Último momento

GRL PWR: el aborto legal y la diversidad fueron las banderas de un festival que reivindicó el talento femenino

El festival Grl PWr en Córdoba Capital congregó a más de 400 personas

Córdoba Capital fue epicentro de un encuentro cultural histórico donde miles de mujeres e identidades disidentes se congregaron ayer en la segunda edición del Festival Grl Pwr, un evento inclusivo que demostró y revalorizó el talento artístico femenino, tan cuestionado en los últimos tiempos.

Desde la organización confirmaron a Infobae que hubo más de 4000 asistentes. La cifra es más que positiva ya que no sólo superó las expectativas sino que fue cuatro veces mayor que la primera edición realizada en agosto de 2018.

Ana Tijoux, Sara Hebe, Marilina Bertoldi y Miss Bolivia fueron las headliners de una nutrida grilla que convocó a más de 20 bandas y artistas locales, nacionales e internacionales (España, Chile, Paraguay y Rusia) durante 12 horas de fiesta. La movida comenzó a las 16.30 y se extendió hasta pasadas las cuatro de la mañana.

El encuentro comenzó a las 16.30 y se extendió hasta pasadas las cuatro de la mañana
El encuentro comenzó a las 16.30 y se extendió hasta pasadas las cuatro de la mañana

Las productoras se encargaron de armar un line up de lo más variado y diverso en edades y estilos musicales. Hubo para todos los gustos: desde el trap de la joven influencer Ms Nina hasta el sonido más duro de las She Devils, una banda de punk con 24 años de trayectoria. El abanico fue realmente muy amplio: cumbia (Kumbia Queers); electro pop (La Femme d´Argent); rap y hip hop (Sara Hebe, Ana Tijoux), rock (Marilina Bertoldi, Hienas) pop y reggaetón por nombrar algunos géneros.

El “aborto legal”, una de las consignas más aclamadas
El “aborto legal”, una de las consignas más aclamadas

También pensaron al evento como un espacio para debatir ideas y las principales problemáticas que preocupan hoy al movimiento feminista en Argentina. Por eso convocaron a referentes como Señorita Bimbo y Noelia Custodio (comediantes); a la cantante Bárbara Recanati (Ex Utopians), a la escritora y periodista Gabriela Borrelli y a Ofelia Fernández (militante de Patria Grande) para que desde el lugar de cada una aporten una mirada sobre lo que está pasando.

Señorita Bimbo
Señorita Bimbo

Señorita Bimbo remarcó la importancia de lo colectivo para lograr una transformación: "No alcanza con el viaje del empoderamiento personal, lo importante es cuando lo hacemos juntes. El pañuelo verde es un símbolo que nos organiza; que nos permite saber que algo tenemos en común con otras personas, eso es una oportunidad", sostuvo.

Además habló de la "revolución de los cuerpos" e instó a la liberación por fuera de los canones de belleza que impone una sociedad que ya empezó a quedar obsoleta. Y luego resaltó que el feminismo viene a hacernos repensar las nuevas formas de relacionarnos y amar para romper con lógicas patriarcales y machistas. "Muchas personas no pueden creer que amar no duela. Pero podemos ser la generación que viva el amor de otra manera. Mientras tanto nos siguen matando. Esta revolución que sentimos no se traduce en una baja de minas muertas. Tenemos la oportunidad desde nuestros vínculos, de cambiar lo que pasa", dijo.

Ofelia Fernández
Ofelia Fernández

Ofelia Fernández, en cambio, llegó con un discurso más militante. "Mi objetivo en la política no es hablar (solo) de feminismo sino desde el feminismo. Hay que saber que no es lo mismo cuando se habla con una perspectiva de género", dijo. También llamó a "ocupar espacios" y no desaprovechó la oportunidad de criticar a Macri y reafirmar la postura de su partido. "Tenemos la necesidad urgente de trazar estrategias. El aborto es la lucha más fuerte, queremos la ley pero no alcanza. Hay compañeras que se están muriendo por aborto clandestino y con este Gobierno eso va a seguir pasando. Si no hay acceso a la salud en los sectores populares el aborto legal seguirá siendo un privilegio de clase", lanzó. Y por otra parte remarcó: "No es que el feminismo está politizado es que es un movimiento político, nosotras venimos a hacer una nueva forma de política porque tenemos un objetivo que no es menor: cambiar el mundo". Ofelia -que este año manifestó su deseo de candidatearse para la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires- también dejó en claro que milita el feminismo popular: "Ser mujer en este mundo es difícil, pero más lo es si además sos pobre, trans e inmigrante. No se trata de una serie de casualidades e injusticias aleatorias", agregó.

