Último momento

Un ex River y Boca volvió del retiro para jugar en el Federal A

Twitter: @Deportivo_Maipu
Twitter: @Deportivo_Maipu

“Uno tiene que estar bien y ser feliz”. Con esas palabras, Jesús Méndez había anunciado su retiro del fútbol profesional en febrero de 2019. Por ese entonces, jugaba en Vélez y había decidido ponerle fin a una fructífera carrera en la que había tenido pasos por River, Boca e Independiente, entre otros. Sin embargo, a casi un año de haber dado aquel paso, el mediocampista volvió a la actividad y se puso la camiseta de Deportivo Maipú de Mendoza, un equipo que milita en el torneo Federal A.

Este sábado, el futbolista de 35 años volvió a “ponerle los cortos” en el partido que su equipo perdió por 1-0 ante Huracán Las Heras por la Fase Regional de la Copa Argentina. “Maipú es mi primer club en Mendoza y es un orgullo jugar acá en mi última etapa como jugador”, dijo Méndez una vez terminado el encuentro.

El mendocino hizo su debut en la primera división de River en el año 2002, cuando tenía tan solo 18 años. Sin embargo, su carrera quedó más identificada con Boca Juniors o Rosario Central, clubes en los que tuvo varios ciclos. En Argentina, además, jugó en Independiente y en Vélez. Sus experiencias en el exterior fueron breves: pasó por St. Gallen de Suiza del 2006 al 2008 y en Toluca de México en la temporada 2016-2017.

Twitter: @Deportivo_Maipu
Twitter: @Deportivo_Maipu

“Hace mucho que no jugaba, pasó un año entero que no tocaba una pelota. Cuesta, pero estoy contento porque mis compañeros me han adaptado rápido y a medida que pase el tiempo me voy a ir poniendo a punto”, analizó Méndez. Y sobre cómo se decidió a volver a jugar, comentó: “La verdad que los dirigentes fueron serios cuando me hablaron, no anduvieron con vueltas y el cuerpo técnico me pidió y eso es importante para un jugador”.

Respecto del valor de jugar por primera vez en su provincia, destacó: “Es mi lugar, es donde yo nací y siempre lo hablábamos con mi papá. Me crié en un lugar muy humilde como es Chapanay. Ahí fue mi niñez y tengo los mejores recuerdos”.

Twitter: @Deportivo_Maipu
Twitter: @Deportivo_Maipu

En 2015, Méndez atravesó una tragedia que lo marcó: su hermano Paulo se suicidó y, agobiado por el dolor, pensó en dejar el fútbol. Por aquel entonces jugaba en Independiente y era una pieza clave del equipo. Finalmente, decidió seguir unos años más, para colgar los botines en 2019. El comienzo del 2020 lo vuelve a encontrar dentro de un campo de juego, con ilusiones renovadas.

“Lo veo bien al equipo, hay un lindo grupo y muy humilde. Los compañeros son muy sencillos y eso es lindo. Faltan muchas fechas y esperamos arrancar bien y finalizar mejor aún”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO:

Sandro Guzmán, el hombre de las metamorfosis: de campeón mundial con Vélez y arquero de Boca al rastafarismo, la osteopatía y las acrobacias

De marcar el gol más rápido en la historia de los Mundiales a manejar un Uber: el drástico cambio de vida de Hakan Sukur