Último momento

María Eugenia Vidal mantiene su idea de pelear en la provincia de Buenos Aires y cree que la fórmula kirchnerista no modifica el panorama electoral

María Eugenia Vidal

María Eugenia Vidal estaba en su casa cuando conoció la noticia. Fue el sábado pasado, por la mañana, mientras Cristina Kirchner anunciaba en su cuenta de Twitter lo sabido: ella irá como vice en la candidatura que encabezará Alberto Fernández para presidente. El anuncio no la sorprendió. Desde su círculo íntimo aseguraron: "Para ella el orden de los factores no altera el producto. Sigue siendo el kirchnerismo puro".

También indicaron que cuando se habla del Plan "V", Vidal se incomoda. "No sé cuántas veces me hicieron esa pregunta", le manifestó hace algunos días a uno de sus colaboradores en relación a un interrogante planteado y respondido que aún deambula en el escenario político de cara a las elecciones presidenciales de este año. ¿Aceptaría Vidal, en caso de que Mauricio Macri se lo pidiera, postularse a la presidencia de la Nación?

Si bien sostiene y ratifica entre sus más cercanos que solo irá por la reelección en la provincia de Buenos Aires, existe también la versión que indica que aceptaría encabezar la lista nacional de Cambiemos -aun sin el radicalismo- si Macri, asfixiado por los sondeos y las encuestas nacionales, así se lo pidiera.

El jefe de Estado, al igual que la gobernadora provincial, se mantienen expectantes en relación a lo que ocurrirá el próximo lunes en Parque Norte, en donde la Unión Cívica Radical realizará la convención que definirá qué rol tendrá en Cambiemos.

Dentro de la alianza la división es clara: están quienes sostienen que el radicalismo, aun con una serie de exigencias, terminará acompañando a Macri en su reelección; también aquellos que con el correr de los días se convencieron de que "jugarán" con un candidato propio en las próximas elecciones.

Vidal, junto a Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta
Vidal, junto a Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta

"María Eugenia cree que hay que esperar unos días más. Que la convención radical es clave, también para analizar con mayor profundidad la fórmula Fernández-Fernández, ver cómo la evalúa la gente, qué se percibe en la calle. Es muy pronto para sacar conclusiones", le dijo a este medio un funcionario allegado a la gobernadora.

En cuanto a los temores y las preocupaciones, Vidal se mantiene firme y confiada en que su figura al frente de la boleta es la mejor opción para los bonaerenses. Esto sumado a que aún no se sabe qué rol adoptará Sergio Massa y el Frente Renovador. Desde el núcleo más íntimo del gobierno aseguran que el ex intendente de Tigre se unirá al kirchnerismo, algo que va en contra de los intereses oficiales.

"Hay tres ofrecimientos: el de Alternativa Federal, lo que anunció el kirchnerismo y el nuestro, que es el más sólido: Macri como presidente, Vidal como gobernadora y Rodríguez Larreta como jefe de gobierno porteño. María Eugenia se siente confiada en que los bonaerenses vuelvan a elegirla. Puede debatir cualquier tema, se mueve de una manera muy sólida", explicaron.

Infobae pudo conocer cuál es la preocupación real de Vidal de cara a las próximas elecciones, tanto en el ámbito nacional como en el provincial y porteño. "La poca llegada de la alianza Cambiemos a los jóvenes es su deuda pendiente", dijeron. Vidal considera fundamental entender el mundo en el que se mueven e incorporar como propia la agenda de los más chicos.

"Continuamente les pregunta a sus hijas, de 18 y 16, por qué hay tanta diferencia en cuanto a los intereses de ellas y a los de su hijo, de 11 años. Entiende que todo va muy rápido, que para los adolescentes todo es volátil. Eso la preocupa desde lo electoral, buscar cómo hablarles y de qué manera llegar a ellos", manifestó una alta fuente del gobierno provincial.

Vidal sabe que en exactamente un mes se definirán las candidaturas, aunque desde su entorno ratifiquen que ella cree que para eso "falta un mundo". También considera que el escenario político no se modificará con la "nueva" propuesta impulsada por CFK.

"Un contexto idéntico al de 2015 y 2017", cuentan desde la gobernación en relación a las fuerzas que compiten (o competirán) el 11 de agosto en las PASO frente a Cambiemos. "Ella se siente parte como siempre, sigue teniendo la misma relación personal y política con Macri. Se reúnen una vez por semana. No cambió nada", agregan.

Fue justamente "el cambio" el lema de campaña que llevó a Cambiemos a triunfar en 2015, en todos los frentes, a pesar de los pronósticos adversos. "¿Qué es lo nuevo de Cristina? ¿Qué es lo nuevo de todo esto?", indicaron los laderos de Vidal, quien por ahora continuará con su anhelo de volver a pelear para ganar nuevamente la provincia de Buenos Aires.

Seguí leyendo:

El oficialismo apunta a fortalecer Alternativa Federal en horas determinantes para su estrategia electoral