Último momento

Organizaciones sociales cortan la 9 Julio y amenazan con instalar carpas frente al Ministerio de Desarrollo

El Polo Obrero protesta frente al edificio de Desarrollo Social (Maximiliano Luna)
El Polo Obrero protesta frente al edificio de Desarrollo Social (Maximiliano Luna)

El Polo Obrero y otras organizaciones sociales se concentran este martes frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a la espera de ser recibidos por su titular Daniel Arroyo, y cortan de forma parcial la avenida 9 de Julio.

La movilización, que arrancó a las 10 y generó inconvenientes en el tránsito, no tiene horario de finalización. Todo depende de la “voluntad de funcionario” -dicen los organizadores-, a quien tienen pensado entregarle un petitorio con todos sus reclamos.

Piden “trabajo en obra pública, apertura de programas sociales y aumento en los montos”. Además, exigen cese del “trabajo precarizado, sin convenio y por debajo del salario mínimo”.

En el caso que sus solicitudes no sean tenidas en cuenta, el Polo Obrero evalúa para el “18 ó 19 de febrero” realizar un corte con acampe en la avenida 9 de Julio, informó Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero.

El Polo Obrero amenaza con hacer un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social si hacen lugar a sus reclamos (Maximiliano Luna)
El Polo Obrero amenaza con hacer un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social si hacen lugar a sus reclamos (Maximiliano Luna)

“Rechazamos las políticas de la burocracia sindical y piquetera, integrada al Estado en el último caso, y reclamamos trabajo genuino a partir de la continuidad de la recesión, inflación, despidos y suspensiones que recorren la Argentina de punta a punta”, enumeró a Télam el dirigente social.

Esa organización social también se opone a la renegociación de la deuda externa y al pacto entre el Gobierno y la oposición para llevar adelante una reestructuración que consideran “perjudicial para trabajadores y el conjunto de la población", enfatizó Belliboni.

Según el dirigente político, alrededor de 30 organizaciones desplegaron medidas de fuerza simultáneas en 21 provincias de la Argentina y se estima que, de no haber respuesta gubernamental, las protestas continuarán a lo largo de los próximos días y las próximas semanas.

Los manifestantes aclararon que esta protesta se realiza 60 días después de la asunción de Alberto Fernández. Ese fue el plazo que le dieron al nuevo gobierno para tratar sus reclamos y que tuvieron que tomar esas medidas ante la falta de respuesta.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

“Hoy, a dos meses de la asunción, es clara la orientación del nuevo Gobierno y no tiene nada que ver con sus promesas electorales. Llamó a un voto de los trabajadores y obtuvo una votación masiva sobre la base de que iba a priorizar el hambre, la pobreza y el trabajo en la Argentina. Fue todo lo contrario, la prioridad está puesta en reunir todos lo recursos para el pago de la deuda. Algo que de todas formas va a ser imposible”, explicó el dirigente a Prensa Obrera.

Pasado el mediodía, el caos vehicular se hacía sentir a la altura del Puente Pueyrredón ya que los automovilistas eran desviados hacia la calle Hipólito Yrigoyen, donde el tránsito era intenso. El Metrobus, en tanto, no fue bloqueado pero funciona con algunas demoras.

Días antes, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, había afirmado que su aspiración es “fortalecer” las posibilidades de trabajo de las personas para lograr, en el futuro, “achicar los planes sociales”.

“Mi tarea es ir achicando los comedores comunitarios y fortaleciendo que la gente coma en la casa con los padres sentados, es ir achicando planes sociales y fortaleciendo que la gente tenga un trabajo”, había señalado Arroyo, al recorrer una feria con productos de la economía popular en el barrio porteño de Barracas.

Seguí leyendo:

Daniel Arroyo: “La situación social está agarrada con alfileres y no hay margen para escatimar ayuda"

Malena Galmarini y Daniel Arroyo entregaron tarjetas alimentarias en Tigre