Último momento

La semana de Wall Street: altas en las empresas Tech, aunque con importantes excepciones

La Administración Trump inició la semana con el anuncio del fin de las exenciones a los países que seguían importando crudo iraní.

La decisión de Estados Unidos impactó en el precio del petróleo que escaló a máximos del año con un Brent que superó los $74 por barril y un WTI por encima de los $65. Una dinámica que avivó Occidental Petroleum, que realizó una contraoferta de $ 38 billones por Anadarko con la intención de romper la propuesta de Chevron.

Las tecnológicas por las nubes, aunque no todas

La semana de grandes de reportes de importantes hijas del Silicon Valley nos dejó claro que los servicios y los intangibles tienen un peso asombroso, en la economía. Twitter, Facebook, Amazon y Microsoft sacaron la cara por este dinámico sector.

Twitter trinó con fuerza y sorprendió. La reestructuración que inició Jack Dorsey, en la cual sinceró las cifras de la red social trajo consecuencias positivas. Twitter no sólo mantuvo sus 300 millones de usuarios, si no que sumó más gente. Los usuarios activos al mes llegaron a 330 millones, lo que representó un aumento de 9 millones con respecto al trimestre previo.
Sus ingresos se triplicaron y llegaron a $191 millones. Con estos números sus acciones subieron 13% el martes y se situaron en $38,94.

Facebook comenzó su reinado

Facebook está capitalizando sus adquisiciones más emblemáticas: WhatsApp e Instagram. Además, su versión móvil se ha transformado en el gran generador de sus ingresos. De los USD 14.912 billones generados en el trimestre, el 93% provino de la publicidad móvil.

En la suma de todas sus plataformas, Facebook alcanzó la asombrosa cifra de 2.100 millones de usuarios activos al día. Con unas 2.700 millones de personas utilizando al menos una de sus marcas.

Las acciones tienen una rentabilidad del 39% en lo que va de año.

Amazon por las nubes

Amazon sacó aplausos. No por su sólido negocio de tienda en línea. Lo hizo por el importante crecimiento que está teniendo Amazon Web Service. El atino de Jeff Bezos de consolidar una plataforma para el manejo de la inmensa ola de datos del mundo digital ya representa el 50% de los ingresos de un gigante que está diversificando su negocio y ampliando sus capacidades logística de entregas.

En el primer trimestre, Amazon ganó USD 3,5 billones, o el equivalente a USD 7,09 por título. Un incremento de 118 % con respecto al año pasado.

Las ventas netas de Amazon aumentaron 17% para llegar a los USD 59,7 billones.

Amazon Web Services creció 41%, percibiendo ingresos de USD 7.696 billones. Las acciones de Amazon acumulan una rentabilidad del 27,56 %.

Microsoft sigue vigente

La ya histórica Microsoft demostró su capacidad adecuación a las necesidades de sus clientes. La Microsoft dependiente de Windows y Office y de la era "WinTel" donde se posicionaron en las PC de escritorio concluyó hace tiempo.

Ahora Microsoft con su Azure, su servicio en la nube, obtiene un número que seguro genera envidia en otras añejas gigantes. Obtuvo beneficios de USD 30,5 billones, con un beneficio neto que ascendió a USD 8,8 billones.

Sus ventas aumentaron un 14% con un incremento impresionante de Azure, que subieron un 73%. El negocio en la nube de Microsoft es ya un líder de la industria: vendieron un 41% más que el período anterior hasta los USD 9,6 billones.

Intel, Tesla y Boeing en mal momento

Intel sufrió las consecuencias de su salida del negocio de 5G. Suma, quizás su último fracaso en la industria móvil. Una fila de desaciertos que van desde el abandono de Moblin, su sistema operativo móvil, pasan por su apuesta acérrima WiMAX en lugar de LTE y continuaron por el primer abandono de sus procesadores ATOM para los chipset de Smartphone.
Ahora, cuando la era móvil es adulta, la corporación abandona.

En lo que va de 2019, la deuda de Intel supera los $25 billones. Con menor proyección de ingresos y menos beneficios por acción, su valor de mercado cayó 7% a unos USD 53,46.

Boeing sin dudas pagó las consecuencias del fallo del software en sus 737 MAX. Su beneficio neto fue de USD 3,75, un 10% menos.

Tesla tuvo pérdidas inesperadas. Los ingresos bajaron a USD 4,5 billones ante los USD 7,2 billones del cuatro trimestre de 2018. La compañía no espera ganancias para el segundo trimestre de 2019 y espera ser rentable nuevamente para el tercer trimestre.