Último momento

Bonistas italianos pidieron el embargo de bienes de la empresa Aerolíneas Argentinas en Nueva York

El pedido fue realizado por un grupo de bonistas que no aún acordaron con el Gobierno (Foto: Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)

Un grupo de bonistas italianos, de un viejo caso iniciado en 2004 como consecuencia del default de la Argentina, reclama ahora el embargo de propiedades de Aerolíneas Argentinas en la ciudad de Nueva York. Una demanda que, desde el Gobierno consideran que no debería prosperar por las irregularidades en la documentación que fue presentada para realizar el reclamo.

La causa fue iniciada, luego del default de la Argentina, por el italiano Michele Colella en representación de un grupo de bonistas y se tramita en la corte del Distrito Sur de Nueva York, la que encabezó en su momento el juez Thomas Griesa y hoy está a cargo de la jueza Loretta Preska. Colella asegura que cuenta con USD 4,5 millones en bonos argentinos.

A lo largo de estos años, el Gobierno fue concretando distintos acuerdos con la mayoría de los bonistas de ese grupo y, según estiman, ahora deben quedar apenas dos sin resolver. Uno de ellos firmó un acuerdo en 2016 pero luego no presentó la documentación correspondiente para acreditar que era el titular de los bonos.

El Gobierno pidió a Colella que para seguir adelante con su reclamo demuestre que aún tiene los bonos. El bonista presentó un extracto bancario que generó sospechas porque era distinto a otro presentado en 2016

“Cuando se llega a un acuerdo, tenemos que verificar que los números y los bonos estén bien. El plazo para presentar los bonos es de 90 días. La Caja de Valores (organismo que custodia valores negociables públicos y privados) comprueba que los bonos estén en la cuenta del titular y actúa como intermediario. Pasó el plazo y no se presentó nada, con lo cual se incumplió una parte del acuerdo", relató Santiago Bausili, secretario de Finanzas.

Pero la historia es larga y tiene muchas idas y vueltas: el Gobierno pidió a Colella que para seguir adelante con su reclamo demuestre que aún tiene los bonos. El bonista presentó un extracto bancario que generó sospechas porque era distinto a otro presentado en 2016. Finalmente, el caso se vuelve a presentar en otro juzgado, la corte del Distrito Este de Nueva York, donde los abogados de Colella realizan un pedido de embargo sobre los bienes de Aerolíneas Argentinas en esa ciudad.

La decisión quedó en manos de la jueza de Nueva York Loretta Preska
La decisión quedó en manos de la jueza de Nueva York Loretta Preska

Los abogados que representan al Estado argentino reclamaron entonces que la causa ya estaba iniciada en la Corte del Distrito Sur, por lo tanto, el tema volvió a esa jurisdicción y ahora Preska debe decidir si aprueba o no el pedido de embargo. “Le dijimos a la Corte que se estaba presentando documentación falsa y que queremos que se levante ese juicio y que le pongan las sanciones que correspondan. Entonces, ellos empiezan a hacer estos intentos de embargo. Ahora, Preska tiene que decidir si reconoce que la documentación es falsa y recién después ver si se aprueba o no el embargo contra Aerolíneas", relató Bausili.

Los bonistas Michele Colella y Denise Dussault cuentan con una sentencia a su favor por el pago de bonos en default de hace 13 años, pero ahora se analiza una causa por fraude contra ellos. La Banca di Credito Cooperativo Terra di laboro, donde los demandantes argumentaban tener depositados los bonos, informó oficialmente que no tenían ningún crédito a nombre de esas personas.

Durante todos los años posteriores al default, hubo varios intentos de embargo de bienes soberanos de la Argentina en el exterior. El más resonante fue el de la Fragata Libertad, que estuvo retenida durante más de 70 días en un puerto de Ghana. Pero hubo de todo: desde edificios de sedes diplomáticas hasta un intento de retener motores de vehículos del ejército que habían sido enviados a Texas, en los Estados Unidos, para su reparación. Ninguno prosperó.

Durante todos los años posteriores al default, hubo varios intentos de embargo de bienes soberanos de la Argentina en el exterior. El más resonante fue el de la Fragata Libertad, que estuvo retenida durante más de 70 días en un puerto de Ghana

“Aerolíneas Argentinas tiene una estructura societaria independiente, lo que no ha permitido que avancen otros intentos de embargo. Hay una distinción entre bienes soberanos y comerciales. Los soberanos son inmunes en actos soberanos pero no son inmunes en actos comerciales. La Argentina no tiene actividades comercial en los Estados Unidos. Lo que ellos tratan de hacer es construir una argumentación de que Aerolíneas Argentinas es una actividad comercial del Gobierno, lo que es un tecnisismo legal”, explicó Bausili.

“Esta causa arrancó hace más de 10 años, la novedad es que ahora un juez investiga el supuesto fraude contra el Estado. Pero Aerolíneas y el Estado nacional son entes diferentes, tal como ya lo resolvió la Justicia. No es válido el criterio de alter ego (que la empresa y el Estado son lo mismo)”, advirtieron fuentes de Aerolíneas Argentinas consultadas por Infobae.

El Gobierno estima que hay unas 35 causas de bonistas que aun quedan pendientes. Son las que no entraron en los acuerdos realizados en 2016, que fueron los que permitieron la salida del default. Por eso, en julio de este año, los abogados que representan a la Argentina pidieron a la Corte que cierre los casos en los cuales no se haya presentado documentación o no se haya demostrado que es válida. “La Corte les ordenó que antes del 30 de agosto confirmen si tienen los títulos y si quieren seguir adelante o no. Tenemos juicios desde 2004 que no hicieron acuerdos y que no presentaron los bonos y quedaron abandonados”, relato el secretario de Finanzas.

En la demanda, no está definido qué bienes se pretende embargar (Adrián Escandar)
En la demanda, no está definido qué bienes se pretende embargar (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)

Por ejemplo, Bausili recuerda un caso de una “acción de clase” donde nadie se presentó, más allá de la persona que la inició y que el monto total del reclamo era por solo USD 35.000 en bonos. “Estamos haciendo ese tipo de limpieza”, agregó.

En el texto del juzgado sobre la demanda de embargo no se especifica qué bienes de Aerolíneas podrían ser embargados a pedido de los bonistas. Pero según Sebastián Maril, analista de Research for Traders, en el caso de Colella el reclamo ronda los USD 10 millones, por lo tanto no pueden solicitar el embargo de un avión: Aerolíneas vuela con un Airbus 330 a Nueva York, cuyo precio que superaría ampliamente el valor de la demanda.

“En general, hubo pocos intentos de embargo y, en esos casos, se llegó a un acuerdo primero o se demostró que los activos soberanos pueden tener inmunidad o que no estaba tan claro que se tratara de activo soberano. En el último tiempo hubo un intento de embargo de edificios anexos a la Embajada argentina en Washington, pero en mayo salió un fallo a favor de la Argentina”, agregó el especialista.

Seguí leyendo

Juicio en EEUU por la expropiación de YPF: los 10 argumentos clave que presentará hoy la defensa de Argentina

El Gobierno celebró el duro revés de Burford, su contraparte en el juicio contra YPF: “Perdieron toda credibilidad”