Último momento

El Central libera fondos para que los bancos financien más compras de Ahora 12

El BCRA busca alentar a que las entidades sigan prestando a través de Ahora 12 para favorecer el consumo

El Banco Central (BCRA) quiere que los bancos vuelquen más dinero a la calle para incentivar el consumo. Por eso, el directorio de la autoridad monetaria decidió relajar las normas con las que obliga a las entidades a inmovilizar parte de los depósitos de sus clientes siempre y cuando destinen ese dinero a financiar compras del programa “Ahora 12”.

A través de la comunicación A 6857, la entidad conducida por Miguel Pesce redujo las exigencias de encajes para los bancos que participen en el programa de cuotas sin interés. Los encajes son una porción de los depósitos que el BCRA fuerza a los bancos a mantener inmóvil, sin prestar ni invertir como medida de seguridad ante posibles retiros de depósitos. En los hechos, además, es dinero que no circula en la economía con lo que también es usado para regular la oferta monetaria con el objeto de quitarle aire al dólar o a los precios.

Al reducir las exigencias de efectivo mínimo, Pesce libera pesos para que los bancos puedan prestar. Son fondos que los bancos tienen inmóviles y por los que obtienen un rendimiento nulo. Aunque las tasas de Ahora 12 son bajas y, en principio, poco atractivas, por esta medida pasan a ser interesantes desde el momento en que comparan con el rendimiento cero de mantener ese dinero encajado. Con lo cual, en los hechos para los bancos es pasar de percibir una tasa del 0% a otra del orden del 20%.

Es difícil de estimar, pero si tomamos todos los encajes el aumento de 0,5 punto porcentual liberaría a lo sumo $3.200 millones, mientras que el máximo serían unos $9.000 millones, y ni siquiera esto se aplica sobre el total de los encajes

En los hechos, la norma eleva del 1% al 1,5% la porción de los encajes que podrán ser destinados a financiar compras de Ahora 12, más un punto más para llevarlo a 2,5% en caso de que el monto colocado en préstamos en enero supere al de diciembre. Tal como establecía la norma antes de esta modificación, en ningún caso la liberación de encajes podrá superar el 20% de los montos colocados en el programa de cuotas sin interés.

En los bancos, lo ven como un estímulo en una dirección coherente con la lógica de poner “plata en el bolsillo” y tratar de reactivar la economía por el lado del consumo. Aunque, aclaran, la munición no es pesada.

“Es difícil de estimar, pero si tomamos todos los encajes el aumento de 0,5 punto porcentual liberaría a lo sumo $3.200 millones, mientras que el máximo serían unos $9.000 millones, y ni siquiera esto se aplica sobre el total de los encajes", dijo el responsable de cumplir las normas de efectivo mínimo de un banco. “Es una porción menor de lo que es el stock de crédito con tarjeta”, agregó.

El stock de préstamos con tarjeta de crédito promedió $524.000 millones en diciembre, con datos hasta el 26 de diciembre. En el mes, punta a punta, ese stock sin embargo creció $ 16.800 millones.

Entre los objetivos que se planteó la entidad conducida por Pesce para este año, “se cuenta estimular el otorgamiento de nuevos créditos no solo favorecerá la reactivación económica, sino que también contribuirá a reducir los niveles de morosidad que se duplicaron en los últimos 12 meses”. Modificar la política de encajes, que fue utilizada en los últimos dos años como parte de los esfuerzos por reducir la cantidad de pesos en circulación que podían correr al dólar, es uno de los ejes de la nueva administración del BCRA.

Seguí leyendo:

Los acreedores de la Argentina llegan al país con una propuesta que busca bajar el costo de la renegociación de la deuda

Monotributo: la AFIP publicó los nuevos topes de facturación y pago mensual para 2020, con un aumento del 51,1%