Último momento

En qué gastan la plata los beneficiarios de la tarjeta alimentaria

El vienes el Gobierno puso en marcha la primera feria popular de alimentos
El vienes el Gobierno puso en marcha la primera feria popular de alimentos

Concordia es, según las estadísticas, la ciudad donde se registra el mayor índice de pobreza: 52,9%. Y fue la primera ciudad donde el gobierno del Frente de Todos desembarcó con la tarjeta alimentaria en el marco del plan “Argentina contra el hambre” y esta semana con una feria popular. El sistema permite contar con información sobre los consumos. Según un informe que recibieron este fin de semana en el Ministerio de Desarrollo Social sobre el 14% de los plásticos entregados, el 60% del dinero fue destinado a alimentos recomendados como proteína animal, lácteos y verduras.

En la sede de la cartera que comanda Daniel Arroyo decidieron hacer un seguimiento. “No es lo mismo comer que está bien alimentado”, se dijo desde antes del lanzamiento del plan cuando se reunieron referentes de distintos sectores como dirigentes sociales, especialistas y hasta chefs. Allí estuvo Narda Lepes, que si bien dijo no conocer de gestión estatal sí repitió esa frase a sus interlocutores como lo dicen nutricionistas y médicos que alertan sobre el consumo de harinas que sacian el apetito pero no necesariamente alimentan bien.

Los datos que analizaron entre el viernes y ayer en Desarrollo se tomaron durante 19 días en base a las compras realizadas en un supermercado mayorista entrerriano. La muestra es sobre 775 tarjetas utilizadas en el supermercado lo que representan casi el 12% de los 7000 plásticos destinados a Concordia.

A la cabeza de los consumos de esos beneficiarios hay productos alimentarios recomendables (como lácteos, proteína de origen animal, verduras y frutas, principalmente). Si se contabilizan los productos adquiridos representan en 48% lo que equivale al 60% del dinero gastado.

De la cifra total de esas 775 tarjetas, un 22% del gasto total se destinó a productos no recomendables (según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud) como son los alimentos ultraprocesados o con excesiva azúcar o sodio por ejemplo). Un 18% restante está conformado por otro tipo de alimentos como harinas, arroz, dulces, condimentos e infusiones. Si no se cuenta dinero sino productos, las compras equivalen 48% a productos recomendados; 24% a productos no recomendados y el 28% a harinas, arroz, dulces, condimentos e infusiones.

Según el detalle que recibió Infobae, la compra de harinas fue del 11% mientras que el arroz llegó a 1,3%, gaseosas 2,2% y jugos en polvo 3,4%.

Entre los principales consumos de alimentos recomendados se destacan:

-1.600 kilos de proteína animal, lo cual representa, en promedio, 2 kilos por hogar.

-549 litros de lácteos líquidos (leche y yogur bebible) lo cual representa 0,7 litros por hogar;

-415 kilos de otros lácteos (leche en polvo, yogures firmes, postres y otros alimentos lácteos, quesos). Representa 0,5 kilos por hogar.

-1.000 kilos de verduras, a razón de 1,3 kilos por hogar.

-1.200 kilos de frutas, que representan 1,5 kilos por hogar.

También en Concordia se puso en marcha la primera feria itinerante de la que participan productores de la llamada economía social con la coordinación del municipio, organizaciones sociales y el Banco Nación que aportó siete posnet para realizar el pago de las compras. Participaron además instituciones como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Secretaría de Agricultura Familiar, el INTI, ICAB3, la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y la Dirección de Abastecimiento y Comercialización del Ministerio de Desarrollo Social.

El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo (Nicolás stulberg)
El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo (Nicolás stulberg)

En ese marco se ofrecieron 100 canastas de alimentos que se vendieron a $597, cada una con un kilo de hamburguesas de pescado; dos kilos de arroz; un kilo de lechuga y otro de tomate; una docena de huevos, dos kilos de zapallo tronco; un zapallo coreano; un atado de cebolla de verdeo y uno de ciboulette; una sandía y tres kilos de naranja. Ayer por la mañana, a las 11.30, se vendió la última de las cien.

En Desarrollo Social cruzan la información de las compras y porcentaje de gastos en el supermercado mayorista con los datos recibidos sobre los consumos realizados en la Feria Popular entre el viernes y este sábado al mediodía para ver la conveniencia de cada sistema.

En Concordia se distribuyó la Tarjeta Alimentar entre el 18 y 22 de diciembre y este viernes se produjo la recarga de la tarjeta, que se realiza los terceros viernes de casa mes.

La tarjeta es de entrega automática para las personas que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH). En principio la reciben las madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años que al momento estén percibiendo la AUH; embarazadas a partir de los 3 meses que actualmente perciben la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que reciban la AUH.

Los montos de la tarjeta (dinero que no puede extraerse ya que sólo puede gastarse en la compra de alimentos) dependen de la cantidad de hijos a cargo: $4000 para padre o madre con un hijo o hija menor a 6 años y $6000 para quienes tienen más hijos menores de 6 años. También reciben un crédito de $4000 las personas con discapacidad con AUH asignada o embarazadas de más de 3 meses que reciben AUH.

Seguí leyendo:

El Gobierno desembarca con la tarjeta alimentaria en el conurbano y recicla el viejo esquema de las manzaneras