Último momento

La operatoria cambiaria se reduce al mínimo y el dólar libre se hunde 8%

El precio del dólar oficial suma un incremento de 57,6% en 2019. (Luciano González)

El dólar oficial se negocia este martes con escasas variantes, en una plaza cuyo monto se reduce a la mínima expresión, consecuencia del estricto control sobre el mercado de cambios para preservar las debilitadas las reservas internacionales.

En el promedio de bancos de la City porteña el billete verde es ofrecido a $63,44 en el promedio al público. En las sucursales del Banco Nación, sigue a 63,50 pesos.

En el mercado mayorista hasta las 11 no se habían concretado operaciones. Sobre el mediodía, la divisa se intercambiaba a $59,40, con baja marginal de 10 centavos. El dólar mayorista alcanzó un máximo histórico de $60,40 el pasado 30 de agosto. En el transcurso de 2019 sumó un avance de 57,6%, frente a una inflación en torno al 40% en ese lapso.

El dato sobresaliente en el mercado de cambios es el desplome de 8% en el valor del dólar libre o “blue”, con negocios marginales y con escaso volumen, pero que escapan a la restricción del BCRA. El billete es ofrecido a 68 pesos, tras haber terminado a 74 pesos el lunes.

Con mínimos negocios, el dólar libre cae 8% o seis pesos, a $68 en los “arbolitos” del microcentro

Desde el lunes rige un endurecimiento del cepo cambiario, con un límite de USD 200 mensuales para las personas físicas, sin autorización del BCRA. En efectivo se podrá adquirir un máximo de USD 100 mensual.

Poco después de asumir, Macri había eliminado el 16 de diciembre de 2015 el control cambiario dispuesto por su antecesora, Cristina Kirchner, pero el desenlace adverso para el oficialismo en las elecciones primarias precipitó la fuga de divisas y la imposición de nuevos controles a partir del 1° de septiembre, que se volvieron más estrictos después del triunfo electoral del Frente de Todos el 27 de octubre.

El Banco Central dispuso que a partir del 1º de noviembre no se admitirá la integración con Letras de Liquidez (Leliq) de la exigencia para los bancos de efectivo mínimo en pesos provenientes de las obligaciones a la vista alcanzadas, es decir, encajes.

“Esto generará el desarme de estas Letras -hoy hay un stock de menos de $800.000 millones- y una baja de tasas de interés, provocando una mayor liquidez en el mercado. Pero se espera que dichos fondos no se dirijan al dólar oficial dadas las restricciones, aunque sí podrían dirigirse al dólar Bolsa (MEP) o informal”, consideraron desde Research for Traders.

El jueves 24, los depósitos en moneda extranjera en efectivo disminuyeron en USD 360 millones

Por ahora, no se anunciaron nuevas medidas que busquen trabar los arbitrajes de bonos y acciones desde los cuales surgen el valor del “contado con liquidación” y el llamado dólar Bolsa o MEP.

Para Gustavo Ber, economista del Estudio Ber, las brechas cambiarias entre el valor del dólar bajo el rigor del cepo y los tipos de cambio ajenos a los controles “reflejan el apetito por la dolarización y así es que continuarán actuando como ‘termómetros’, en vista a las mayores restricciones que operan sobre la demanda privada".

En las cotizaciones alternativas, el dólar “contado con liqui” se transa a $78,48, con una brecha de 32,1% respecto del oficial, mientras que el dólar MEP se opera a 74,80 pesos.

Cabe recordar que la brecha cambiaria todavía no llega a la registrada en el último día de gobierno de Cristina Kirchner. El 9 de diciembre de 2015, con un control de cambios aún más rígido que el presente, la brecha entre el dólar oficial mayorista ($9,74) y el “contado con liqui” ($15,40) alcanzó el 58%, mientras que entre el minorista ($9,82 en promedio) y el “blue” (en $14,73) se ubicó en el 50 por ciento.

Mientras tanto, las reservas continuaron el lunes con su caída por 63° rueda y se ubicaron en niveles de USD 43.402 millones, según datos sujetos a ajuste, al monto más bajo desde el 25 de enero de 2017. Desde las PASO los activos restan USD 22.907 millones (-34,5%), y unos USD 22.394 millones desde el inicio de 2019.

Por su parte, los depósitos privados en dólares en efectivo del viernes 24 (último dato disponible) presentaron un retroceso de USD 366 millones (-1,8%), para alcanzar los USD 20.119 millones, la cifra más baja desde el 18 de noviembre de 2016. Desde las PASO la salida de estos depósitos del sistema financiero fue de USD 12.380 millones o 38,1 por ciento.

“La demanda de dólares se acentuó la semana previa a las elecciones llevando a que alcance máximos y a fuerte intervención oficial”, apuntó un informe de Balanz Capital.

El Banco Central dejó sin cambios la tasa de política monetaria en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), a siete días de plazo, en 68,003% anual.

La entidad absorbió unos $13.000 millones, a través de la colocación de Leliq en dos tramos por 172.799 millones de pesos. La entidad que preside Guido Sandleris cuenta ahora con un stock de Leliq de 794.719 millones de pesos.

El Comité de Política Monetaria (COPOM) anunciará el próximo viernes el nuevo piso para el rendimiento de estos pasivos remunerados –exclusivos para ser suscriptos por bancos– que se situó en octubre en 68% anual.

SEGUÍ LEYENDO:

Todo lo que hay que saber sobre las nuevas limitaciones a la compra de dólares

El Banco Central impulsará ahora una fuerte de baja de la tasa de interés

Sandleris, sobre el nuevo límite de compra de dólares: “El objetivo es preservar las reservas durante el período de transición”

Control cambiario: qué sucederá con los viajes al exterior y otras claves sobre el anuncio

Se oficializó la medida que redujo a USD 200 por mes la compra de dólares: el texto completo de la norma