Último momento

Nuevo Precios Cuidados: lejos de compensar la reposición del IVA en alimentos

Los pequeños almacenes nacionales y "chinos" no están aún en el programa

Aunque con el renovado “Precios Cuidados” de primeras marcas e inclusión de cervezas, vinos, bebidas azucaradas, variedad de galletitas dulces y postrecitos poco recomendables desde el punto de vista nutricional el gobierno aspira a triplicar la participación de los 310 productos en las ventas de las cadenas de supermercados, el nuevo programa oficial no podrá compensar el impacto de la reposición del IVA a los alimentos básicos ni la ausencia, hasta ahora, de los comercios de cercanía y del interior, que sentirán y trasladarán en la mayor medida posible el impacto del impuesto, dice un informe de Focus Market.

El supuesto oficial es que los 70 productos de la nueva canasta y que ya estaban en la anterior aumenten entre 7 y 9%, absorbiendo así la mayor parte de la vuelta del IVA. Para los restantes 240 bienes el gobierno espera algunas bajas de precios por categoría, pues negoció con empresas que ofrecen primeras marcas la inclusión de sus segundas marcas del mismo rubro, a precios inferiores a la versión anterior del programa. Por ejemplo, en toallitas femeninas (-16%), pañales (-13), desodorantes (de -20 a -30), shampoo (-30) y galletitas dulces (de -10 a -15%).

Pero la consultora encabezada por Damián di Pace, que escanea bienes y precios en miles de puntos de venta, dice que el hipotético aumento de 7 a 9% de los productos los que se les repuso el IVA no se verificará “de ninguna manera”. Esta “canasta básica” incluye arroz, azúcar, té, yogur, aceite, huevos, harina, yerba, pan lactal, pan rallado, leche, polenta, conservas y pastas secas. Allí, según el informe, los aumentos serán superiores o se sentirán en la canasta de consumo a través de terceros productos.

En primer lugar, señala, “no hay posibilidad de que comercio e industria se hagan cargo del IVA restante a pagar al Estado”. Lo más factible es que las grandes cadenas consigan algunas bonificaciones de la industria y carguen el resto a los más de 60.000 productos que venden. Así, por ejemplo, ofrecerán arroz más barato y recuperarán la diferencia en el precio de la mayonesa o las aceitunas.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, quien buscará sumar nuevos canales al acuerdo
El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, quien buscará sumar nuevos canales al acuerdo

Puntos de venta

Al limitarse a los grandes cadenas de supermercados (unos 2700 puntos de ventas) el renovado Precios Cuidados alcanza a apenas 1,8% de los 150.000 puntos de venta del país, que incluyen almacenes y autoservicios chinos y nacionales, despensas, kioscos. Estos puntos de venta, dice el informe “no tienen posibilidad alguna de hacerse cargo del IVA ni poder de negociación con la industria, por lo cual aplicarán el 21% de IVA de forma inmediata”. Como la canasta básica representa 25% de la facturación de las bocas de venta de hasta 500 metros cuadrados, habrá allí un mix de aumento de precios y pérdida de ventas a manos de supermercados.

El informe destaca también la contradicción de un Estado que pide absorber el impuesto que aumenta y cobra el propio Estado. De vuelta, el mayor impacto será sobre el nivel de venta de los minoristas tradicionales. La tensión entre, de un lado, precios e inflación y, del otro, metas fiscales, deriva en buena medida de un IVA alto e indiferenciado. En muchos países los productos básicos pagan alícuotas más bajas. En España, por caso, la tasa general es 21, igual que en la Argentina, pero los lácteos tributan 4%.

Consciente de esas limitaciones, el Gobierno busca extender el programa a otros canales. Este lunes la secretario de Comercio Interior, Paula Español, se reunirá con los representantes de los súper chinos y recibirá a la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam).

Además, está pendiente la incorporación de supermercadistas del interior. Los supermercados no son un bloque monolítico: los grandes proveedores no ofrecen a los “chicos” los mismos precios que a los “grandes” nucleados en ASU, la Asociación de Supermercados Unidos. Español ya se reunió con la “Cámara Argentina de Supermercados” y la “Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios”, a ver si pueden generar canastas “regionales”, de cerca de 70 productos.

Seguí leyendo:

Precios cuidados: con las primeras marcas, el programa podría triplicar su participación en las ventas de los supermercados

Sorpresa por el “veranito financiero” en el inicio del gobierno de Alberto Fernández