Último momento

El Gobierno buscará la sanción definitiva de la Ley de Emergencia Económica en el Senado

Telam, Buenos Aires, 13 de noviembre de 2019: 
La Cámara de Senadores de la Nación debatía esta noche la crisis institucional en Bolivia con una sesión especial para discutir dos proyectos de declaración presentados por el interbloque de Juntos por el Cambio y por el Justicialismo y el Frente para la Victoria.
Foto: Alejandro Santa Cruz/Telam
Telam, Buenos Aires, 13 de noviembre de 2019:
La Cámara de Senadores de la Nación debatía esta noche la crisis institucional en Bolivia con una sesión especial para discutir dos proyectos de declaración presentados por el interbloque de Juntos por el Cambio y por el Justicialismo y el Frente para la Victoria.
Foto: Alejandro Santa Cruz/Telam

Con solo un par de horas de diferencia con la Cámara baja, el Senado se preparaba esta tarde para darle sanción definitiva al mega proyecto de emergencia económica que tuvo una maratónica discusión de casi 20 horas en Diputados y que autoriza al presidente Alberto Fernández a renegociar la deuda pública, aumentar retenciones al campo, congelar jubilaciones por seis meses, diagramar el nuevo cuadro tarifario y aplicar un impuesto a la compra de divisas para tenencia y para el turismo, entre otras iniciativas.

Después de intensas negociaciones en torno a los impuestos a los derechos de exportación al agro y al congelamiento de los haberes jubilatorios entre el Frente de Todos y los bloques aliados, que ayudaron al oficialismo a la obtención del quórum en la Cámara baja, el Gobierno obtuvo la media sanción en general del proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva con 134 votos a favor y 11 en contra.

El Frente de Todos logró la aprobación en Diputados con la suma de los interbloques Federal, conducido por Eduardo “Bali” Bucca, y Unidad Federal para el Desarrollo, del mendocino José Luis Ramón.

Ahora, el Gobierno en el Senado, en lo que se prevé un trámite mucho más corto que en Diputados, buscaba encaminar la sanción definitiva, en una sesión sobre tablas –se necesitan los dos tercios de los presentes para habilitar la discusión– en la que se programó además debatir los pliegos de las nuevas autoridades del Banco Central y la suspensión del consenso fiscal del 2017 que el Presidente firmó con todos los gobernadores en la previa de Diputados.

Será el debut de Cristina Kirchner al frente de la Cámara alta. Por reglamento, no puede interactuar en el debate con los senadores. El debate comenzará a las 16.

La lupa estaba puesta, pasado el mediodía, en el quórum. El interbloque compuesto por el PRO y la UCR discutía en el segundo piso si colaboraba o no para habilitar la sesión. Había distintas posiciones. El foco de atención se centraba en los presentes, pero también en los ausentes.

El Frente de Todos cuenta con 41 legisladores.

En ese sentido, el rol de los gobernadores era clave en la previa.

Cristina Kirchner al ingresar al Senado (Foto de achivo)
Cristina Kirchner al ingresar al Senado (Foto de achivo) ((NA)/)

Veinticuatro horas antes del inicio de la sesión en la Cámara baja, habían sido los gobernadores de la UCR los que habían pedido a los legisladores de Juntos por el Cambio que dieran quórum para habilitar el debate, después de que el interbloque opositor decidiera, tras extensas deliberaciones, no bajar al recinto. El oficialismo tuvo que apurar una sesión especial para la jura de los nuevos legisladores que reemplazaron a los que se mudaron al Poder Ejecutivo. Sin esos diputados, el número estaba ajustado.

En Diputados, Cambiemos acompañó solo las emergencias sanitaria y social, y la moratoria para las pymes del proyecto que sufrió modificaciones en retenciones y jubilaciones, entre otros puntos. Los rubros más álgidos en la discusión.

Hasta la madrugada hubo intensas conversaciones entre el Gobierno, la mesa de enlace y el interbloque Federal, lideradas por Bucca y Máximo Kirchner. Graciela Camaño se ausentó de la votación: tenía un viaje agendado. No votó en general, ni en particular.

El Poder Ejecutivo aceptó al final dar el puntapié inicial para dar compensaciones a pequeños y medianos productores, un incentivo aún incierto que no conforma a las entidades rurales. Al final, la votación en particular en ese rubro fue mucho más holgada de lo que se preveía. Pero el interbloque Federal quedó partido en dos.

En el caso de las jubilaciones, que congela la fórmula de actualización sancionada por la anterior gestión, en el 2017, crea una comisión para debatir el nuevo cronograma y la exclusión de los regímenes especiales, que despertó polémica durante la mañana. Por la exclusión de docentes y científicos, pero también del sistema político, diplomático y judicial.

Las jubilaciones mayores de $19.000 quedaron congeladas. Habrá bonos para las mínimas en diciembre y enero, de $5.000.

Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez, los tres gobernadores de la UCR, utilizaron las redes sociales para mostrar su descontento con los legisladores de Cambiemos en vísperas del debate en Diputados. Un día después de la firma de la suspensión del pacto fiscal, que robustece las arcas provinciales.

Y, en paralelo, impulsaron un tratamiento exprés en el Senado para terminar de sancionar el proyecto que promueve las emergencias económica, financiera, administrativa, fiscal, sanitaria, social, tarifaria y previsional, entre otras.

La oposición sabía que, a más tardar la próxima semana, el oficialismo lograría tener sanción definitiva de la ley. Buscan terminar con el tema antes de la Navidad.