Último momento

Las pymes también necesitan una Moncloa

¿Cuántas veces nos preguntamos cómo podemos generar más empleo, cómo podemos aumentar la inversión y volver a dinamizar la economía? ¿Cuántas veces miramos puertas afuera buscando las respuestas, pensando que serán los capitales externos los que nos ayuden a reactivar? Pero la solución es más simple y está al alcance de la mano. La solución son nuestras pymes, que representan el 98% del tejido empresarial del país y dan empleo a poco más del 70% de los trabajadores registrados.

Las pymes son la columna vertebral de la economía, pero necesitan de algunas medidas que sean adoptadas por el Poder Ejecutivo, el Congreso y el Poder Judicial para seguir erguidas. Necesitan que no se las siga ahogando con la falta de financiamiento, con la presión tributaria, con la industria de los juicios laborales y con tarifas de servicios públicos dolarizadas. Estos problemas deben resolverse en el campo de la política y por eso creemos que las pymes deben transformarse en política de Estado que esté por fuera de la grieta y de la pelea electoral.

Desde Mopyme (Movimiento de Pequeñas y Medianas Empresas) diseñamos un plan integral con propuestas que ayuden a transitar la complicada coyuntura económica y que sienten algunas bases estructurales para reactivar al sector. Nuestro plan refleja la inquietud de una mayoría de empresarios, que quedó plasmada en una encuesta encargada a la consultora Analía del Franco, donde el 82% admitió que la situación de su empresa empeoró respecto a dos años atrás y que, entre sus mayores preocupaciones, están la caída del consumo y la presión tributaria.

Proponemos que se disponga por ley el pago a las pymes en un plazo máximo de 30 días por parte de grandes empresas y el Estado; que se implementen un plan de regularización del empleo no registrado y un sistema de simplificación tributaria; que se extienda el congelamiento de tarifas para pymes (como ya se anunció para las viviendas); que se suspendan temporariamente las ejecuciones fiscales; que se prorroguen hasta septiembre los vencimientos de las obligaciones de la seguridad social y que se regulen los alquileres comerciales para que haya razonabilidad en los ajustes.

Este plan integral lo presentaremos como una carta compromiso para los candidatos de todos los espacios que competirán en las elecciones presidenciales de este año, con la esperanza de que se ponga a las pymes en el centro de las decisiones para la recuperación productiva. No somos "llorones", no estamos pidiendo exenciones, subsidios o cuestiones extraordinarias. Solo pedimos que se nos permita desarrollar. Grandes naciones como Alemania o Italia salieron de crisis profundas de la mano de sus pymes. En un país agrietado como este, el Pacto de la Moncloa parece un horizonte utópico pero quizá una "pequeña Moncloita" vinculada a las pymes, el sector más dinamizador de la economía mundial, pueda ser el puntapié inicial de un camino en el que los argentinos volvamos a encontrarnos y estemos de acuerdo en algunas políticas públicas que nos den la suficiente previsibilidad para empezar a resolver nuestra crisis.

El autor es titular de Mopyme.