Último momento

Tensión en el Senado por las impugnaciones de la oposición a la designación de Sergio Urribarri como embajador en Israel

Jorge Taiana, Anabel Fernández Sagasti y Sergio Urribarri durante la audiencia en el Senado (foto: Celeste Salguero / Comunicación Senado).
Jorge Taiana, Anabel Fernández Sagasti y Sergio Urribarri durante la audiencia en el Senado (foto: Celeste Salguero / Comunicación Senado). (CELESTE SALGUERO COMUNICACIîN SENADO/)

De la docena de pliegos presentados por el Ejecutivo Nacional para designar embajadores políticos, el único que recibió impugnaciones hoy fue el del ex gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri propuesto por el presidente Alberto Fernández para hacerse cargo de la embajada en Israel.

En la reunión de la Comisión de Acuerdos del Senado se analizaron los pliegos enviados por el Poder Ejecutivo para designar, además, a Carlos Tomada como embajador en México, al ex vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez, en Perú, Rodolfo Gil en Portugal, Alberto Iribarne en Uruguay, Jorge Argüello en Estados Unidos, Daniel Scioli en Brasil y Domingo Peppo en Paraguay, entre otros.

Pero el caso que originó más tensión fue el de Urribarri. Al presentarse ante la Comisión de Acuerdos del Senado, presidida por Anabel Fernández Sagasti, el ex gobernador habló de las colonias judías en Entre Ríos y contó que se cumplen diez años desde que estableció en las escuelas de su provincia la enseñanza obligatoria de la Shoá: “El horror del Holocausto en Entre Ríos es una política de Estado”, afirmó.

Luego calificó como “una decisión inteligentísima” del Presidente que su primer viaje al exterior haya sido a Israel, lo que “hace más grande mi responsabilidad”.

Contó que tuvo reuniones con Mariano Caucino, el embajador saliente designado por Mauricio Macri. “Uno debe aprender y debe dejarse ayudar para que las expectativas que tienen el Presidente y el canciller pueda cumplirlas con altura”, admitió. Y agradeció a la embajadora de Israel en la Argentina, Galit Ronen, las tres reuniones que mantuvieron desde el anuncio de su postulación para coordinar acciones futuras. Mencionó el intercambio productivo y el desarrollo tecnológico entre los temas de los que estuvo hablando con varios ministros del actual gobierno.

Sergio Urribarri en la audiencia realizada hoy (foto: Celeste Salguero / Comunicación Senado)
Sergio Urribarri en la audiencia realizada hoy (foto: Celeste Salguero / Comunicación Senado) (CELESTE SALGUERO COMUNICACIîN SENADO/)

Hasta ese momento, la sesión tenía casi un tono tedioso y de sopor, interrumpido por algún comentario o broma aislada de los futuros embajadores. El lunes, Urribarri respondió por escrito a la impugnaciones presentadas por el bloque de Juntos por el Cambio, de la senadora de Juntos por el Cambio Stella Maris Olalla y por el presidente del PRO de Entre Ríos, Gustavo Hein, todas referidas a las causas pendientes en la justicia entrerriana por denuncias de supuestos hechos de corrupción durante su gestión como gobernador.

En su descargo, Urribarri apuntó a “una furiosa cruzada” en contra de él a partir de artículos periodísticos “publicados siempre en un mismo medio”, que luego “dos abogados, denunciantes profesionales” adjuntaban en las denuncias judiciales.

En la audiencia de hoy, tras la exposición de Urribarri, tomó la palabra la senadora Olalla. “Quisiera plantear que en tiempo y en forma he presentado una nota con carácter informativo solicitando a la Comisión de Acuerdos que en el análisis de los pliegos del señor Uribarri se tenga en cuenta que hay algunos aspectos de carácter judicial que deberían estar incorporados para que los integrantes del pleno de la Comisión tuvieran conocimiento de las condiciones que el embajador se encuentra”, comenzó y luego agregó: “No tengo ningún tipo de dudas respecto del derecho que tiene el señor Urribarri de acogerse al principio de inocencia, pero esencialmente la Comisión debería tener conocimiento que desarrollé en la nota que envié”.

Ante la consulta a Fernández Sagasti sobre si consultó a la Justicia de Entre Ríos, la mendocina comentó que efectivamente se recibieron tres impugnaciones, a las que el candidato a embajador “contestó en tiempo y forma, todos están en conocimiento y quien no integre la comisión puede acercarse y estar al tanto, están todos informados y notificados”.

Se sumó a las preguntas el senador entrerriano Alfredo De Angeli, quien le consultó al futuro embajador si se presentará en el juicio oral que lo tiene como acusado y que comenzará en abril. “¿Piensa viajar desde Israel cuando la Justicia lo requiera, va a defender su inocencia? Y Supongamos que la Justicia lo halle culpable, ¿usted está dispuesto a renunciar al cargo de embajador”.

El entrerriano, enfrentado al kirchnerismo en tiempos de la Resolución 125, pidió incluso perdón por hacer esa pregunta. “No pida disculpas; gracias, Alfredo, no estoy obligado pero voy a responder igual”, empezó en tono amigable el ex gobernador, que luego cambió el tono: “Alfredito querido, si sos senador tenés la respuesta que mandé por escrito. En esa nota hago referencia a que aún siendo diputado y amparado con fueros, siempre me allané y me he presentado. Ahí está su respuesta, amigo”.

José Mayans fue quien defendió como presidente del bloque del Frente de Todos al candidato a embajador oficialista. Fue su rol durante toda la mañana. “No existe impedimento alguno para la propuesta de que el ex gobernador Urribarri vaya como embajador a Israel. Tampoco está obligado a responder una pregunta sobre si supuestamente lo encuentran culpable. Acá hay presidentes que asumieron procesados, la presunción de inocencia rige para todos los ciudadanos”, argumentó y concluyó que el oficialismo lo apoyará porque “la misión que tiene con un Estado amigo es muy importante”.

El jefe del bloque opositor, Luis Naidenoff, se mostró molesto con las respuesta dadas y lamentó que no se haya recibido un informe de los tribunales entrerrianos para conocer el estado de las causas. Además, apuntó que todas las preguntas se pueden hacer en esta instancia.

Fernández Sagasti aclaró que se cumplió el trámite reglamentario, aunque pidió disculpas si alguien interpretó que se limitaban las consultas mientras Naidenoff se retiraba.

A pesar de la falta de apoyo opositor, la designación de Urribarri quedaría en pie con el apoyo de la bancada del oficialismo. El propio Urribarri no se quedó a esperar el dictamen: después de varias horas sentado en el Salón Illia empezó a sentir una molestia en el hombro izquierdo después de una lesión que sufrió jugando al básquet, por la que debió ser infiltrado.