Último momento

Alberto Fernández recibió el alta: «Sentí un dolor que nunca tuve en mi vida»

Alberto Fernández al salir del Hospital Otamendi

El precandidato presidencial de Unidad Ciudadana, Alberto Fernández, recibió el alta médica esta mañana. Estuvo internado desde el lunes en el Sanatorio Otamendi por una inflamación pleural.

Minutos antes de abandonar el centro médico, dio detalles de cómo se inició su cuadro en una entrevista con Luis Novaresio en radio La Red: "Hay una suerte de telita que recorre el pulmón y cuando se inflama es muy doloroso, te genera un dolor que no tuve nunca en mi vida".

"Con ese problema, una tos seca que todavía tengo que probablemente fue generada por la irritación de la pleura, decidieron medicarme y ponerme por vía intravenosa calmantes muy fuertes con morfina", detalló.

Alberto Fernández saluda a uno de los médicos tras subirse a su automóvil (Fotos: Matías Baglietto)

Fernández reveló que hace 10 años tuvo un cuadro de trombo en un pulmón y en un principio sospecharon que podría haberse repetido. Aquel antecedente, que suele denominarse infarto de pulmón, le dejó una cicatriz que probablemente ahora explique la irritación de la pleura y la aparición de un pequeño coágulo.

Al salir del sanatorio, el precandidato presidencial volvió a hablar de su estado de salud: "Estoy muy bien, trabajando… ahora voy a tener una reunión con representantes del colectivo femenino, luego recibiré a Sergio Uñac (gobernador de San Juan) y voy a ver a Cristina Kirchner".

El médico de Fernández le recomendó que se sometiera a una batería de estudios para despejar eventuales complicaciones e ingresar a la campaña electoral con la certeza de que su cuerpo está preparado para afrontar semejante desafío físico e intelectual.

El precandidato presidencial habló con la prensa que lo esperaba en la puerta del Otamendi
El precandidato presidencial habló con la prensa que lo esperaba en la puerta del Otamendi

Durante ese proceso, los médicos del Otamendi le revisaron arterias, venas, el sistema circulatorio y le hicieron análisis cardíacos, de orina y sangre.

Pese a la internación, Fernández se las ingenió para mantener reuniones políticas. Por ejemplo, ayer desayunó con Eduardo "Wado" de Pedro para organizar los próximos pasos de la campaña. Más tarde recibió al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, quien el próximo domingo irá por la reelección en los comicios provinciales.

Al ser consultado por definiciones políticas, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner puso en duda su participación en un debate y coincidió con la visión de Roberto Lavagna sobre el Impuesto a las Ganancias: "Es imperdonable que se blanquearon 120 mil millones de dólares sobre los que no pesa ninguna carga y el trabajador pague ganancias; el que trabaja no debe pagar Ganancias".