Último momento

Sorpresa: cuál es el lugar del mundo con mayor cantidad de mujeres en las juntas directivas de empresas

(Shutterstock)

África, un continente afectado por la tasa de mortalidad materna más alta del mundo y la escasa protección legal para las mujeres, supera a todas las demás regiones del mundo en la proporción de mujeres en los consejos de administración de empresas.

En África, uno de cada cuatro miembros de la junta es una mujer. La proporción supera a Europa, la segunda región con la proporción más alta, con un 23%, y muy por delante de América Latina, la rezagada mundial con un 7%, según un informe sobre la paridad de género publicado por McKinsey Global Institute el martes. La representación femenina mundial en los consejos es de 17% de media. La proporción en los comités ejecutivos en África es inferior que en los consejos, en un 22%, pero también supera a la media mundial del 21%.

No obstante, el avance está impulsado por el progreso en solo unos cuantos países africanos y las mujeres ocupan de forma desproporcionada cargos de liderazgo en recursos humanos y departamentos legales, trabajos que se consideran menos propensos a llevar a la posición de responsable ejecutivo, dijo McKinsey en el informe titulado “El poder de la paridad: avanzar en la igualdad de las mujeres en África”.

“Hay que bajar de las nubes”, dijo McKinsey. “Solo una cifra relativamente pequeña de economías, concretamente Botsuana, Kenia, Uganda, Ruanda y Sudáfrica, ha avanzado”.

Por debajo de la alta gerencia, el rendimiento de África ha sido menos estelar, pero se mantiene a la altura de otras regiones.

Con un 76%, su tasa de participación en la fuerza laboral está por encima de la media mundial del 64% y solo va por detrás de Europa occidental y la región de Europa oriental y Asia central. No obstante, el continente está por debajo de la media mundial en empleo formal y representación en trabajos profesionales y técnicos.

Africa, el continente con mayor proporción de mujeres en la administración de empresas. América Latina, la peor región
Africa, el continente con mayor proporción de mujeres en la administración de empresas. América Latina, la peor región (Mindez, Leonardo Andrés/)

A las mujeres también les va relativamente bien en África en cuanto a representación política. Con un 25% de mujeres entre los representantes políticos, África supera la media mundial del 21%. Los países más destacados en cuanto a representación política femenina son Ruanda, Sudáfrica y Etiopía.

Fuera del lugar de trabajo, las mujeres africanas están mucho más desfavorecidas, con una desigualdad significativa en su papel en la sociedad y protección legal disponible para ellas.

“África no ha hecho un buen trabajo al proporcionar servicios esenciales como atención médica y educación”, dijo McKinsey. “El continente tiene las tasas más altas de mortalidad materna y necesidades no cubiertas de planificación familiar en el mundo”.

La igualdad de los derechos de las mujeres y los hombres solo está estipulada por ley en Sudáfrica, Zimbabue y Ruanda. Los altos niveles de violencia contra las mujeres también son frecuentes.

Aun así, el panorama es mixto y refleja un abanico de situaciones en un continente con 54 países y más de mil millones de personas.

“Los países del sur de África tienen un rendimiento relativamente bueno en la educación de las mujeres y también tienen una baja incidencia de matrimonio infantil”, dijo McKinsey. “Este no es el caso en África occidental y central”.

Según todas las mediciones en los 39 países africanos para los que McKinsey pudo obtener datos, Sudáfrica, con una puntuación de paridad de género de 0,76, es el mejor lugar para ser mujer. Níger es el peor, con una puntuación de 0,45. La paridad total equivaldría a una puntuación de 1.

Esto tiene repercusiones en el rendimiento económico: al negar a las mujeres la igualdad de derechos, los países africanos están limitando su potencial de crecimiento. Si todos los países igualaran el nivel de paridad de Sudáfrica para 2025, la economía continental crecería un 10%, o US$316.000 millones, dijo McKinsey.

Al ritmo actual de progreso, la paridad de género completa en África solo se alcanzará en 142 años.