Último momento

Nadie conoce los efectos de los incendios en California como este dentista forense

El incendio Camp Fire destruyó la población de Paradise, en California (REUTERS/Stephen Lam)

"Pensé que el año pasado había sido realmente horrible", dijo el legislador Jim Woods a CALmatters sobre los incendios forestales de California que en 2017 desolaron los condados vitivinícolas de Sonoma y Napa y dejaron 44 muertos. "Creo que nadie esperaba que este año fuera peor".

Wood hizo esos comentarios al salir de la morgue de Sacramento, la capital del estado del oeste americano, mientras se quitaba la bata quirúrgica descartable.

Porque además de legislador desde 2014, el demócrata es odontólogo forense, y se pasó días y noches trabajando en esa morgue para identificar fragmentos humanos recogidos tras el peor incendio registrado en la historia de California, Camp Fire, que dejó 86 muertos y redujo a polvo una ciudad entera, Paradise. Por esa combinación inusual, Wood ha participado en el comité legislativo especial que diseñó un plan te USD 1.000 millones para prevenir estas catástrofes en el futuro, pero no cree que sea suficiente.

A somber day yesterday. I was with Loren Lighthall, principal of Paradise High School, when he first saw the remains of his home–so heartbreaking. I'll stay helping to identify the victims of this devastating fire, hoping to bring some closure to the families. #CampFire pic.twitter.com/3k77lp382E

— Jim Wood (@JimWoodAD2) November 15, 2018

"Un día lúgubre, ayer. Estuve con Loren Lighthall, director de la escuela secundaria de Paradise, cuando vio por primera vez los restos de su hogar, qué desolador. Me quedaré para ayudar a identificar a las víctimas de este incendio devastador, con la esperanza de dar un cierre emocional a las familias", tuiteó Wood en noviembre, desde el centro de la tragedia.

Antes de ser elegido representante en la legislatura estatal, Wood fue un dentista generalista durante muchos años. Cuando se especializó en odontología forense se convirtió en uno de los 100 peritos del máximo nivel de certificación en los Estados Unidos. Identificó víctimas en los ataques a las Torres Gemelas, en Nueva York, en 2001 y en la devastación del huracán Katrina, en Nueva Orleans, en 2005.

"Recientemente Wood desplegó sus habilidades mucho más cerca", escribió Laurel Rosenhall, autora de la nota. "El año pasado ayudó a identificar a las víctimas del enorme incendio en Santa Rosa, a poca distancia de su casa en Healdsburg. Y luego supervisó el daño en Paradise, donde el incendio Camp Fire mató al menos a 79 personas y destruyó 11.000 hogares".

El legislador Jim Wood, también dentista forense, en Healdsburg. (Robert Durell/jimwood.com)
El legislador Jim Wood, también dentista forense, en Healdsburg. (Robert Durell/jimwood.com)

Si en 2017 trabajó solo, en 2018 solicitó la ayuda de otros cuatro forenses, señaló The New Yorker. "La cantidad [de víctimas] es tan grande, las condiciones de los restos son tan fragmentadas", dijo a la publicaicón. "La falta de registros dentales anteriores a la muerte presentan un desafío real. Algunas personas podrían no ser identificadas jamás". Hasta el momento, de las 86 víctimas 27 lograron ser identificadas por el equipo a cargo de Wood.

El trabajo es muy difícil, en el plano práctico y en el emocional. "La mayor parte de lo que veo actualmente son las raíces de los dientes. En estos incendios que alcanzan temperaturas realmente altas, el esmalte, la parte blanca de los dientes, suele salirse", dijo Wood a CALmatters.

"Mientras que esas raíces y parte de los dientes sobreviven, la mandíbula que los sostiene suele quemarse. Así que lo que tenemos es un puñado de dientes que no sabemos cómo asociar. Entonces usamos nuestros conocimientos de anatomía y la forma de los dientes para hacer reconstrucciones. Busco una manera de descifrar cómo hubieran lucido en la boca".

