Último momento

Encuentro a agenda abierta de Roberto Lavagna con mujeres referentes de la sociedad civil

Un té con Lavagna y dos horas de charla mano a mano sobre todos los aspectos de la realidad nacional

"Cada vez que salgo de estas reuniones, tiran en redes la mentira de que soy jubilado de privilegio", contó Roberto Lavagna hacia el final de este encuentro con referentes de la sociedad civil – empresarias, funcionarias, académicas y activistas sociales – que dejó muchas definiciones y en las que no hubo sólo preguntas sino también aportes, sugerencias, ideas, formuladas con mucha pasión por gente con vocación de aportar a sanar y reconstruir un país herido por las crisis recurrentes y el clima de enemistad social.

Posiblemente basten los dedos de una mano para contar a los ex funcionarios que no han tramitado sus jubilaciones aun sin necesitarlas. Pero parece que los diseñadores de campañas de difamación en las redes ignoran que Roberto Lavagna es uno de ellos.

La palabra "ajuste" borrada del mapa; una economía enfocada en la movilización de todos los factores de desarrollo del país; una inevitable renegociación con el FMI; una educación nuevamente nacional; en materia de Defensa, el acento puesto en ciencia y tecnología; un servicio civil nacional; tales fueron algunos de las definiciones que dejó la reunión.

Un encuentro con mujeres en el que se habló de todos los temas de interés público, contra la rara tendencia de ciertas corrientes de moda que limitan la agenda a las problemáticas "de género", cuando ningún tema de la realidad les es ajeno a las mujeres.

Roberto Lavagna, Mabel Roca (Confederación Argentina del Deporte), la diplomática y coordinadora del encuentro, Carmen Gutiérrez Zalazar, Mónica Beltrandi (Red del Deporte, colaboradora del Padre Pepe) y Claudia Peiró (Infobae)
Roberto Lavagna, Mabel Roca (Confederación Argentina del Deporte), la diplomática y coordinadora del encuentro, Carmen Gutiérrez Zalazar, Mónica Beltrandi (Red del Deporte, colaboradora del Padre Pepe) y Claudia Peiró (Infobae)

"Me he encontrado en esta situación que no sé cómo definir. No lo tenía para nada en mi cabeza -dice este "todavía no candidato" que sin embargo despierta creciente expectativa-. Pero mi respuesta a los que me empujan a esto es si y sólo si se forma un gobierno de unidad nacional, que no significa unanimidad, sino una base de sustentación amplia".

Y un acuerdo en torno a consensos básicos. "Que son pocos, justamente por ser básicos".

Es la respuesta del ex ministro de Economía a lo que considera un mal de la política argentina: la pretensión de quienes llegan como parte de apoderarse del todo. "Piensan que tenían que tomar todo el poder y para siempre; la realidad los desmiente, más tarde o más temprano". Pero el daño ya está hecho.

Por eso cree que existe en la sociedad una demanda de unidad nacional. "Que el cuerpo dirigencial sea capaz de responder con una oferta acorde ya es otra cosa. Quedan dos meses de preparación", señala, en relación al momento en que tendrá que definir si se presenta como candidato a presidente.

Acuerdos como los de la Moncloa no son fáciles de lograr. "No es un arbolito de Navidad donde cada uno cuelga su adorno, sobre todo porque "al comienzo no hay nada para repartir". Lo que sí se debe acordar es "cómo repartir las cargas del modo más justo posible". Pero en definitiva, para que un acuerdo así funcione es necesario que se pongan en marcha los factores de desarrollo, advirtió.

En cuanto a lo que llamó la "técnica electoral", dijo que ya han manifestado la voluntad de unírsele en este proyecto sectores de Alternativa Federal (peronismo) y del radicalismo, el Partido Socialista, el GEN (Margarita Stolbizer), varios partidos provinciales y corrientes desarrollistas. También "mucha gente de la sociedad civil"; y aclaró que nombraba sólo a los que ya lo han manifestado por sí mismos: Facundo Manes, Rodolfo D'Onofrio, Marcelo Tinelli, Beatriz Sarlo.

"El gobierno le ha dado un enfoque a lo económico social que es ajuste, ajuste, ajuste, para lograr equilibrio fiscal. Le contraponemos a eso la idea de la movilización de recursos. Venimos de 8 años de estancamiento. Y vamos hacia la recesión. En un mundo donde todos crecen", dijo.

El impacto del fracking es a nuestra producción de gas y petróleo lo que el buque frigorífico fue en el siglo XIX para nuestra ganadería

Resumiendo su visión, explicó que la Argentina cuenta con los tres grandes factores de desarrollo: recursos naturales, humanos y capital. Los primeros se ven potenciados hoy por dos factores: uno, tecnológico -comparó el impacto del fracking en nuestra producción de gas y petróleo con el que tuvo para la Argentina ganadera a fines del siglo XIX el buque frigorífico, sumado a la biotecnología que corre la frontera agropecuaria-; el segundo, geopolítico: a diferencia de otros tiempos en que nuestros principales mercados eran también competidores, ahora surge una nueva complementariedad con una economía como la de China.

