. La pasión del británico por la música no es una novedad, incluso tras recibir el cinturón sobre el cuadrilátero, también puso de pie al MGM al cantar American Pie, canción que le dedicó a su esposa, Paris.

Tyson Fury cantando tras ganar (Damián Rodríguez/Twitter: @ESPNKnockOut)

Con respecto a la pelea, Fury exclamó: “No recuerdo nada, todo fue borroso y eso fue todo. Recuerdo derribarlo varias veces, golpearlo con un golpe al cuerpo y derribarlo. Era lo que era. Fue una gran pelea y estuve a la altura de las expectativas”. En medio de la euforia, gritó: “Les dije a todos que lo iba a noquear y nadie me escuchó. Pero aquí estamos”.

Por lo que se vio en los videos difundidos en las redes, la fiesta no fue tan alocada como había prometido en una entrevista hace algunos días a Daily Caller. “Después de esta pelea voy a festejar con cocaína y prostitutas. ¿Hay algo mejor que la cocaína y las prostitutas?", había declarado entre risas. Finalmente, optó por celebrar en el Hakkasan. Allí, Kim y Khloe Kardashian son asistentes regulares y el club insiste en los requisitos específicos del código de vestimenta para la mayoría de sus invitados. Las bebidas de bar generales en el lugar costarán una vuelta alrededor de 17 dólares, mientras que un shot ronda los 10 dólares.

Tyson Fury logró lo que parecía imposible porque no hay que olvidarse que Wilder había defendido 10 veces de manera consecutiva su cinturón mundial del Consejo Mundial del Boxeo (CMB), con impactantes triunfos ante el cubano Luis Ortiz y frente a su compatriota Dominic Breazeale, e iba camino a igualar una marca histórica del legendario Muhammad Ali. Pero eso no será posible porque The Gypsy King le puso un freno y ahora su carrera se ha relanzado.

El inglés ya piensa en los nombres más importantes de la divisional, como el británico Anthony Joshua, quien recuperó las coronas mundiales en diciembre pasado en su revancha contra el mexicano Andy Ruiz Jr. Habrá que esperar para saber si este duelo tendrá lugar este mismo año en el mítico estadio de Wembley como se avizora.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El desagradable gesto con el que Tyson Fury se burló de Wilder y se volvió viral

Tyson Fury se impuso con jerarquía ante Deontay Wilder en Las Vegas: le quitó el invicto y su título mundial de los pesos pesados

El rey sentado en su trono y el lujoso traje de los “millones”: así fueron las espectaculares entradas al cuadrilátero de Fury y Wilder