Aunque se desconoce el origen del fuego, el viento hizo muy difícil su contención. (REUTERS/Stephen Lam)
Aunque se desconoce el origen del fuego, el viento hizo muy difícil su contención. (REUTERS/Stephen Lam)

En el laboratorio, Wood le mostró a Rosenhall el resto del procedimiento. "Una vez que reconstruye la boca, comienza la fase siguiente del trabajo de detective: reunir radiografías y otros registros de las personas que están en la lista de gente desaparecida y cruzar esas imágenes con los restos en la morgue".

Una de las dificultades del caso de Camp Fire es que muchos de los consultorios odontológicos de Paradise fueron destruidos por el incendio, y allí se perdieron los registros dentales. "Él ha rastreado otras fuentes para rayos X que hayan sido guardados electrónicamente", ilustró el artículo.

En las sesiones del comité especial, entre el fuego de 2017 y el de 2018, Wood no entró en detalles sobre su tarea, pero su tono, en general suave, ganó estridencia en algunas ocasiones. Por ejemplo, cuando discutir la reducción de los espacios forestales en riesgo se convirtió en un tema sin fin. "La gente se está muriendo", dijo, impaciente.

"No quiero estar aquí mismo, dentro de cinco años, cuando millones de hectáreas más se hayan quemado en California, y muchas, muchas más vidas se hayan perdido, pensando qué diablos estuvimos haciendo. Me disculpo por mi pasión. Pero este es mi distrito. Estos eran 44 de mis representados. Y murieron. Y no quiero ver que nadie más muera".

Jim Wood ayudó a identificar a las víctimas de Sonoma y Napa, en 2017, y de Camp Fire en 2018.
Jim Wood ayudó a identificar a las víctimas de Sonoma y Napa, en 2017, y de Camp Fire en 2018.

Sin embargo, fue cuestión de meses solamente, y volvió a verlo.

Como 16 de los últimos focos de fuego tuvieron que ver con equipo de la compañía de energía PG&E;, esa y otras empresas del sector han hecho intenso lobby sobre el comité de incendios forestales, por temor a cambios en las leyes de responsabilidad. Wood rechazó el aporte de campaña de PG&E;, de USD 1.000, por no sentirse cómodo en la tensión de intereses. Todavía no se conoce la causa de Camp Fire, pero la firma denunció problemas con su tendido en las afueras de Paradise poco antes de que comenzara la tragedia.

Wood quisiera que, mientras él sigue en su tarea penosa de identificar a las víctimas, el estado hiciera algo importante y rápido, pero admite que no se le ocurre qué. Los USD 1.000 millones de prevención votados poco antes provienen del fondo de compensación de gases del efecto invernadero, y el dentista forense quiere creer que ese es un camino posible: vincular las dos cuestiones.

El incendio Camp Fire fue el peor de la historia de California. (REUTERS/Stephen Lam)
El incendio Camp Fire fue el peor de la historia de California. (REUTERS/Stephen Lam)

"Todos los demás esfuerzos que hacemos para disminuir los gases del efecto invernadero, mediante la regulación para automóviles, camiones y empresas, se borran de un plumazo con estos incendios", dijo a The New Yorker. "Gastamos miles de millones de dólares en esos esfuerzos. ¿Por qué no gastamos aunque sea cantidades modestas en esto, que está deshaciendo todas nuestras buenas obras?"

Sólo el 2% de ese presupuesto va a la administración forestal; la mayor parte va a proyectos de tecnologías avanzadas, como desarrollo de energías renovables, pilas de combustible de hidrógeno y trenes de alta velocidad. Con un estado rico y una legislatura de mayoría demócrata y en general de acuerdo sobre el impacto del cambio climático en el agravamiento de los incendios forestales, todavía es difícil obtener fondos para la prevención de los desastres en áreas rurales, evaluó Wood.

"Sólo el 5% de la población ocupa el 95% de la masa territorial", dijo. "Así que tenemos que pelear mucho por cada dólar". Se trata, probablemente, del tema que se discutió con mayor agitación en Sacramento, dijo la publicación. Y mientras los debates continúan, Wood regresa a la morgue a contemplar un aspecto de los incendios que ningún otro legislador californiano conoce.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La inspiradora historia del enfermero de California que regresó al hospital entre las llamas y no ve razón para que lo llamen héroe

Incendios en California: suben a más de 1000 los desaparecidos y la cifra de muertos se eleva a 74