Último momento

Alta tensión sindical: luego de los graves incidentes, los colectiveros opositores marcharán nuevamente a la sede de la UTA

El 16 de diciembre la oposición a la conducción de Roberto Fernández tomo parte del edificio gremial ubicado en Balvanera y protagonizó graves incidentes.
El 16 de diciembre la oposición a la conducción de Roberto Fernández tomo parte del edificio gremial ubicado en Balvanera y protagonizó graves incidentes.

Cuando la oposición al titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, llegue esta tarde al edificio sindical del barrio porteño de Balvanera para entregar un “petitorio” en el que se pide la renuncia y “elecciones urgentes", se encontrará con las calles de acceso valladas por orden judicial. Se intenta evitar, como ocurrió el pasado 16 de diciembre, que los seguidores del opositor Miguel Bustinduy vuelvan a destrozar el lugar y robar sus instalaciones. La medida fue solicitada por el propio Fernández, que a la tarde no estará en su despacho de la sede de Moreno 2969: se reunirá con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Según anticipó Fernández a Infobae, pidió la audiencia para hablar con el ministro sobre las dos “clausulas gatillo” que la UTA tenía homologada con el gobierno de Mauricio Macri y que deberían terminar de hacerse efectivas entre este mes de enero y marzo. Pero, en la práctica, la cita le servirá para ausentarse de un lugar que la trae malos recuerdos: en diciembre debió refugiarse en los techos y salir custodiado por los policías.

La nueva movilización de los opositores al hombre fuerte de la CGT y de la UTA está cargada de tensión.

Así está hoy la UTA, fuertemente custodiada para evitar nuevos incidentes (foto Gustavo Gavotti)
Así está hoy la UTA, fuertemente custodiada para evitar nuevos incidentes (foto Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)

Uno de los delegados de Bustinduy, que habló con Infobae, aseguró que serán “pocos dirigentes" los que irán al edificio de la calle Moreno a presentar el petitorio. "Lo único que pedimos es que no esté presente Fernández, advirtió”.

-El temor es que ocurran incidente como pasó a mediados de diciembre y que terminó en una causa judicial por robos, destrozos y heridos, le planteó este medio. “Aún no están definidos quienes serán y no movilizaremos. No queremos ningún tipo de incidentes”, sostuvo el delegado opositor.

“El sindicato va a recibir el petitorio. Eso ya está acordado. Cuando ellos nos dijeron que el 14 de enero -por hoy- se llegarían al edificio para presentarlo, yo di la orden de que se los reciba. Pero que se reciba a los trabajadores, no a los delincuentes”, le dijo Fernández a Infobae.

Cuando menciona a los “delincuentes” el secretario general de la UTA se refiere al grupo de choferes de la empresa DOTA que, bajo la mirada de Bustinduy, además de tomar hasta el piso cuarto del la calle Moreno 2969, se habrían robado -según la causa penal publicada en exclusiva por este medio- hasta un busto de Evita, la imagen de la Virgen de Luján, electrodomésticos, documentación, adornos y árboles de navidad.

Buena parte del “botín”, que fue cargado en ómnibus de la empresa DOTA, formada por unas 50 líneas de colectivos -alineada a la interna sindical liderada por Bustinduy para desbancar a Fernández- fueron recuperados en los allanamientos ordenados por la jueza Vanesa Peluffo titular del Juzgado Nº 63 de la Ciudad de Buenos Aires, y solicitados por la fiscal Estela Andrades; y que tenían como objetivos, entre otros lugares, las cabeceras de las líneas 99 en Liniers y la de la 80 en Villa Celina.

Así quedó parte de la sede de la UTA después de los graves incidentes durante la marcha contra Roberto Fernández
Así quedó parte de la sede de la UTA después de los graves incidentes durante la marcha contra Roberto Fernández

-¿Y usted estará para recibir en mano el petitorio de la oposición gremial?, se le preguntó a Fernández.

