Último momento

Lorena Matzen: «Ahora que Alberto Weretilnek no es candidato tenemos chances de ganar la gobernación»

Esperanza rionegrina… Lorena Matzen (Foto:Manuel Cortina)

Lorena Matzen, 40 años, es una diputada radical atípica. Licenciada en turismo y militante en un partido que reconoce machista para abrir espacios para las mujeres, lidera la primera fórmula femenina en el país como presidenta de la juventud radical rionegrina, entre distintas responsabilidades que tuvo. Acompañada por Flavia Boschi, dirigente del PRO, tiene la difícil tarea de llevar los colores de Cambiemos en las elecciones a gobernador que tendrán lugar el próximo 7 de abril, cuando buena parte de la política asegura que el candidato real de la Casa Rosada era Alberto Weretilnek, que no podrá competir por su reelección, por el contundente fallo que ayer emitió la Corte Suprema de Justicia.

– ¿La sorprendió su candidatura?

– Hace mucho tiempo que vengo trabajando para ser gobernadora de mi provincia, es el sueño de cualquier dirigente. Por los otros cargos que ocupé en gestiones anteriores, pude recorrer la provincia muchas veces . Si hay algo que conozco cada rincón de Río Negro, una provincia muy particular, porque cada localidad piensa distinto de la otra. Uno de los desafíos que tenemos por delante es darle una identidad a Río Negro. Yo soy de Allen, donde no pensamos igual que en Roca, que está al lado, ni de Cipoletti, que está del otro lado. El de Bariloche no piensa lo mismo que el de El Bolsón. Es una provincia muy diversa, con muchas realidades distintas, una provincia-continente. Es un gran desafío y es un sueño.

(Foto:Manuel Cortina)
(Foto:Manuel Cortina)

– ¿El turismo que rol cumple en Río Negro?

– El turismo sería un hilo conductor de esas diversidades. Tenemos en la región sur, la meseta de Somuncura y con eso, más allá de la lana que está pasando un veranito por el buen precio, tenemos el tren patagónico que une Las Grutas con Bariloche. Y está pronta a finalizarse la ruta nacional 23 con financiación del Gobierno nacional, que podrá unir el Atlántico con el Pacífico y hay un sueño que es el corredor bioceánico, que podría ser un polo de desarrollo muy importante. Tenemos dos puertos, el de San Antonio Oeste y el de Sierra Grande.

– ¿Y el Gobierno ayudó o más o menos?

– En infraestructura, muchísimo. Tal vez no lo difundimos lo suficiente. Y el gobierno provincial se apropió de lo que es de Nación. Tanto en cloacas como en agua, haciendo vuelco cero en el mar en Las Grutas, donde se tiran afluentes, y en el Lago Nahuel Huapi, también. Está el gasoducto cordillerano, que fue inaugurado por el Presidente, el vertedero en Bariloche y Choele-Choel, mucho más.

– ¿Y el electorado lo reconoce?

– No, hemos fallado en la comunicación de la obra pública realizada en Río Negro. La ruta 23, por ejemplo, llevaba 30 años sin terminarse y en estos tres años y medio se construyó casi la totalidad de lo que faltaba. En pocos meses se va a inaugurar.

– ¿Y qué respaldo van a tener?

– "Lilita" Carrió nos está respaldando a través de las redes y vamos a tratar de que vaya antes de las elecciones. Viajó Andrés Ibarra a Bariloche, hace 10 días estuvo Frigerio. Sentimos respaldo a pesar de que el oficialismo de la provincia busca restarnos credibilidad.

– Ahora que la Corte falló en contra de la reelección de Weretilneck, ¿tendrán más chances?

– Por supuesto que sí, tendremos más posibilidades de mostrar el proyecto que venimos trabajando desde el instituto de políticas públicas que tenemos en la provincia, que fuimos coordinando con la Fundación Pensar y la Fundación Alem.

Infobae entrevistó a la candidata en la sede de Cambiemos de la calle Balcarce. (Manuel Cortina)
Infobae entrevistó a la candidata en la sede de Cambiemos de la calle Balcarce. (Manuel Cortina)

– ¿Estaba en tus planes este compromiso?

– En estos tiempos no, porque fui electa diputada de la nación en el 2017, pero mi partido me lo pidió porque estuve trabajando muy fuerte en las propuestas del Río Negro que queríamos, sin pensar que sería yo, pero finalmente se llegó a ese acuerdo en Cambiemos, que fue muy reñido pero los números de las encuestas me favorecieron, porque estaba mejor posicionada con otros. Igual, hay ninguneo.

– ¿De qué tipo?

– En mi propio partido, fuimos 28 años gobierno y por primera vez hay una mujer en este escenario, pero en Río Negro siempre estuvimos un poco mejor las mujeres. La paridad la tenemos del 2002, por ejemplo. Yo creo que en esto no es solo un tema de hombres, sino también de mujeres, que nos acostumbramos a los segundos lugares, o a las secretarias administrativas, o a cuestiones de género. Pero tenemos que discutir temas de género, y también la política y las obras de infraestructura. Las mujeres nos venimos haciendo en Río Negro hace tiempo. En el 2017 mi candidatura salió de un grupo de mujeres que hicieron mucho ruido para que nos incluyan. El espacio fue ganado.

– ¿Y los demás partidos?

– Bueno, mis adversarios me llenan de memes, con el plumero, esas cosas, como que tengo que quedarme en la casa. En casa, cuando puedo llego y limpio, porque mi marido es el que hace las cosas cuando yo no estoy.

– ¿Vio Borgen, la serie de la primera ministra de Dinamarca que sale elegida cuando se fueron cayendo las demás opciones?

– No, la verdad que no. Pero creo que vamos a hacer mucho ruido, estamos haciendo una campaña muy a pulmón, porque son las mujeres las que hacen el merchandising de la campaña. No sé si no seremos noticia el 7 de abril, me tengo mucha confianza, porque ahora que no se puede presentar Weretilnek, el peronismo votará dividido, así que yo creo que nosotros tenemos posibilidades. Se tienen que alinear varios planetas, pero creo que puede darse porque me parece que se dan cuenta que nosotros vamos a gobernar para todos, no importa si son radicales o peronistas o del PRO.

– ¿Te sirve aparecer con el logo de Cambiemos o es un lastre ser la candidata de Mauricio Macri?

– Depende cómo salgas a la cancha. Para mí es un detalle en este momento. Nosotros tenemos una historia y un trabajo realizado que se pone en valor en esta instancia. Siento que lo que proponemos es un Cambiemos a la rionegrina. Estamos en un año en que Cambiemos se está autocriticando, cuando Cambiemos necesita un service.