La lucha por el aborto legal fue sin dudas la bandera más importante del Grl Pwr. El pañuelo verde se portó como uniforme en mochilas y como pulseras, mientras que el glitter le dio el clásico tono de celebración. En casi todos los shows hubo alusión a la temática con arengas desde el escenario y cantos como respuesta. Miss Bolivia cerró su show diciendo: "Nos vemos el 28 de mayo", día en el que se presentará en el Congreso el nuevo proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Otras de las temáticas que fueron una constante en el festival fueron: las críticas a la actual gestión de Mauricio Macri; la idea de concebir un feminismo que sea popular y no clasista; la ley de cupo trans y la diversidad en su más amplio sentido.

5 MOMENTOS POWER (y un bonus track)

Patricia Pietrafesa, la cntante de She Devils
Patricia Pietrafesa, la cntante de She Devils

1 – Patricia Pietrafesa: La cantante de She Devils y Kumbia Queers destacó cómo vive el cambio de época y paradigma: "En 2000 fue complicado porque nos agredían un montón, lo importante es que estamos acá juntes demostrando que se pueden hacer las cosas de otra manera".

Ana Tijoux
Ana Tijoux

2 – Ana Tijoux: La cantante franco-chilena aprovechó la atención del público en pleno show y dijo: "Estamos en tiempos álgidos de fascismo mundial; y bailar ya no basta, la música ya no basta. Los músicos son acompañantes históricos pero no van a cambiar la historia esa es la verdad, lo siento. Es importante que nosotros y nosotras seamos actores sociales fundamentales para la transformación. Hay otra América Latina posible, podemos construir un feminismo anticapitalista y popular".

Sara Hebe
Sara Hebe

3 -Sara Hebe: La rapera ofreció un espectáculo eléctrico con artistas invitadas, un momento fuerte se dio cuando levantó la bandera de "Ni una menos en las cárceles" y dijo: "Para ellas que no tienen prensa". Luego, subieron un montón de mujeres con cuerpos diversos a "perrear" al escenario.

Marilina Bertoldi
Marilina Bertoldi

4 – Marilina Bertoldi: La cantante de rock dio un espectáculo con todas las letras y la euforia fue tal que terminó saltando hacia el público. Por otra parte, reivindicó las elecciones e identidades sexuales.

Miss Bolivia
Miss Bolivia

5 – Miss Bolivia: Fue uno de los últimos números, y entre los temas "Paren de matarnos" y "Tomate el palo" lanzó la conocida "alerta" como arenga feminista. A lo que las presentes respondieron: "Alerta, alerta, alerta que camina, la lucha feminista por América Latina, se cuidan, se cuidan, se cuidan los machistas, América Latina va a ser toda feminista". E inmediatamente después todas levantaron su pañuelo.

El festival trasciende las fronteras cordobesas y desembarca hoy por primera vez en Rosario.
El festival trasciende las fronteras cordobesas y desembarca hoy por primera vez en Rosario.

Bonus track:

– Primer día: Sucedió dos días antes en el "opening" del festival que tuvo a Pussy Riot como protagonistas. En aquel recital, la artista Wendy Moira subió al escenario con uno de los coloridos pasamontañas que usan las rusas y comenzó a recitar en vivo un manifiesto que exponía las violencias por las que atraviesa la mujer y se puso en la piel de todas: desde las kurdas, palestinas, mexicanas, zapatistas, hondureñas, hasta las maestras rurales, las "negras, lesbianas, disidentes"; y mencionó también la líder indígena asesinada Berta Cáceres, entre otras referentes. Luego, hizo hincapié en Argentina y allí la ovación no se dejó esperar:
"Soy la marimacha, la que se toma libertades de hombres, empleos, privilegios, puestos políticos de hombres, yo soy la que sale de madrugada a divertirse la misma que le exige al estado sus derechos de volver entera a casa (…) Yo soy 8M; yo si te creo; y advierto: mi cuerpo es mi primer territorio (…) me multiplico por millones y contesto 'Mirá cómo nos ponemos'. (…) Señor Macri, valentía y verdad por favor. Somos 30 mil las víctimas del terrorismo de Estado (…) Yo soy Santiago Maldonado, asesinado por la espalda. Señora Bullrich, las únicas armas de grueso calibre que conozco son las de mi cabeza. ¿Me reconoces? No pases de largo, yo soy la revolucion de la Plaza de Mayo, soy la pecadora, la del pañuelo verde, y lo tengo bien en alto con la consigna mi cuerpo mi decisión. Yo soy niña no madre, soy la de carácter fuerte, yo soy Lucía Pérez. Estado feminicida ¡escuchanos! Pudiste violarme, desaparecerme, pero te doy mi palabra: vienen tropas de abuelas, caravanas de madres. No duele que nos rompan los huesos, tanto como quienes miran en silencio. Te doy el honor de mi palabra: no habrá sobre la faz de la Tierra fascismo, dictadura, prensa, capaz de amordazar este grito porque vivas nos queremos. *Ni una menos*". Al final de este recitado, el público se tiñó de verde con pañuelos en alto y una ovación que coreaba "Ni una menos, vivas nos queremos" y "Aborto legal".

