Último momento

Entrena a los arqueros de Atlanta por la mañana y fabrica ataúdes por la tarde: la doble vida de Daniel Saranzotti

Entrenador de arqueros de Atlanta fabrica de ataúdes (Ascenso Directo)

Un cartel que dice Saranzotti Ataúdes le da la bienvenida a los que visitantes que se acercan al emprendimiento instalado en Temperley. Féretros de distintos tamaños y diversos materiales rodean a Daniel Saranzotti, quien además de entrenar a los arqueros de Atlanta, se dedica al proyecto familiar que inició su padre.

“Mi papá trabajaba para una mueblería muy grande en Quilmes, pero un día se le presentó una persona en la puerta de la casa porque tenía problemas con los ataúdes. Como mi viejo se lo solucionó se estableció una conexión entre ellos y después de un tiempo lo convocó para que trabaje con él”, explicó el ex jugador en diálogo con Ascenso Directo, el programa televisivo que se emite por DirecTV.

A los 18 años el papá de Daniel comenzó un oficio que luego se lo iba a heredar a su hijo. “Nos llega la madera al sector industrial de la carpintería que está en Burzaco. La pasamos por una moldeadora y lijadora para darle forma al ataúd”, detalla Saranzotti sobre su trabajo que está ajeno al fútbol.

El proceso se finaliza con el lustrado y el barnizado, aunque hay una etapa concluyente que se basa en la implementación de los elementos que van “dentro del cajón”. El ex arquero es un experto en la fabricación de féretros. En la entrevista televisiva describe el ataúd presidencial con la exclusividad que le permite su labor: “Es de cedro con herrajes de bronce y tapizado de raso. Algo que no se maneja habitualmente en el mercado común porque mayormente es utilizado por grandes empresarios o funcionarios”.

Como el comercio se ubica entre la cancha de Temperley y la de Banfield, en más de una ocasión le solicitaron trabajos personalizados. Los hinchas del Gasolero son los que más le han pedido cajones con el color celeste de su equipo. “Como no hago esas cosas, les propongo hacer un gran escudo que decore el ataúd”, confiesa.

“El apellido Saranzotti es más conocido en el rubro de los ataúdes, que en el del fútbol”, asegura el ex arquero, sin ocultar orgullo que siente por el legado que recibió de su padre. “Mi papá fue un tipo de trabajo. Un tipo de bien. Le dio su mano a muchas personas, porque regaló mucho y volvió a empezar sin pedirle nada a nadie”, recordó.

Sus días bajo los tres palos también le sirvieron a la fábrica para que el ex arquero sea la cara visible de la empresa. Esa veta le permitió explotar la parte comercial, hasta la muerte de su padre. “El fútbol y la fábrica son dos trabajos que me apasionan”, advierte el ex futbolista que se vio obligado a colgar los guantes luego de una lesión en su brazo. En la actualidad, mientras pelea por el gran objetivo del Bohemio en la Primera Nacional, continúa trabajando con los cajones bajo el eslogan “muérase contento, muérase feliz. Saranzotti lo entierra en todo el país”.

Seguí leyendo

FIFA confirmó a China como la primera sede del nuevo Mundial de Clubes que se jugará a partir de 2021 y se filtró el posible criterio de participación

Qué clubes de América Latina podrían jugar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA China 2021

Más de 100 futbolistas emitió un comunicado en apoyo a la fórmula Fernández-Fernández: quiénes lo firmaron