A diferencia de quienes parecen ver una tragedia en que nazcan argentinos o lleguen inmigrantes, Lavagna destacó el “bono demográfico” de que goza Argentina como factor de desarrollo

En cuanto a los factores humanos, a diferencia de quienes parecen ver una tragedia en que nazcan argentinos o lleguen inmigrantes, Lavagna destacó el "bono demográfico" de que goza Argentina -su población en edad de trabajar supera todavía a la dependiente, niños y jubilados-, considerado en economía un factor de mayor potencial productivo. Finalmente, el capital: según cifras oficiales de 2018, en 6 años se fugaron 107.000 millones de dólares del país -"a Suiza o al colchón", aclaró-.

"Podríamos culpar a la economía, pero en esos seis años tuvimos dos políticas económicas opuestas". La respuesta está en el plano de la política, señaló. Viniendo de un economista, esa definición fue especialmente valorada por las presentes. "Quien toma el poder siendo minoría quiere todo y esto genera rispideces y conflictos. Hay que cambiar esa visión política", dijo Lavagna.

Con el Fondo Monetario Internacional no habrá otra alternativa que renegociar. El ex mInistro dijo que cuando lo visitaron, se negó a hablar del presente -"ahí me pongo la camiseta argentina y no critico al gobierno"- pero sí del mediano y largo plazo. "¿Creen realmente que Argentina tendrá un superávit primario del 3 por ciento el año que viene? Creen que en 2020 y años subsiguientes, Argentina tendrá 40, 50 mil millones para pagarle al Fondo?", les preguntó. La respuesta fue negativa. "Habrá que renegociar, no quedará otra que renegociar. Y la única manera sostenible de tener superávit fiscal es creciendo. La palabra ajuste hay que tacharla del mapa. Siempre se puede gastar mejor, por supuesto. Pero la clave es la movilización de los recursos que tiene el país".

A la pregunta de cómo hacer para que los argentinos dejen sus ahorros en el país, la respuesta fue que, en el capitalismo, "en el que por suerte estamos", hay un único atractivo que es la rentabilidad. El clima de negocios o la seguridad jurídica son importantes también, pero si no hay rentabilidad… Y para eso debe haber demanda de consumo y de exportaciones. De lo contrario, la única inversión que crece es la subsidiada", sentenció y volvió a citar el ejemplo de la energía eólica, al que ya se había referido.

Se habló de transparencia, de control de gestión y del Estado, de la necesidad de valorar al personal de planta de las diferentes áreas y no, como suele pasar, duplicar los cargos para colonizar los ministerios con "gente propia". "Cuando asumí en Economía -recordó-, llevé solo a una secretaria, hay que ubicar dónde hay memoria histórica de la administración en diferentes temas. Los funcionarios nombran gente de más porque muchas veces llegan a los cargos y no saben ni para qué, ni cuál es su tarea. Empecemos por respetar a los que están; luego lo ideal es una Escuela de Administración, pero no la pondría en manos de los 'expertos"; son burócratas".

En el tema Defensa, propuso "entrar por el lado de ciencia y tecnología; es la puerta, no es fantasía, la empresa más importante del país es Invap". Y también dijo que "un servicio civil en la Argentina sería muy importante".

¿Vieron que nadie se notificó de lo que dije sobre la educación? No les interesa

"¿Vieron que nadie se notificó de lo que dije sobre la educación?; no les interesa", dijo Lavagna ante el pedido de esta cronista de que se explayara sobre su definición de que la educación debía volver a ser nacional. "La descentralización de la educación que se hizo en los años 90 fue un tremendo error. El país, el Estado nacional, tiene que retomar los contenidos, las políticas educativas, los programas de formación docente; en cambio descentralizar los más posible el día a día. Además, quiero escuelas abiertas sábado y domingo, para refuerzo y apoyo escolar, especialmente en las áreas más críticas. Y hay que pagarles a los docentes lo que corresponde", dijo.

Hubo varias apasionadas intervenciones sobre el tema de la pobreza, en particular infantil, y el flagelo de la droga -algunas de las presentes trabajan en los Hogares de Cristo, los centros de acogida para jóvenes en recuperación de adicciones, como el que anima el padre Pepe en José León Suárez- y el drama que representan para el país esas generaciones perdidas.

El encuentro fue coordinado por la diplomática y asesora de Roberto Lavagna, Carmen Gutiérrez Zalazar, y estuvieron presentes las politólogas Florencia Álvarez Travieso y Carolina Finazzi; Julia Pomares, directora ejecutiva del Cippec; Silvia Gold, bioquímica y empresaria; Dulce Santiago, doctora en Filosofía; la abogada Marta Oyhanarte, fundadora de Poder ciudadano; Mariana Colotta, decana Ciencias sociales USAL; María Eugenia Camusso, profesora de Comunicación Social; María Eva Egea, abogada; Fernanda Meritello, Hogares de Cristo; Gloria Rodrigué, ex directora Editorial Sudamericana; Adriana Sirito, emprendedora; Cecilia Giordano, contadora; la abogada Analía González; Carolina Lazzaroni, Relaciones Internacionales; Agustina Molluso, Relaciones Internacionales; Lourdes Puente Olivera, especialista en Defensa y Seguridad; Alejandra Scafati, presidente de Ecomujeres; Mariela Villar, emprendedora; Mónica Beltrandi, presidente de la Fundación Red Deporte y Mabel Roca, integrante del Comité Olímpico y de la Confederación Argentina de Deporte.

Seguí leyendo:

Lavagna le contestó a Macri: "Que no se ponga nervioso; no puedo competir con los miles de trolls del gobierno"

La inexplicable histeria que despierta Roberto Lavagna