Muchas mujeres se abrazaban, y tantas otras lloraban al sentirse identificada con lo que pasaba arriba del escenario.

OTRA LÓGICA

Las 16 mujeres que se cargaron al hombro este festival demostraron que existe otra manera de producir eventos en el país; por primera vez con lógicas feministas, inclusivas y horizontales. Estuvieron en todos los detalles: el ingreso sin problemas al Quality, la buena distribución de los escenarios y espacios; el expendio de agua (que no se agotó); la limpieza de los baños (había uno para mujeres y otro unisex) y carteles pegados en todo el predio con mensajes como: "No es no"; "Aflojale al acoso", "Espacios cuidados: libres de violencia", "No se tolerarán actitudes machistas, misóginas u homo/lesbo/bi/trans/gordo-odiante"; entre otros. Incluso también hubo un cartel que exponía dos números de teléfono para llamar en caso de vivir una situación incómoda o sentirse poco segura. También hubo foodtrucks, juegos, espacio para patinadoras, ferias feministas y hasta un puesto para poder hacerse el test de VIH gratis.

POR QUÉ ES UN FESTIVAL DIFERENTE

Las artistas coincidieron que en un festival de este tipo se disipan las competencias, hay lugar para que todas puedan mostrar su arte, y se sienten más cómodas, libres de acoso y de tener que mostrar "que están a la altura". También remarcaron la "camaradería" y que los espacios se copan más con público femenino que actúan de manera diferente y más genuina.

Por su parte, las personas que asistieron al evento y fueron consultadas por Infobae también sugirieron que coincidir tantas mujeres en un mismo lugar no sólo las empodera y les da seguridad sino también que les parece emocionante el apoyo y las alianzas. Los besos y abrazos lesbianos actuaban con total comodidad porque existía una energía que daba libertad para eso. Si bien la mayoría eran mujeres, también hubo varones cis e identidades disidentes.

POR QUÉ DE MUJERES

En diálogo con Infobae, Marilina Bertoldi explicó las razones: "La prioridad es que las mujeres trabajen acá. Cualquier hombre que quiera ser sonidista pide trabajo en cualquier lugar y se lo van, para nosotras no es tan simple. Es muy importante que generemos nuestros espacios", dijo.

Y agregó: "Necesitamos ser más para lograr mayor visibilidad, este tipo de festivales también generan eso. A partir de ahí es un efecto cadena, tenemos que empezar a generar redes. Si sos mujer y te considerás feminista, siempre hay que darle primacía a otra mujer". Cabe señalar que el Festival Grl Pwr tuvo como objetivo poner a las mujeres y disidentes como protagonistas pero en ningún momento excluyó a los hombres, que también estuvieron presentes pero esta vez como minoría.

LLEGÓ PARA QUEDARSE:

La creciente convocatoria; el éxito de esta segunda edición y la proyección en otros puntos del país demuestran que este tipo de festivales llegó para quedarse. El cambio de paradigma es inminente y lo está viviendo una generación de jóvenes de entre 20 y 30 años (promedio) que empieza a encontrar en los escenarios artistas que las representan,que les hablan con un lenguaje diferente, sobre temáticas que las atraviesan. Esto demuestra el surgimiento de algo mucho más grande y poderoso que se está gestando aunque muchos aún no la ven y aunque todavía haya que pelear por conseguir una ley que garantice al menos el 30 por ciento de bandas de mujeres en los escenarios.

ROSARIO

El festival trasciende las fronteras cordobesas y desembarca hoy por primera vez en Rosario. Las productoras lanzaron en Spotify listas de reproducción hechas por las musicalizadoras y djs, Color y Magda Speranza, para ir calentando las pistas de hoy en Rosario.

Fotos: Candela Pérez y Candelaria Rodríguez, fotógrafas oficiales del Festival Grl Pwr.