-Ni ellos saben a qué hora van a venir. Yo esta tarde voy a ver al ministro de Trabajo por el tema de las clausulas gatillo. Aún faltan dos. La de diciembre y la de marzo. Son las de 2019 que firmamos con el ministro (Jorge) Triaca y las cámaras durante el gobierno de (Mauricio) Macri. Nosotros sabemos que este gobierno, al que acompañamos, no quiere saber nada de clausulas gatillo. Pero estas fueron anteriores.

-¿Entonces va a hablar con el ministro Moroni para ver si puede destrabarlo?

-Yo lo tengo bien claro. Entiendo que los 4.000 pesos es un adelanto de paritarias al mes de abril, mes en que nosotros discutimos nuestra paritaria. Entiendo que no se va a superponer con esos 4.000 pesos, que para el promedio de los trabajadores de la UTA es un 4 por ciento. Pero esto hay que conversarlo con el ministro porque nada está claro y los compañeros preguntan. Como ya le dije, para mí está muy claro todo el tema de la cláusula gatillo. Ojalá que el gobierno de Alberto Fernández consiga domar la alta inflación. Los trabajadores ya perdimos mucho, por eso las cláusulas gatillo que fueron acordadas se deben respetar.

Roberto Fernández no estará hoy en su despacho cuando vuelvan a protestar los opositores
Roberto Fernández no estará hoy en su despacho cuando vuelvan a protestar los opositores

-Volviendo al tema anterior, ¿usted cree que hoy no va a haber incidentes en la sede de la UTA?

-Lo que pasó en diciembre no lo vi nunca en mi vida sindical. El movimiento obrero debería estar más unido que nunca. Y más en este momento. Sin embargo, pasan estas cosas, con otros sindicatos detrás.

-¿Se refiere a Hugo Moyano, a Camioneros?

-Yo no doy nombres. Detrás de los incidentes pasado en nuestro edificio hubo otros sindicatos detrás. Si no, sino no se entiende y esto no debe seguir pasando. Los gremios debemos estar unidos.

El apellido Moyano apareció desde el primer momento en que ocurrieron los desmanes del 16 de diciembre porque Bustinduy está enrolado en el sector interno del jefe camionero.

“Si yo fuera él (por Fernández), ya hubiera renunciado ¿Cómo puede creer que tiene razón cuando miles de compañeros están protestando?”, opinó Moyano en diálogo con Luis Novaresio en Radio La Red, apenas 24 horas después de los incidentes y con el titular del gremio escondiéndose por 10 horas para que no le peguen.

Y el camionero agregó: “La realidad hay que verla desde todos lados. Los afiliados a la UTA se cansaron de denunciar. Los asaltaban todos los días, les cortaban un dedo, los mataban, no tienen obra social. Los compañeros que hacen el barrido de nuestro gremio tienen mejor salario que ellos. Claramente hay un reclamo válido que derivó en lo que sucedió ayer”.

La CGT, por su parte, había emitido un comunicado repudiando los actos violentos. Moyano no lo hizo.

El camionero Hugo Moyano es sospechado de haber estado detrás de los incidentes contra el edificio de la UTA
El camionero Hugo Moyano es sospechado de haber estado detrás de los incidentes contra el edificio de la UTA (Adrian Escandar/)

Consultado por Infobae un vocero autorizado de Moyano negó de manera terminante haber estado detrás detrás de la toma y de los incidentes en la sede de la UTA, pero reconoce que la mayoría de los delegados de las líneas de la empresa DOTA que protagonizaron las escenas de vandalismo forman parte del Frente Gremial que encabezan Hugo Moyano y su hijo Pablo.

Se trata de la denominada Corriente Bocha Palacios, en referencia al histórico secretario general de la UTA, Juan Manuel Palacios -falleció en 2011- y uno de los entonces poderosos aliados al jefe camionero en el viejo armado del Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA), fundado por Moyano en 1994, y que también había participado de los plenarios del Frente Sindical.

Para saber lo que ocurrirá realmente en el edificio de la UTA, en Balvanera, habrá que esperar algunas horas. Horas que se viven con tensión. Y antecedentes para que todo termine mal no faltan.