Último momento

El Riesgo País vuelve a superar los 2.100 puntos en una jornada negativa para los mercados financieros

Por las altas tasa, Argentina se encuentra marginado de los mercados de deuda. (AFP)

En una rueda muy negativa para los mercados internacionales, el Riesgo País de la Argentina vuelve a escalar, esta vez por encima de los 2.100 puntos básicos.

El indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU respecto de las emisiones de deuda de países emergentes.

El Riesgo País medido por el EMBI+Argentina se incrementa 4% u 82 unidades, a 2.152 puntos básicos, con lo que sube en lo que va de este mes casi 400 unidades.

A sus vez, los bonos soberanos negociados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) cedían en promedio un 1,7%, liderados por los ‘Par’ y los ‘Disc’ al ser lo de mayor liquidez en el mercado. El bono 2021 de la provincia de Buenos Aires se mantenía estable en 52/54 dólares, luego de fuertes bajas en los días previos.

Además, se perpetúa la debilidad de los precios de los títulos públicos “en un marco en el que los inversores mantienen dudas de cómo será la reestructuración de la deuda soberana. También continúa afectando a los títulos la situación financiera de la Provincia de Buenos Aires, que complica el proceso a nivel nacional”, refirió un reporte de Research for Traders.

El Riesgo País argentino trepa cerca de 400 puntos básicos en lo que va de enero

Agregaron que “los soberanos también reaccionaron negativamente tras los anuncios del ministro de Economía sobre el envío al Congreso de un proyecto de ley para la reestructuración integral de los pasivos públicos. El mercado teme que esta ley contenga condiciones más agresivas. Es más, algunos escenarios realizados por privados prevén que para que la deuda sea sostenible la reestructuración deberá ser agresiva”.

Un reporte de GMA Capital subrayó que “el foco de incertidumbre en Argentina tiene una naturaleza financiera. La odisea de la Provincia de Buenos Aires en su negociación con acreedores genera ruido sobre el canje soberano, cuyos detalles aún brillan por su ausencia”.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares
Fuente: Rava Online. Precios en dólares

Martin Guzmán participará en Nueva York en un foro organizado por el Council of Americas y luego mantendrá una serie de encuentros con funcionarios del Tesoro de EEUU y directivos del FMI.

El ministro tratará de transmitir la voluntad de pago de la Nación ante el inminente inicio del proceso de reestructuración de deuda, entre otras cuestiones. Guzmán también buscará persuadir a los acreedores de la Provincia de Buenos Aires, ante el proceso encarado por el gobierno de Áxel Kicillof de prorrogar hasta el 1º de mayo el vencimiento de la cuota de capital del BP21.

En ese sentido, este lunes la Provincia de Buenos Aires propuso a los tenedores de bonos 2021 el pago total y anticipado de los intereses correspondientes al capital de deuda que solicita diferir hasta el 1° de mayo, según un comunicado publicado en su página de internet.

Buenos Aires, la provincia más rica de Argentina, propuso a los tenedores de bonos 2021, que tienen un cupón de 10,875%, diferir el pago de capital del 26 de enero al 1 de mayo. Los acreedores tienen tiempo hasta el 31 de enero para aceptar la oferta.

“La Provincia ofrece a los tenedores del bono 2021 cancelar de manera anticipada y en su totalidad, dentro de los cinco días hábiles de entrada en vigor de la enmienda que permite el diferimiento propuesto, los intereses relacionados con el capital diferido, por el período del diferimiento”, explicó el Ministerio de Hacienda y Finanzas provincial.

SEGUÍ LEYENDO:

El “contado con liqui” supera los 84 pesos, en una plaza tensa para acciones y bonos

Buenos Aires ofrece adelantar USD 7 millones para convencer a los acreedores de postergar su pago y evitar el default

Las bolsas mundiales y el petróleo caen con fuerza por el creciente temor al coronavirus

El Gobierno creó una unidad técnica que elaborará la estrategia de negociación con el FMI

Guzmán, cara a cara con Wall Street: pidió “buena fe”, pero no habló de plan económico