Último momento

Echegaray logró que la Aduana lo traslade cerca de su casa, pero pediría una licencia

Echegaray, cuando escuchói el veredicto de la Justicia
Echegaray, cuando escuchói el veredicto de la Justicia (Adrian Escandar/)

Luego del agasajo en el hall central de la Aduana, organizado por sectores gremiales y empleados que tienen un buen recuerdo de su paso por el organismo, Ricardo Echegaray se reunió ayer durante una hora y media con la titular de la Aduana, Silvia Traverso. Luego del encuentro, según pudo saber Infobae de fuentes de su entorno, la funcionaria dispuso su traslado a una pequeña oficina de la Aduana en el partido de Tigre, a pocas cuadras de su domicilio. Su primer día de trabajo sería mañana o recién el lunes porque hoy tuvo que asistir al juicio oral por la causa de Oil Combustibles, donde está procesado junto a Cristóbal López y Fabián de Sousa.

Echegaray fue asignado a una oficina aduanera ubicada en la planta de Ford, en General Pacheco. Antes se barajaron otras opciones como la planta de Volkswagen, la empresa TASA Logística y hasta el aeropuerto de San Fernando. Todas están muy cerca de su domicilio, en el barrio privado Talar del Lago 1.

El ex titular de la AFIP asistió este jueves al juicio de Oil Combustibles, donde declaró el contador Gonzalo Rico.“Todavía tiene que retirar documentación, su nueva credencial y las claves de acceso a los sistemas informáticos”, dijeron fuentes de su entorno.

(Infobae)

Pero la estadía de Echegaray en la Aduana no duraría mucho. La actual conducción de la AFIP, a cargo de Marcó del Pont, no lo quiere dentro del organismo. Una opción que se maneja es que pida una licencia por estudio.

Por su antigüedad y su situación laboral hasta que fue suspendido, tiene unos 120 días hábiles acumulados de licencia. Otra opción es pedir directamente la licencia por estudio. Por su régimen laboral, tendría hasta un lapso de dos años para no ir a trabajar.

Para avanzar en ese camino, Echegaray quiere que le garanticen que la licencia será con goce de sueldo.

¿Que estudiaría? El ex titular de la AFIP hizo el CBC para ingresar este año a la carrera de Traductor Público de Francés. “Por equivalencias debería cursar unas 22 materias”, dijo una persona de su entorno que ayer lo llamó para saludarlo.

Ricardo Echegaray recibido con aplausos en Aduana (Infobae)

Echegaray volvió ayer al edificio de la Aduana y fue aplaudido por un grupo de empleados que se había autoconvocado previamente. Saludó a varios de ellos, a quienes conoce por sus 27 años de antigüedad en el organismo, y fue directo hasta el despacho de Traverso.

Su regreso comenzó a gestarse en diciembre. En ese momento le mandó una carta a las nuevas autoridades de la AFIP en la que afirmaba que hubo una “persecución política” y hasta pidió que le entreguen la “medalla” por sus “25 años de antigüedad” como empleado aduanero.

Este martes, pese a la enemistad entre ambos, Marcó del Pont levantó la suspensión preventiva impuesta en junio de 2018 por su antecesor, Leandro Cuccioli, luego del procesamiento del juez Sebastián Casanello en una causa en la que fue acusado de otorgarle una protección impositiva a la Austral Construcciones, la empresa de Lázaro Báez. En ese expediente, la Cámara Federal revocó su procesamiento y ordenó profundizar la investigación, pero tiene otras causas judiciales abiertas.

También está procesado por el contrabando de un auto de alta gama, una causa que lleva adelante el juez en lo Penal Económico Diego Amarante. Junto al ex recaudador fue procesado Chun-Teh Hsieh, un diplomático taiwanés que habría recibido un tratamiento aduanero y fiscal más favorable que el que le correspondería para ingresar al país un Mercedes Benz E 350.

Echegaray además está procesado por el juez Ariel Lijo por abuso de autoridad en el caso "Ciccone 2”. Ese fallo fue confirmado a fines del año pasado por la Sala I de la Cámara Federal. El tribunal le ordenó a Lijo que revise “aquellas participaciones adicionales que habrían involucrado a Echegaray (además de la que condujo a su procesamiento por abuso de autoridad) y que son el eje de la apelación de la querella”.

A eso se le suma el juicio oral por Oil Combustibles, que lo obligó a faltar a su primer día de trabajo.

La puesta en escena de ayer no modificó su situación. Echegaray no tiene respaldo dentro del Gobierno. Pero sigue diciendo que se siente parte del Frente de Todos.