Último momento

Los detalles de la declaración indagatoria del empresario Marcelo Mindlin en la causa de los cuadernos

Marcelo Mindlin (Adrián Escandar)

El nombre de Marcelo Mindlin no aparece en las anotaciones del chofer Oscar Centeno a partir de las cuales se inició la causa judicial en la que fueron procesados ex funcionarios del kirchnerismo y varios de los empresarios más importantes del país.

Sin embargo, aparece la dirección del Grupo Pampa-el conglomerado que Mindlin dirige- en una anotación correspondiente al 14 de mayo de 2009. "Ministerio, lo lleve al ing. Ezequiel García y al licenciado Roberto Baratta a Bouchard 547 -Piso 26, donde subió el licenciado y lo esperamos con García en el 2do subsuelo; luego el licenciado bajó con dos bolsos lleno de dinero", escribió Centeno aquel día.

Los cuadernos de Centeno fueron revelados por el diario La Nación el 1 de agosto pasado. Pero recién el 10 de agosto se conoció, a partir de lo publicado por el periodista Alejandro Bercovich, que esa dirección correspondía a las oficinas de Mindlin.

El empresario importante en el área de energía compró en 2017 la constructora IECSA al primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, uno de los arrepentidos procesados por el juez Claudio Bonadio por pagar coimas.

El día de su declaración, Mindlin llegó temprano al juzgado de Bonadio y presentó un escrito. Infobae accedió a esa presentación y también al acta de indagatoria en la que el empresario contestó unas pocas preguntas relacionadas con el escrito.

En su presentación, Mindlin describió cómo funciona el Grupo Pampa. Qué empresas componían el conglomerado para la fecha en que Centeno dijo haber recolectado dinero con Roberto Baratta en la en la calle Bouchard y explicó como es el sistema energético en la Argentina.

Mindlin señaló: "Nunca participamos a lo largo de toda nuestra trayectoria empresarial (hasta el año 2017) en ninguna licitación para ser adjudicatarios de obra pública, ni concesionarios de transporte, ni de vialidad o de ninguna otra actividad relacionada con el sector público que fuere; ni fuimos proveedores o de cualquier manera contratistas ni para el Estado ni para terceros que contrataran directa o indirectamente con el Estado; ni hemos sido beneficiados con la entrega de activos del Estado, ni estuvimos asociados al Estado para adquirir activos".

Y agregó: "Pero además de ser el sector energético, en el cual desarrolla su actividad el Grupo Pampa, altamente regulado, nuestro crecimiento merced a la constitución, adquisición o fusión de empresas fue generado en el sector privado, pujando entre privados y sin tener que comprarle, venderle, proveer de bienes o servicios o contratar con el Estado. Debe resaltarse asimismo que las empresas del Grupo Pampa, que prestaban y prestan servicios públicos esenciales no se vieron beneficiadas con la entrega de subsidios, ni se beneficiaron con la suba de tarifas u otros beneficios, durante el período en el que supuestamente se nos habría visitado".

Mindlin se diferenció del resto de los empresarios involucrados en el Caso Cuadernos: "No haber participado de ninguna licitación pública a la época del período bajo investigación, y las peculiaridades del sector regulado energético, y en particular de las compañías del Grupo Pampa, nos colocan fuera del arco empresarial privado que V.S. investiga en autos".

Y concluyó: "Sumamente importante resulta resaltar además que ninguna otra de las personas indagadas o que hayan declarado como testigos, imputados colaboradores o arrepentidos en autos, me ha mencionado a mí o a alguna de las empresas que represento, por la simple y contundente razón de que no he participado en reunión alguna en la que se pudiere haber acordado realizar maniobras ilegales contra el Estado, o en connivencia con funcionarios públicos u hombres de negocios del sector privado".

Respecto de la anotación de Centeno, el empresario señaló: "Debo aclarar en primer lugar que niego absolutamente haber recibido en esa fecha al señor Baratta y, menos aún, haber dado cualquier tipo de beneficio a dicha persona o a cualquier otra para lograr algún provecho para mi persona o para las empresas del Grupo Pampa".

Y sostuvo: "En primer lugar, debe señalarse que el Sr. Centeno no anota ni a mi persona ni a ninguna empresa del Grupo Pampa y parece que ha sido minucioso en sus escritos sobre muchísimos otros viajes o visitas, más no en éste en particular; en definitiva si fuera cierto que hubiera estado donde describe, debe haber incurrido en un error respecto del piso al cual dice que habría concurrido el Sr. Baratta. Por otra parte, debe hacerse notar que las cocheras que corresponden al piso 26 y que eran utilizadas en aquella época por las empresas del Grupo Pampa, se encontraban-y aún se encuentran ubicadas- en el primer subsuelo y no en el segundo subsuelo donde dice haber estado el anotador. Hace también referencia al piso 26; al respecto debo decir que los números de las cocheras no se condicen con los números de piso, y además tienen carteles claramente visibles que indican a qué empresa corresponden. Esto es, la cochera 26 no se corresponde con el piso 26, todo lo cual resulta de fácil comprobación mediante una inspección ocular".

En su escrito, Mindlin sugiere que tal vez Baratta haya ido aquel día a oficinas de otras empresas que estaban en el edificio de Pampa: "No estoy en condiciones de negar o afirmar que en esa fecha y hora el señor Baratta se encontrara en el edificio en cuestión porque, además y como es sabido, el inmueble cuenta con 29 pisos en los que desarrollan sus actividades comerciales un sinnúmero de empresas (entre ellas se encuentra por ejemplo Aerolíneas Argentinas, que fue mencionada por el Sr. Centeno como empresa que fue visitada en varias ocasiones según los escritos que se le atribuyen), por lo cual no puede afirmarse si visitó o no el inmueble o a qué piso puede haber concurrido, cuestión que es ajena a mi incumbencia".
"Concretamente-cerró sus argumentos Mindlin-, de las anotaciones en dichos cuadernos no surge expresa o implícitamente ni mi nombre ni el de ninguna de las compañías que integraba como accionista o ejecutivo del Grupo Pampa".

Luego de presentar el escrito fue indagado por Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo. En la indagatoria se le pidieron más detalles del funcionamiento del sistema energético y sobre el final el fiscal quiso saber si algún ex funcionario le había pedido coimas. El empresario contestó: "No, aclaro que me reuní en innumerables oportunidades con el ministro De Vido, el Sr. Baratta y el Sr. Cameron por temas relacionados con la empresa y el sector eléctrico, pero siempre fue en el Ministerio". Julio De Vido era el ministro de Planificación, Daniel Cameron el secretario de Energía y Baratta el subsecretario de Coordinación que manejaba la relación con el empresariado del sector energértico.

Hace unos días, Baratta habló ante la Cámara Federal en la audiencia por la apelación del Caso Cuadernos. Allí destacó la valentía de algunos empresarios que no confesaron haber pagado coimas. "Tomo el ejemplo de Marcelo Mindlin, del grupo Pampa, que seguramente a pesar de las presiones dijo la verdad. Y declaró que nunca yo le había solicitado dinero y que nunca él me había entregado dinero", dijo Baratta.