Último momento

Los plazos fijos crecieron en junio por primera vez en cuatro meses

Las altas tasas alientan las colocaciones a plazo en los bancos. (Adrián Escandar)

Durante el mes de junio, los depósitos a plazo fijo del sector privado rompieron con su caída en términos reales tras cuatro meses. El crecimiento de casi 3%, a la par con la inflación esperada para este periodo, implica que por primera vez desde febrero último los plazos fijos muestran puntos de incremento real.

"La paz cambiaria que se vivió durante el mes de junio, incluso con apreciación del peso en relación al dólar estadounidense generó una redistribución en los portfolios financieros del sector privado. Es que, ante el contexto de altas tasas de interés, con una tasa de política monetaria por encima del 60%, hasta los ahorristas más conservadores se vieron tentados a desprenderse de dólares para volcar sus tenencias a instrumentos denominados en moneda local", explicó Augusto Quiñones, analista de First Capital Group.

Sumado a esto, la nueva política que impuso el BCRA durante el mes de mayo favoreció esta tendencia. La entidad monetaria habilitó la posibilidad de que las entidades financieras capten depósitos de clientes sin una relación contractual previa y publicó un cuadro comparativo con las tasas que pagan las distintas entidades financieras.

Por primera vez desde febrero último los plazos fijos muestran una tasa de incremento real

Esto aumentó la competitividad entre dichos actores, reduciendo el spread entre la tasa de política monetaria (LELIQ, la que el BCRA le paga a los bancos) y la tasa Badlar (la que los bancos pagan por depósitos por encima de un millón de pesos). El spread promedio en el mes de junio fue de 15%, mientras que para el mes de mayo había sido de 20%. En resumen, la tasa de política monetaria pudo transmitirse de manera más transparente y equitativa al resto de la economía.

En cambio, si bien las cajas de ahorro en dólares aumentaron un 1,7%, este incremento fue menor al observado en los meses anteriores. "Esto denota que, si bien la tendencia a dolarizar cartera continúa al alza, los instrumentos en pesos significaron una buena alternativa para aprovechar el 'verano' cambiario", finalizó Quiñones.

SEGUÍ LEYENDO:

Los plazos fijos para no clientes crecieron 50%, pero los grandes bancos privados siguen sin ofrecer el servicio

Los inversores se entusiasman con las señales de la Argentina, según The Financial Times