Último momento

Diego Schwartzman no pudo con Dominic Thiem y perdió en la final del ATP de Viena

Foto: Juergen Hasenkopf/BPI/Shutterstock
Foto: Juergen Hasenkopf/BPI/Shutterstock (Juergen Hasenkopf/BPI/Shutterstock/)

Fue un buen comienzo, pero un doloroso final. En el partido decisivo del ATP de Viena, Diego Schwartzman no pudo con Dominic Thiem al caer por 3-6, 6-4 y 6-3 luego de 2 horas y 25 minutos de partido.

El porteño buscará ahora su cuarto título de su carrera (segundo de la temporada) en París, donde se presentará como uno de los mejores argentinos preclasificados.

Por otro lado, Roger Federer conquistó por décima vez en su carrera el torneo de Basilea, en su localidad natal, al superar al joven australiano Alex De Miñaur (número 28 del mundo) con un doble 6-2.

A los 38 años, el suizo suma ya 103 títulos y esta temporada ya ha levantado los brazos en Dubai, Miami y Halle. Ahora está tan solo a seis títulos del récord que ostenta el estadounidense Jimmy Connors (109).

Su Majestad, con 20 títulos del Grand Slam en su palmarés, lleva una racha de 24 victorias consecutivas en su ciudad. Lleva cinco años sin perder en esa cancha, cuando el argentino Juan Martín Del Potro le derrotó en la final en 2013. “Nunca hubiera pensado ganar diez títulos en Basilea, es extraordinario”, declaró Federer, antes de emocionarse y derramar algunas lágrimas en el campo de juego.

A lo largo del torneo Federer solo ha dejado escapar 18 juegos en cuatro partidos esta semana, beneficiándose de la retirada por lesión de su compatriota Stan Wawrinka en cuartos de final. Su próximo objetivo se fijará en el Masters 1000 de París-Bercy, que comienza el lunes, donde el sorteo le ha deparado una potencial semifinal contra el español Rafael Nadal.

Seguí leyendo

Con una incógnita, Argentina dio a conocer su equipo para disputar la Copa Davis

Daniel Köllerer develó el nombre del tenista que disputó ebrio una final de Grand Slam y por qué la ATP lo expulsó “de por vida”

Espectadores “espías”, mensajes en redes y propuestas turbias: el acoso a Schwartzman no es el único a tenistas argentinos